BBC navigation

La crisis política en Paraguay vista desde los países vecinos

Última actualización: Viernes, 29 de junio de 2012
Fernando Lugo

La mayoría de los gobiernos de la región condenaron la retirada del poder del expresidente.

La crisis que llevó a la destitución de Fernando Lugo tuvo una amplia repercusión en toda América Latina.

La mayoría de los gobiernos condenaron la retirada del poder del expresidente y decidieron que no hubo tiempo suficiente para que se defendiera de las acusaciones en el Congreso.

Algunos países han tomado medidas duras, como Venezuela, que suspendió el envío de petróleo a Paraguay. Otros, como Brasil, se han limitado a llamar a sus embajadores y todavía están evaluando cuáles medidas serían más adecuadas.

¿Cuál es la posición de cada país ante la crisis paraguaya?

Argentina y Bolivia - Vladimir Hernández

Cristina Fernández

El gobierno argentino fue el primer país en retirar a su embajador en Paraguay.

El gobierno argentino fue el primer país en retirar a su embajador en Paraguay, tras el nombramiento de Federico Franco como presidente interino.

La presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, condenó rápidamente el resultado de la votación en el Congreso y calificó el episodio como un golpe de Estado.

El Ministro de Relaciones Exteriores de Argentina fue uno de los enviados de la misión de Unasur a Asunción, para tratar de mediar en el Senado y evitar la destitución de Lugo.

En Argentina la crisis fue cubierta con bastante profundidad en la prensa y la televisión. Los principales periódicos enviaron corresponsales a la capital paraguaya. Los canales y estaciones de radio -en especial los que están alineados con el kirchnerismo- cubrieron el caso de Lugo de manera constante, diciendo que se trató de un golpe de Estado.

Una de las principales comunidades de inmigrantes en Argentina es la paraguaya.

Bolivia también se alineó con los demás gobiernos de la región, mientras enfrenta una crisis interna propia, en medio de una huelga de la policía.

El mandatario boliviano calificó la destitución de Lugo como golpe de Estado. Bolivia y Paraguay fueron fuertes opositores en la década de 1930.

clic Lea: "No hubo golpe ni quiebre institucional"

Brasil - João Fellet

Dilma Rousseff

El gobierno brasileño "no va a tomar medidas que perjudiquen al hermano pueblo de Paraguay".

El gobierno brasileño condenó la "expulsión inmediata de su cargo" y convocó al embajador para consultas en el Paraguay. Sin embargo, el Ministerio de Relaciones Exteriores dijo en un comunicado que el gobierno brasileño "no va a tomar medidas que perjudiquen al hermano pueblo de Paraguay".

La convocatoria del embajador brasileño para consultas, que en el protocolo diplomático indica un grave reproche a la decisión paraguaya, fue anunciada horas después de que Argentina adoptara la misma postura.

La caída de Lugo tuvo una repercusión favorable en la mayor parte de la "brasiguayos", que es como se les llama a los 350.000 brasileños y sus descendientes que comenzaron a emigrar a Paraguay en busca de tierras baratas en los años 60.

El primer presidente de izquierda en la historia reciente de Paraguay, Lugo, era visto por los brasiguayos y demás grandes terratenientes como un aliado de los campesinos sin tierra. De acuerdo a los brasiguayos agricultores, mientras permaneció en el cargo, estimuló las ocupaciones, que han causado una escalada de violencia en el campo.

clic Lea: Los 'brasiguayos', la voz del nuevo gobierno para seducir a Brasil

Chile - Rodrigo Bustamante

Sebastián Piñera

El gobierno del presidentePiñera tuvo una actitud que fue calificada como "prudente".

En Chile, la prensa ha seguido de cerca el proceso que condujo a la destitución de Fernando Lugo. Políticamente, las reacciones fueron variadas.

El gobierno del presidente Sebastián Piñera tuvo una actitud que fue calificada como "prudente" por los ministros, aunque también llamó a su embajador en Asunción, Cristian Maquieira, para realizar consultas.

La oposición chilena habló de golpe institucional y tomó una posición "más activa" que el gobierno. Sin embargo, el ministro de Relaciones Exteriores, Alfredo Moreno, destacó que Chile no tomará ninguna acción mientras los presidentes de la región no se pronuncien en la UNASUR y el Mercosur.

Ecuador - Paúl Mena Erazo

Rafael Correa

Correa dijo que no reconocería a ningún otro presidente paraguayo que no fuese Fernando Lugo.

El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, dijo que no reconocería a ningún otro presidente paraguayo que no fuese Fernando Lugo.

También dijo: "en ocho meses habrá elecciones en Paraguay. El gobierno que resulte de esas elecciones -si son transparentes y democráticas- será reconocido por el gobierno ecuatoriano".

El gobierno de Quito retiró a su embajador en Paraguay, Julio Prado. Para el gobierno ecuatoriano, la salida de Fernando Lugo es un claro golpe de Estado. Correa quiere que Unasur aplique la Carta Democrática que establece medidas en caso de una "ruptura de la democracia" en un país de la región.

Sectores de la oposición criticaron el hecho de que Ecuador rechace una "intervención extranjera" en países como Siria y Libia, pero ahora esté presionando a Paraguay.

Venezuela - Abraham Zamorano

Hugo Chávez

El presidente venezolano ordenó el retiro de su embajador en Asunción.

El presidente Hugo Chávez realizó duras críticas contra el nuevo gobierno paraguayo y calificó la destitución de Fernando Lugo como un golpe de Estado.

El mandatario llamó al nuevo presidente de Paraguay "usurpador".

"Para nosotros, Fernando Lugo todavía es el presidente de Paraguay. Nosotros no reconocemos a este gobierno", dijo Chávez.

El presidente venezolano también ordenó el retiro de su embajador en Asunción y suspendió el envío de 7.500 barriles diarios de petróleo a Paraguay.

"No vamos a apoyar este golpe de estado de ninguna forma, ni directa ni indirectamente", aseguró.

El candidato de la oposición a la presidencia de Venezuela, Henrique Capriles, dijo que no está de acuerdo con el juicio político que se está haciendo en Paraguay.

Los periódicos, muchos de ellos alineados con la oposición, sostuvieron que Lugo fue removido del poder de acuerdo a todos los marcos legales.

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.