BBC navigation

La primera victoria de los jóvenes indocumentados en EE.UU.

Última actualización: Domingo, 17 de junio de 2012
Graduación de estudiantes indocumentados en California

Se estima que la nueva política puede afectar hasta a 800.000 personas.

Cuando José Salcedo se enteró de que el gobierno de Barack Obama había decidido suspender por dos años las deportaciones de ciertos jóvenes inmigrantes indocumentados y abrirles el camino para la solicitud de permisos de trabajo, se reunió con sus amigos para celebrar.

"El viernes fue un día muy especial y muy feliz para nosotros, para las expectativas y los sueños que tenemos", le dijo a BBC Mundo este estudiante universitario indocumentado de origen colombiano que vive en Miami.

Según el plan, aquellos inmigrantes indocumentados entre los 16 y 30 años que hayan vivido por lo menos cinco años consecutivos en Estados Unidos pueden continuar en el país y solicitar permisos de trabajo.

Por eso, José y sus amigos creen que podrán optar a uno de ellos y ya sueñan cómo el simple hecho de obtener una licencia de conducir -que en EE.UU. sirve también de documento de identidad- podrá cambiar su vida.

"Cuando tengamos la licencia nos vamos a manejar por todo el país y vamos a entrar a una discoteca sin tener el miedo de que me van a pedir la licencia y no la tengo", explica Salcedo quien señala que ya no tendrá que emplear el doble de tiempo para viajar en autobús o bicicleta y podrá trabajar por "un salario justo".

Pero sobre todo cree que su vida cambiará porque no tendrá que despertarse todos los días con la idea de que pueden mandarle a un país -Colombia- de donde se fue con nueve años y que, dice, casi no conoce.

Primer paso

José Salcedo

Para José Salcedo, esta nueva política es sólo el primer paso.

A jóvenes como José se refería Obama cuando explicó a quién beneficiaría la medida.

"Son estadounidenses de corazón", explicó el presidente que argumentó que no es justo expulsar a cientos de miles de jóvenes con talento que están integrados a la sociedad, completaron o están completando sus estudios secundarios y universitarios y tienen muy pocos vínculos con los países que dejaron atrás.

Por eso, este estudiante de Relaciones Internacionales de 21 años, ve este cambio en la política migratoria como "una victoria entre tantas cosas que pasan de leyes contra los inmigrantes".

Pero advierte que es "sólo el primer paso". "No nos da estatus legal. Queremos seguir trabajando porque sin estatus no vamos a llegar a nada, vamos a seguir siendo invisibles".

El DREAM Act, el premio gordo"

Criterio para ser elegible a la nueva inciativa

  • Haber llegado a EE.UU. antes de los 16 años
  • Residencia en el país por cinco años consecutivos
  • Ser estudiante o haberse graduado de secundaria o haber servido honorablemente en el ejército
  • No tener expediente criminal
  • Ser menor de 30 años

En eso coincide Juan Escalante, un estudiante universitario indocumentado de 23 años y origen venezolano que vive en Tallahassee (Florida).

"No nos podemos quedar dormidos. En dos años puede que nos quedemos otra vez sin nada", advierte.

Y es que la secretaria de Seguridad Interior, Janet Napolitano, explicó que el cambio de política no prevé un camino hacia un estatus legal permanente ni ciudadanía.

La nueva norma "básicamente da un poco de calma porque ya sabemos que no nos pueden deportar por los próximos años y un poco de esperanza porque tenemos un presidente que dio un paso adelante para asegurar que su promesa de una reforma migratoria se puede ver con otro tipo de luz ya que históricamente él -Obama- tiene el récord de deportaciones en la historia de este país", apunta Escalante que también es portavoz de la organización Dreamactivist.

Sin embargo, considera que esto es sólo una "victoria pequeña" ya que para él el DREAM Act -un proyecto que legalizaría la situación de los estudiantes que llegaron al país de forma irregular cuando eran menores- es "el premio gordo".

"Mientras tanto tenemos esto y creo que va a servir como una herramienta, una buena espada para que la gente ya no tenga miedo, se una más y se administre mejor para la causa del DREAM Act y la reforma migratoria", concluye.

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.