BBC navigation

Las hormigas envían mensajes de emergencia

Última actualización: Jueves, 28 de junio de 2012
Hormigas cabezonas Pheidole megacephala intentando transportar un insecto

Las hormigas cabezonas responden en dos segundos al pedido de ayuda de una compañera.

Cuando se ven ante una fuente de alimento pesada y difícil de transportar, las hormigas cabezonas de Brasil utilizan mensajes químicos para pedir ayuda a sus compañeras, según un nuevo estudio.

Investigadores de la Universidad de Sussex, en Inglaterra, mostraron cómo una hormiga cabezona, Pheidole megacephala, que se encuentra ante un insecto muy grande o pesado, inmediatamente vuelve a su nido marcando el sendero mediante la secreción de potentes sustancias químicas denominadas feromonas.

En forma casi instantánea, cientos de hormigas acuden al lugar donde se encuentra la fuente de alimento para ayudar a transportarla.

Los científicos creen que estos senderos químicos son los más precisos y efectivos registrados hasta ahora en ninguna especie.

"Competencia feroz"

Sólo las hormigas y los seres humanos tienen la habilidad de organizarse en equipos para levantar y transportar objetos muy pesados.

"Cuando una hormiga encuentra algo delicioso, debe indicar el lugar a sus compañeras en forma muy rápida, porque la competencia en la selva es feroz"

Tom Czaczkes, Universidad de Sussex

Si bien otras especies de hormigas utilizan huellas químicas para organizarse en grupos de recolección de alimentos, la estrategia de las hormigas cabezonas es extraordinaria, según Tom Czaczkes, el investigador que dirigió el estudio y filmó a los animales en la selva en Brasil.

El sistema de comunicación es extremadamente preciso, de acuerdo al científico. "Cuando una hormiga encuentra algo delicioso, debe indicar el lugar a sus compañeras en forma muy rápida, porque la competencia en la selva es feroz".

"El sendero marcado por feromonas comienza a funcionar en forma inmediata. Todas las hormigas que reciben el mensaje se dirigen al sitio donde está la comida".

Apenas dos segundos

Hormiga cabezona, Pheidole megacephala Foto April Nobile, Antweb

Los investigadores dejaron comida fuera del nido de hormigas cabezonas y filmaron su reacción. Foto April Nobile, Antwebn Prad

Czaczkes y sus colegas dejaron diferentes alimentos fuera de un nido de hormigas y filmaron su reacción.

Cuando una hormiga exploradora encontraba el objeto trataba de moverlo y transportarlo. Cuando no lo lograba volvía a su nido marcando el camino con feromonas.

En apenas dos segundos, otras hormigas emergían del nido y comenzaban a seguir el sendero.

El olor intenso de las feromonas se disipa rápidamente y sólo dura cerca de seis minutos. Éste es un elemento crucial para no desperdiciar recursos, atrayendo hormigas a un sitio en el que ya no se encuentra la fuente de alimento.

"Esto es algo importante porque para una hormiga es peligroso estar fuera del nido", dijo Czaczkes.

El estudio fue publicado en la revista Behavioural Ecology and Sociobiology.

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.