El embarazo, amenaza de muerte para millones de adolescentes

Última actualización: Miércoles, 27 de junio de 2012
Mujer en África

Los países con tasas más altas de mortalidad infantil tienen también índices de fertilidad elevados.

El embarazo es la principal causa de muerte para las adolescentes de todo el mundo, cobrándose la vida de miles de ellas cada año o dejándolas gravemente enfermas, según denuncia la organización defensora de los derechos de la infancia Save the Children.

Puede resultar paradójico que el proceso por el que un ser nace a la vida se califique como el "mayor causante de la muerte de adolescentes" en el mundo, pero las cifras hablan por sí solas.

Los embarazos y partos causan anualmente el fallecimiento o serias lesiones a un millón de adolescentes, la mayor parte de ellas jóvenes de escasos recursos, con un difícil acceso a la educación y residentes en países en desarrollo.

El informe de Save the Children "El derecho de toda mujer: cómo la planificación familiar salva vidas de niños" muestra una realidad desoladora, pero al mismo tiempo ofrece algunos mecanismos para intentar revertir la situación.

Embarazos prematuros y consecutivos

La raíz del problema, dice Save the Children, está en la falta de acceso a métodos anticonceptivos y la poca planificación familiar que reina en muchos países, generalmente los más poblados del planeta.

Niñas y adolescentes de entre 15 y 18 años de edad se casan y quedan embarazadas poco después del matrimonio, cuando sus cuerpos aún no están preparados para gestar una vida.

No sólo eso. También el hecho de que se produzca otro embarazo demasiado pronto después de un parto, es peligroso tanto para la madre como para el bebé.

"El cuerpo de estas jóvenes no está preparado, pueden desarrollar fístulas por un parto prolongado"

George Kijana, director de proyectos de Save the Children en Liberia

Según la organización, es cuestión de facilitar a las mujeres la elección sobre cuándo se quieren quedar embarazadas y cuánto tiempo quieren dejar pasar entre un embarazo y otro.

Permitir el acceso de las mujeres a la planificación familiar de manera que puedan retrasar la concepción por lo menos tres años después de haber dado a luz reduce el riesgo de complicaciones para la madre y el niño, y puede salvar hasta 1,8 millones de vidas cada año.

Pero la realidad indica que cerca de 222 millones de mujeres de todo el mundo que no desean quedarse embarazadas, no tienen acceso a la contracepción.

Complicaciones médicas

Este año, se calcula que habrá cerca de 80 millones de embarazos sin atender o mal planificados en los países en desarrollo.

Datos para reflejar una realidad

  • Globalmente, una de cada cinco niñas habrá sido madre antes de los 18 años.
  • Niñas que tienen niños: las complicaciones de un embarazo son la primera causa de muerte entre niñas y adolescentes de entre 15 y 19 años en el mundo.
  • Cada año, 50.000 adolescentes y jóvenes mueren durante el embarazo o el parto, en muchos casos porque sus cuerpos no están listos para gestar bebés.
  • El riesgo de una mujer de morir por causas relacionadas con la maternidad es de 1 entre 3.800 en los países desarrollados pero de 1 entre 150 en los países en desarrollo.
  • Una encuesta nacional en Nigeria en 2005 constató que casi un tercio de las mujeres creía que ciertos métodos anticonceptivos podían causar infertilidad femenina.
  • Cada US$1 que se invierte en planificación familiar ahorra al menos US$4 que se gastarían en complicaciones relacionadas con el embarazo.
  • El riesgo de muerte para los recién nacidos aumenta un 60% si la madre tiene menos de 18 años, comparado con los bebés que nacen de mujeres mayores de 19 años.
  • 10 millones es el número estimado de chicas menores de 18 años que se casan cada año, el equivalente a 25.000 cada día.

La corresponsal de la BBC Emily Buchanan explica que en una clínica de una región pobre en el norte de Liberia un tercio de todos los bebés que nacen tienen madres de entre 15 y 19 años. Algunas no superan los 13.

Uno de los directores de proyecto de Save the Children en el lugar, George Kijana, le dijo a la BBC que estas madres tan jóvenes están expuestas a muchas complicaciones médicas.

"El cuerpo de estas jóvenes no está preparado, pueden desarrollar fístulas por un parto prolongado", lamenta. Una fístula causa mucho dolor e incontinencia y las niñas a menudo son relegadas al ostracismo por parte de sus familias.

Sus bebés también corren más riesgos, añade Kijana, que explica que tienen más opciones de morir si la madre es menor de 18 años.

Durante años, los programas de planificación familiar han luchado para encontrar financiación y apoyo a sus programas, al tiempo que la derecha religiosa de muchos países, y no todos ellos desfavorecidos, se ha opuesto a estas iniciativas.

Esfuerzos internacionales

Líderes internacionales se encontrarán en Londres el mes que viene para una conferencia sobre planificación familiar en la que el gobierno británico y la Fundación Bill y Melinda Gates serán los anfitriones.

Además, la agencia estadounidense de ayuda al desarrollo USAID, en cooperación con los gobiernos de India y Etiopía, ha hecho un llamado global a la acción para poner fin, en una generación, a las muertes evitables de niños.

Save the Children llama a los legisladores a respaldar este audaz objetivo y valora la planificación familiar como parte clave de la solución junto con otras inversiones en salud, nutrición y educación para niñas.

Satisfacer la necesidad global de contracepción puede prevenir el 30% de muertes maternas y el 20% de muertes de recién nacidos en los países en desarrollo, además de salvar potencialmente 649.000 vidas al año.

Contexto

Destacamos

Lo más compartido

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.