BBC navigation

¿A dónde van a parar las pelotas de Wimbledon?

Última actualización: Viernes, 6 de julio de 2012

Las pelotas quedan blanditas después del torneo.

En el torneo de tenis de Wimbledon unas 50 pelotas "desaparecen en acción" todos los días.

Se las llevan de recuerdo los afortunados espectadores que las atajan, tras un raquetazo explosivo en los encuentros que aquí se juegan, dos semanas al año, todos los veranos.

Es un número ínfimo, si se piensa que cientos de pelotas - hasta 1.800 en en la fase preliminar el torneo - están en juego todos los días. Tampoco es ilegal, pero en el llamado "All England Club", con sus 150 años de tradición y sus estrictas reglas de etiqueta, está mal visto.

"En Gran Bretaña es una tradición que la pelota vuelva al juego. Pero nadie va a hacer un gran escándalo por eso", le dice a BBC Mundo el gerente de Distribución de Pelotas de Wimbledon, Brian Mardling.

Puede que no haya reprimendas, pero si uno quiere llevarse a casa este especial recuerdo, tiene que estar dispuesto a pagarlo con al menos un sonrojo. Con las cámaras de televisión siguiendo cada movimiento de la pelota, no es difícil precisar quién se la ha guardado en el bolsillo.

¿Y usted qué haría si el umpire (juez de silla) lo pilla y le dice "me devuelve la pelota, por favor"? Es algo que ocurre de hecho. "Es su responsabilidad inicial tratar de que se la regresen", explica Mardling.

Verdes y magulladas

Mardling, quien tiene 20 años de experiencia en el torneo y solía trabajar como umpire, está a cargo de ordenar la compra, recibir el despacho, almacenar y repartir las esféricas destinadas a recibir golpes por parte de lo más granado del llamado deporte blanco.

Estadísticas redondas

  • 54.000 pelotas se ordenan cada año para prácticas y juegos en el torneo de Wimbledon.
  • Entre 49.000 y 50.000 se utilizan efectivamente.
  • En las canchas exteriores, cada juego comienza con 22 tubos, de tres pelotas cada uno, para un total de 66.
  • En las principales, se usan 44 tubos, para 132 pelotas.
  • Si el juego se extiende a cinco sets, hay que llamar al depósito por más pelotas.
  • El total de pelotas en juego en un momento determinado es seis.

Fuente: Brian Hardling, gerente de Distribución de Pelotas en Wimbledon.

Las estadísticas las tiene muy claras (ver recuadro), a lo que quizás ayuda el hecho de que su trabajo de todos los días tiene que ver con contabilidad e impuestos. Para dedicarle tiempo a Wimbledon utiliza sus vacaciones anuales.

También sabe que las pelotas que se usan en el torneo "no son muy duras, porque después de que los jugadores les han estado pegando se reblandecen".

Siempre fiel a sus tradiciones, el All-England club no ha cambiado sus pelotas desde hace más de un siglo, aunque Mardling comenta que originalmente eran blancas. "Se volvieron verdes por la televisión", dice. La televisión a color, se entiende.

Así y todo, verdes y magulladas, los fanáticos del tenis les tienen gran aprecio. Todos los días, las pelotas que han estado en juego se recogen, se empaquetan y se venden en un kiosco de souvenirs.

Un tubo de tres pelotas, todas marcadas con el nombre y año del torneo, cuesta poco menos cinco dólares. Las ganancias son entregadas a una organización No Gubernamental local. "Nunca tenemos suficientes, siempre se agotan", dice el especialista en la materia.

Pelotas anónimas

Claro que no es lo mismo atrapar una esférica en pleno juego estelar que pagar a la salida por un tubo de pelotas anónimas.

"La gente pide las pelotas de ciertos juegos, pero es imposible separarlas. Así que nunca sabrás quién jugó con ellas. Pero es bonito pensar que uno tiene una que ha sido utilizada por su tenista favorito", señala Mardling.

Es posible que Mardling mismo se haya reservado para sí alguna de las empleadas por su deportista favorito, el estadounidense John McEnroe.

Y en otros torneos de Gran Slam...

  • En el Abierto de Estados Unidos, se estableció en 2005 el "derecho" de los espectadores a llevarse las pelotas que caigan en sus manos durante los partidos.
  • En el torneo se utilizan unas 60.000 pelotas, la mayoría de las cuales son recicladas en programas educativos y comunitarios
  • En el Abierto de Australia, cada día se emplean unas 2.000 pelotas, cada una de las cuales tiene una "vida útil" de seis juegos. Al finalizar el torneo, son recicladas por clubes menores u organizaciones de caridad.
  • La organización Roland Garros tiene un programa llamado de la "bola amarilla", por el cual recolecta las pelotas usadas durante el torneo y en toda Francia para reusarlas en la construcción de pisos para canchas deportivas. Se requieren 40.000 pelotas par crear 100 m2 de piso.

Pero es difícil extraerle esa información: haciendo honor a la parquedad británica, se guarda sus emociones y modera cada comentario sobre sí mismo, hasta hacerlo parecer sin importancia alguna.

A sus casi 65 años, juega en torneos internacionales de categoría senior, pero cuando se le pregunta sobre su pasión por el tenis devuelve "reveses" casi inexpresivos.

"He estado en cada Gran Slam, pero ahora no los sigo mucho", dice.

"No sé cuántas horas a la semana le dedico al tenis. Tal vez cuatro o cinco. Pero debido a mi trabajo y mi profesión, no tengo mucho tiempo para eso", añade, en tono casual.

Y menos ahora, en la fase final del torneo, en que las pelotas son menos, pero cada rebote cuenta más.

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.