BBC navigation

En México, la televisión también vota

Última actualización: Miércoles, 13 de junio de 2012

Muchos denuncian la falta de objetividad de la agenda informativa ofrecida en TV.

Hace varias décadas, Emilio Azcárraga Milmo dijo que su empresa Televisa, la principal cadena de televisión de México, era "un soldado" del Partido Revolucionario Institucional (PRI), que gobernó al país durante 70 años.

Hoy la situación ha cambiado. Televisa y Televisión Azteca, las principales televisoras mexicanas, se han convertido en uno de los actores más influyentes en la vida política, coinciden analistas.

En México, como en otros países, la mayoría de los ciudadanos se informan a través de la televisión abierta. Y las dos compañías televisoras acaparan el 90% de la audiencia del país.

Una concentración que ya ha causado problemas, le dice a BBC Mundo Aleida Calleja, presidenta de la independiente Asociación Mexicana de Derecho a la Información (Amedi).

En su última visita al país, los relatores especiales para la libertad de expresión de Naciones Unidas y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos advirtieron que la gran concentración de medios en México ponía en riesgo el debate democrático, recuerda la activista.

"Las televisoras tienen la capacidad de controlar la agenda informativa, son un poder fáctico", insiste Calleja,.

"Han sido un factor importante para impedir que sectores de la población se expresen".

Debate

El poder de las cadenas de televisión no ha mermado con el relevo en los partidos de gobierno. Según el periodista Jenaro Villamil, casi desde su fundación Televisa había permanecido cercana a los gobiernos del PRI, pero en 2000, cuando el partido perdió la presidencia ante el candidato del partido PAN, Vicente Fox, el poder de la empresa se mantuvo, añade Villamil.

"No te puedes explicar el poder de Televisa sin recordar el monopolio de poder que tuvo el PRI", dice el comunicador a BBC Mundo. Sin embargo, señala, "Cuando ese partido pierde el poder, la empresa sigue siendo lo que era".

Enrique Peña Nieto

Algunas fuentes apuntan que hubo un pacto entre Peña Nieto y Televisa.

A partir de algunos documentos, Villamil, reportero de la revista Proceso, ha alegado desde 2005 que existe un acuerdo entre la televisora y el entonces gobernador del estado de Mexico, Enrique Peña Nieto, para impulsar su imagen en el país y ayudarle a convertirse en candidato presidencial por el PRI.

Televisa y el ex gobernador han negado reiteradamente esa información. "El cálculo es mentiroso, un engaño, ya que sería tanto como suponer que el gobernador Enrique Peña Nieto se ha venido promocionando en televisión, año con año, más que todos los candidatos de todos los partidos a todos los puestos de elección popular", señala Televisa en un desplegado publicado en 2011.

En un comunicado emitido recientemente, la empresa insiste en que las versiones del presunto apoyo al candidato del PRI se basan es "un material apócrifo que ha sido reiteradamente publicado y desmentido".

¿Realmente pueden las televisoras influir en el resultado de la actual elección presidencial?

No, le dice a BBC Mundo el especialista Mario Campos. "La televisión es un factor en la construcción de la imagen de los candidatos, pero no en la última etapa de la campaña", explica.

"En este proceso existen algunos contrapesos interesantes, como las redes sociales, y aunque no tienen el alcance de la televisión, sí hay más personas en ellas que lectores de periódicos".

Ahora, insiste, "hay incentivos y frenos para que las televisión no sesgue la cobertura".

Telebancada

Manifestante del movimiento #YoSoy132

Algunos se preguntan si se puede controlar la influencia política de las dos grandes empresas de televisión mexicanas.

Ciertamente, la influencia de la televisión en la vida social y política de México no es nueva, recuerda la presidenta de Amedi.

Un ejemplo es la cobertura realizada a las masacres de estudiantes de 1968 y 1971, cuando se cerró el espacio noticioso a las víctimas.

La situación se hizo más notoria cuando el PRI perdió la presidencia del país en 2000. A partir de ese momento la influencia de las televisoras aumentó considerablemente, asegura la analista.

La presidenta de Amedi señala que, por ejemplo, los partidos políticos han postulado al Congreso a una veintena de personas vinculadas a las televisoras.

El grupo, conocido como "la telebancada", podría buscar la cancelación de la reforma electoral de 2007 que prohíbe a ciudadanos y partidos políticos comprar espacio en la televisión para hacer propaganda.

¿Se puede controlar la influencia política de las televisoras?

"Es difícil ponerle un alto", responde Aleida Calleja. "La sanción ciudadana como la que vemos ahora es una posibilidad, pero no sabemos cuánto dure. Si no es por la vía de las leyes y el estado de derecho va a ser muy complicado".

clic Lea: ¿Quiénes son los #132 de México?

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.