La mejor forma de proteger a los bebés del sol

Última actualización: Viernes, 29 de junio de 2012

Se nos dice que la mejor forma de proteger la piel de los daños que causa la radiación ultravioleta del sol es el uso de un filtro o protector solar.

Bebé en el sol

Los filtros solares no deben usarse en bebés menores de seis meses por el riesgo de irritación o alergia.

Pero una nueva recomendación de la Administración de Alimentos y Fármacos (FDA) de Estados Unidos señala que estas cremas no deben ser usadas en niños menores de seis meses.

Según el organismo, la piel de los bebés es mucho más delgada que la de los adultos o niños mayores y, por lo tanto, tienen más riesgo de que los compuestos de los filtros solares causen irritación o inflamación.

Lo mejor, dicen los expertos, es mantenerlos alejados del sol.

"El mejor enfoque es mantener a los infantes menores de seis meses fuera del sol" dice Hari Cheryl Sachs, pediatra de la FDA.

"Y evitar la exposición al sol entre las 10 de la mañana y las dos de la tarde, cuando los rayos ultravioleta (UV) del sol son más intensos" agrega.

Alergia e irritación

Se sabe que la radiación UV del sol daña la piel e incrementa el riesgo de desarrollar cáncer de piel.

La incidencia de la enfermedad, incluida la forma más peligrosa, el melanoma maligno, se ha triplicado en muchos países en los últimos 30 años.

Por eso las campañas de salud en muchos países han puesto de manifiesto la importancia de usar cremas o lociones con factores de protección solar o SPF, los cuales actúan como una capa protectora evitando que la radiación dañe la piel.

"El mejor enfoque es mantener a los infantes menores de seis meses fuera del sol "

Dra. Hari Cheryl Sachs

En el mercado hay una variedad de estos productos disponibles, incluidos los que están dirigidos específicamente a proteger a los niños.

Aunque algunos de estos productos recomiendan no usarlos en menores de seis meses, también se ha dicho que está bien utilizarlos si no hay otra forma de evitar la exposición del bebé al sol.

Las nuevas recomendaciones de la FDA intentan aclarar cuál es la mejor forma de proteger a estos niños.

Piel delgada

Según la doctora Sachs, la delgada piel de los bebés absorbe mucho más rápido los ingredientes químicos activos de los protectores solares.

Además, agrega, los bebés tienen una mayor proporción de superficie corporal en relación a su peso y esto significa que su exposición a los compuestos químicos de los protectores solares es mucho más grande que en niños mayores o adultos.

Y esto, dice la doctora Sachs, incrementa su riesgo de desarrollar reacciones alérgicas o inflamación.

"La mejor protección es mantener a su bebé en la sombra, si es posible" dice la pediatra.

"Si no hay una sombra natural, cree su propia sombra con una sombrilla o con el toldo del coche del niño".

Y si no hay forma de mantener al niño alejado del sol, la experta recomienda aplicar una pequeña cantidad de protector solar con un SPF de al menos 15, pero sólo en pequeñas áreas de la piel como las mejillas.

Desafío del verano

"Si nota que su bebé sufre una quemadura solar, aléjelo inmediatamente del sol y aplique compresas frías en las áreas afectadas"

FDA

Otros expertos recomiendan vestir a los bebés con ropa ligera de pantalones y mangas largas que les cubran piernas y brazos y sombreros de ala ancha que les proteja el cuello.

El cuello y las orejas, afirman los expertos, son zonas muy sensibles en el bebé.

En general, los padres deben estar conscientes que el sol del verano presenta un gran desafío para los bebés.

Además de los riesgos de las quemaduras solares, los niños pequeños tienen un alto riesgo de deshidratación con el calor excesivo.

Tal como señala la FDA "si nota que su bebé sufre una quemadura solar, aléjelo inmediatamente del sol y aplique compresas frías en las áreas afectadas".

Los niños mayores sí pueden usar filtros solares.

Se ha demostrado que aplicados adecuadamente estos protectores pueden evitar las quemaduras de sol, las cuales son un factor de riesgo importante en el desarrollo de cáncer de piel.

Un estudio publicado en Drug and Therapeutics Bulletin (DTB) del Reino Unido reveló que una persona que sufre cinco episodios de quemaduras solares en una década tendrá tres veces más riesgo de desarrollar melanoma maligno.

Contexto

Destacamos

Lo más compartido

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.