La elección de un Papa, en las manos de un niño

  • 29 octubre 2012
Iglesia copta
Alrededor del 10% de los 80 millones de egipcios se reconoce coptos.

Encabeza una de las ramas más viejas del cristianismo pero es designado por un niño. Y tendrá que jugar un papel muy delicado en el nuevo equilibrio de poderes que se está conformando en Egipto.

De una lista de cinco candidatos a convertirse en el 119° Patriarca de la Iglesia Ortodoxa Copta -la principal minoría cristiana del país- y sucesor del papa Shenouda III, fallecido en marzo, este lunes se conocieron los nombres de los tres religiosos que podrían ocupar el puesto.

Los obispos Rafael y Tauadros, y el monje Rafael Ava Mina fueron los escogidos en una votación en la que participaron cientos de religiosos de distintas regiones del país.

Luego, el 4 de noviembre, un niño elegirá a ciegas a uno de los nombres escritos en tres papeles colocados en una caja en el altar de la Catedral Copta de San Marcos, en El Cairo.

Quien sea designado desempeñará un papel central en la establecimiento de la posición de esa comunidad en Egipto tras el derrocamiento del presidente Hosni Mubarak, el año pasado.

También puede que se encuentre en una posición difícil frente a los Hermanos Musulmanes y los salafistas en la defensa de los derechos religiosos y la seguridad del 10% de los 80 millones de egipcios que se reconoce coptos, como explicó a BBC Mundo la especialista en asuntos religiosos María Asunción Lucio Díez.

El nuevo Papa de los coptos, unos 16 millones en todo el mundo, será entronizado el 18 de noviembre.

La muerte, a los 88 años, de Shenouda III el 17 de marzo pasado, tras cuatro décadas al frente de esta Iglesia, añade la experta, "dejó a esa minoría sin su principal figura y líder espiritual en momentos en un momento muy delicado", agrega.

Víctimas de ataques violentos recientes, muchos integrantes de una comunidad tradicionalmente discreta temen al auge de un islam político "aunque el aumento de la falta de la seguridad es un tema que preocupa por igual a musulmanes y cristianos", explica Lucio Díez.

El nuevo Papa se enfrenta a la tarea de tranquilizar a la comunidad copta luego del resurgimiento islamista en Egipto a manos de los Hermanos Musulmanes.

Muchos coptos jóvenes, explican corresponsales, están en busca de un líder que pueda ayudar a redefinir el papel de su comunidad en una era de rápida evolución tras la caída de Mubarak.

"Sacra elección a suertes"

Cuerpo de Shenouda III
Shenouda III falleció el 17 de marzo pasado.

La elección del líder de una de las comunidades eclesiales más antiguas del cristianismo se puso en marcha con la muerte de Shenouda III.

Un cónclave se encargó de designar a los candidatos mediante una lista que luego quedaría reducida a tres nombres que se escriben en papeletas.

En una misa solemne, en lo que se conoce como "sacra elección a suertes", un niño -con los ojos vendados- escoge de una urna de plata el papel con el nombre del nuevo líder.

La tradición "está basada en la idea que es Dios quien elige a través de una mano inocente", explica Lucio Díez.

De acuerdo con la tradición, el evangelista Marcos llevó el cristianismo a Egipto, por lo que se considera el fundador de la iglesia copta.

Además de en Egipto, esa denominación tiene seguidores en Etiopía, América del Norte y Europa.