La piedra sagrada que enfrenta a Venezuela y Alemania

Última actualización: Viernes, 29 de junio de 2012
Roca Kueka en Berlín

La piedra, de 30 toneladas, se encuentra en un céntrico parque de Berlín.

Las esculturas de Wolfgang von Schwarzenfeld que se encuentran en un céntrico parque de Berlín tienen el objetivo de promover la paz mundial, pero ahora, este alemán de 79 años, ve como una de ellas se ha convertido en el origen de una batalla diplomática entre Alemania y Venezuela.

Se trata de una roca de grandes dimensiones que, según Von Schwarzenfeld, le fue donada en 1998 por el expresidente venezolano Rafael Caldera y que la etnia venezolana de los pemón asegura les pertenece.

La piedra, de 30 toneladas de peso, fue extraída del Parque Nacional Canaima, cerca de la frontera con Brasil, en el estado de Bolívar, una zona habitada desde tiempos remotos por los pemones.

En Alemania fue tallada, pulida y expuesta como parte del proyecto Global Stone, un conjunto de piedras arqueológicas que se exhibe en el parque Tiergarten de Berlín.

El pueblo pemón la llama "Abuela Kueka" y la considera un miembro de su comunidad convertido en piedra.

La roca forma pareja con otra similar, llamada "Abuelo Kueka", que sigue en Canaima, y ambas son consideradas un símbolo del amor.

Manifestación

Manifestación de pemones en Caracas

La semana pasada un grupo de pemones se manifestó frente a la embajada de Alemania en Caracas.

La semana pasada un grupo de pemones, vestidos con trajes tradicionales, se manifestó frente a la embajada de Alemania en Caracas para pedir la vuelta "Abuela Kueca".

"En 1998, un supuesto científico alemán secuestró a nuestra Abuela Kueca sin el consentimiento del pueblo y las comunidades que ahí habitamos", dijo el portavoz de la etnia pemón, Melchor Flores, según reportó la agencia de noticias AFP.

El embajador alemán en Caracas, Georg-Clemens Dick, se comprometió a transmitir a Berlín "el interés" de los indígenas en que la piedra sea devuelta a Venezuela por un asunto de "espiritualidad", a la vez que dijo a los presentes que "nunca hubo intención de robo por parte de Alemania".

La manifestación de los indígenas se produjo unos días después de que la Asamblea Nacional de Venezuela aprobara un acuerdo para solicitar a Alemania la devolución de la piedra.

Esta misma semana, el gobierno alemán anunció que está buscando una solución amistosa al litigio.

"El Ministerio de Relaciones Exteriores está intentando encontrar una solución amistosa que satisfaga a todas las partes, a saber, el Estado de Venezuela y también la ciudad de Berlín", indicó el portavoz del ministerio, Andreas Peschke, según ínformó la agencia de noticias EFE.

Destacamos

Lo más compartido

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.