BBC navigation

¿Están los banqueros por encima de la ley?

Última actualización: Viernes, 29 de junio de 2012
Bob Diamond

El director ejecutivo de Barclays, Bob Diamond, enfrenta llamados para que presente su renuncia.

Las malas prácticas de grandes bancos estadounidenses y europeos estuvieron detrás del estallido de la burbuja inmobiliaria y la consecuente crisis financiera que sigue sintiéndose a ambos lado del Atlántico.

Sin embargo, la percepción es que a la hora de determinar responsabilidades los directivos ejecutivos al frente de las entidades involucradas quedaron exentos de recibir todo el peso de la ley.

La situación hizo que millones de personas perdieran sus casas o quedaran fuertemente endeudadas.

A comienzos de febrero cinco de los principales bancos de EE.UU. acordaron pagarle al gobierno más de US$25.000 millones para resolver reclamos sobre abusos hipotecarios, pero ninguno de sus jefes fue a dar a la cárcel.

Esta semana, la reputación del sistema bancario sufrió un nuevo golpe con el anuncio de que la institución británica Barclays tendrá que pagar US$450 millones a las autoridades de Reino Unido y Estados Unidos por manipular la tasas de interés interbancario que afectan los costos de los préstamos para millones de clientes.

Pese a la presión para que presente su dimisión, el director ejecutivo de Barclays, Bob Diamond, decidió mantenerse en su cargo.

Al mismo tiempo, más allá de este último caso, los llamados para que los responsables de la crisis financiera sean enjuiciados se multiplican.

En declaraciones a la BBC Lord Myners, quien se desempeñó como ministro de la City en el pasado gobierno laborista, dijo que "estas conductas no se detendrán hasta que las personas que las cometen o son responsables de supervisarlas enfrenten posibles cargos penales y prisión".

clic Lea también: El dilema de la regulación de la banca

El exvicedirector de la bolsa de París y presidente de la consultora Ética Soluciones Financieras, Francisco Álvarez, señaló a BBC Mundo que los banqueros no deberían recibir un trato distinto.

"Hay que analizar caso por caso y llegar hasta el final y si efectivamente hay uso indebido o ha habido engaño hay que aplicar la ley como se hace normalmente para cualquier empresa. Existe para las empresas lo que se llama el delito societario. La ley existe. Parece ser que a las entidades financieras y directivos no se les puede aplicar. Claro que sí. Es una realidad que debe ser igual para todos".

Relación "especial"

"El dinero que los bancos utilizan es dinero de sus clientes y la impresión que uno tiene muy a menudo es que los bancos lo utilizan como si fuese de ellos"

Francisco Álvarez, presidente de la consultora Etica Soluciones Financieras

¿Pero hasta donde deben llegar las responsabilidades en casos como el de Barclays? Sir Martin Taylor, un exdirector ejecutivo del banco, apuntó que "es difícil pensar que una política que parece tan sistemática no fuera conocida cerca del más alto nivel".

Sin embargo, Taylor planteó la posibilidad de que fuese el mismo Diamond quien estuviese a cargo de restaurar la reputación del banco. "Realmente es un asunto que tiene que decidir la junta directiva. Él es un gran líder. Si es él quien puede ayudar a limpiar los establos sólo la junta directiva puede decidirlo".

Sus palabras nuevamente llevan a pensar en que los jefes de entidades bancarias parecerían estar en una situación diferente al común de la gente.

"Creo que hay una relación entre los poderes públicos, los gobiernos y los bancos un poco especial en el sentido que evidentemente muchos gobiernos, particularmente el gobierno español, necesitan emitir deuda y esa deuda finalmente la compran los bancos", apunta Álvarez.

"Eso crea una relación extraña que puede hacer pensar que estos gestores bancarios se encuentran en una situación de privilegio".

Dinero del público

"(Bob Diamond) Es un gran líder. Si es él quien puede ayudar a limpiar los establos sólo la junta directiva puede decidirlo"

Sir Martin Taylor, ex director ejecutivo de Barclays

Los reguladores estadounidenses y británicos dijeron que Barclays había mentido sobre el coste de tomar dinero prestado en un intento por aumentar su beneficio y por dar una imagen de mayor seguridad.

Y parece que Barclays no fue el único. Otras entidades investigadas por manipular tasas de interés incluirían a Citigroup, JP Morgan, Deutsche Bank, HSBC y Royal Bank of Scotland.

Para Álvarez "la averiguación debe hacerse a fondo, tanto a nivel privado con respecto a los clientes como en cuanto a las ayudas públicas, porque se está utilizando un dinero que no pertenece a las entidades financieras".

"El dinero que los bancos utilizan es dinero de sus clientes y la impresión que uno tiene muy a menudo es que los bancos lo utilizan como si fuese de ellos. No es su dinero y los directivos a cualquier nivel deben estar conscientes de eso y la prueba es que cuando estas entidades financieras llegan hacer las cosas mal, una vez más es el dinero público el que les salva la cara".

clic Lea también: España: cuando los vecinos se enfrentan a los bancos

En ese sentido el editor de negocios de la BBC, Robert Peston, comenta que justamente la forma como los bancos de todas las economías desarrolladas consiguen financiamiento se ha vuelto "horrorosamente disfuncional".

"Los bancos del Reino Unido y EE.UU., así como también los de Europa continental, están encontrando más dificultades para recaudar dinero de fuentes convencionales comerciales y se han vuelto excesivamente dependientes de los préstamos de los bancos centrales", señaló Peston.

En este sentido va el acuerdo presentado este viernes por la Unión Europea, que abre la puerta a la financiación directa de los bancos a través de un fondo comunitario.

En medio de la crisis, Islandia fue el único país que encarceló a muchos de los banqueros responsables de hacer préstamos fraudulentos.

clic Lea también: ¿Y si se cierran los bancos?

Álvarez apunta que si bien esas acciones son loables es una decisión aislada de un país pequeño y autónomo.

"Este tipo de medidas es más difícil que se puedan poner en marcha en un país que, por ejemplo, comparta el euro. Sí deberíamos tomar el ejemplo y hacerlo de manera coordinada entre los diferentes gobiernos que tienen la moneda única".

Sin embargo, señala el experto, para eso se necesitaría una mayor voluntad política.

Contexto

En fotos

Destacamos

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.