La placa dental y el riesgo de cáncer

Última actualización: Lunes, 11 de junio de 2012

La placa dental, una película fina de bacteria que se forma en y entre los dientes por la falta de higiene oral, está vinculada a un mayor riesgo de morir prematuramente por cáncer, revela una investigación.

Cepillado dental

La placa dental es acumulación de bacteria causada por la falta de higiene oral.

El estudio llevado a cabo en Suecia siguió a 1.400 adultos sanos durante 24 años.

Y encontró que la placa dental persistente incrementaba en 79% el riesgo de muerte prematura, incluso tomando en cuenta otros factores de riesgo importantes, afirma la investigación publicada en BMJ Open (Revista Médica Británica).

La placa dental, la acumulación de bacteria que cubre la superficie de la dentadura y los espacios entre los dientes y las encías, es causada por la falta de una buena higiene oral.

Con el tiempo esta acumulación conduce a inflamación e infección de las encías, llamada gingivitis, que a su vez puede llevar a una periodontitis, con la pérdida potencial de dientes.

Inflamación

Estudios pasados han demostrado que la infección e inflamación que produce este trastorno puede llevar a otros problemas de salud.

Se piensa, por ejemplo, que la inflamación que causa la placa dental está asociada a unos cinco tipos de cáncer y a enfermedad cardiovascular.

La doctora Birgitta Söder y su equipo del Instituto Karolinska en Estocolmo querían ver si la cantidad de placa dental de un adulto estaba vinculada a su riesgo de desarrollar cáncer y morir prematuramente por la enfermedad.

En la investigación participaron 1.390 adultos sanos que tenían entre 30 y 40 años al inicio del estudio que duró 24 años, de 1985 a 2009.

Al comenzar todos los participantes fueron sometidos a un análisis clínico oral y respondieron cuestionarios sobre su estado socioeconómico y hábitos de salud, como tabaquismo.

Durante el período de estudio se llevaron a cabo registros de la salud oral y general de los sujetos.

Se midieron los niveles de placa dental, sarro, enfermedad de las encías y pérdida de dientes.

Según los investigadores, ninguno de los participantes tenía enfermedad de las encías, pero sí se encontraron "niveles sustanciales" de placa en la superficie de los dientes.

"Nuestra hipótesis se confirmó con el hallazgo de que una mala higiene oral, que se refleja en la cantidad de placa dental, está asociada con un incremento en la mortalidad de cáncer"

BMJ Open

Al final de la investigación, en 2009, 4,2% de los participantes habían muerto y las edades promedio de muerte eran de 61 años en las mujeres y 60 los hombres.

Según los científicos, la muerte a estas edades es considerada prematura porque en promedio se espera que en ese país una mujer viva 13 años más y un hombre 8,5 años más.

Tal como señalan los autores, "el índice de la placa dental en los que habían muerto era más alta del índice de los supervivientes".

Entre los que habían muerto se observó que la placa dental cubría el área de las encías, mientras que el los supervivientes, la encía sólo estaba "parcialmente cubierta" con placa.

Los científicos tomaron en cuenta otros factores de riesgo asociados a la muerte prematura, como un nivel socioeconómico y educacional más bajo, tabaquismo y frecuencia de visitas al dentista.

Y aún considerando estos factores, dicen, "la asociación observada entre la edad, género, cantidad de placa dental y muerte prematura siguió siendo muy fuerte".

Los autores advierten, sin embargo, que el estudio está basado en observaciones y no se puede establecer un vínculo definitivo entre la placa dental y la muerte prematura.

Por eso es necesario llevar a cabo más investigaciones para comprobar la asociación.

"Nuestra hipótesis se confirmó con el hallazgo de que una mala higiene oral, que se refleja en la cantidad de placa dental, está asociada con un incremento en la mortalidad de cáncer" expresan los autores.

"Ahora se requieren más estudios para determinar si hay un elemento causal en la asociación observada" agregan.

Contexto

Destacamos

Lo más compartido

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.