El fiscal argentino que puede pasar del genocidio al fútbol

Última actualización: Miércoles, 13 de junio de 2012
Moreno Ocampo

Moreno Ocampo se convirtió en 2003 en el primer fiscal de la CPI.

Cuando el argentino Luis Moreno Ocampo salga el viernes 15 de junio por la puerta de la Corte Penal Internacional (CPI), en La Haya, no sólo dejará su cargo como fiscal general, sino también un veredicto de culpabilidad, 15 casos en siete países, 766 empleados, más de US$900 millones en gastos y varias críticas en su contra.

Cuando entró por esa misma puerta por primera vez, el 16 de junio de 2003, él recuerda que había seis pisos vacíos y tres empleados. A eso se suman más de 200 quejas listas para revisar y una superpotencia, Estados Unidos, que tenía dudas sobre esa incipiente corte internacional.

Ahora, este abogado de 60 años puede dar un giro si decide dejar las investigaciones sobre crímenes de guerra y genocidio para aceptar la nominación de un comité que orienta a la FIFA, el ente rector del fútbol global, con el objetivo de evitar la corrupción en el organismo.

Él no lo confirma. Dice que es muy temprano para hablar. Pero tampoco cierra la puerta.

¿Qué le espera a Moreno Ocampo? BBC Mundo se lo preguntó directamente.

Fútbol y crimen organizado

"La corrupción es un fenómeno global y la FIFA es una organización interesante", dice el argentino desde Nueva York, donde presentó un informe ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

Omar al Bashir

La CPI emitió dos órdenes de arresto contra Omar al-Bashir, el presidente de Sudán.

"Un comité que asesora a la FIFA sobre cómo reorganizarse recomendó mi nombre para liderar el comité de ética. La FIFA ahora tiene que decidir si ofrecerme algo y luego podemos discutir".

"No estoy diciendo que sí o que no", enfatiza. "Pero en cualquier caso no sería un trabajo de tiempo completo".

La entidad futbolística ha estado envuelta en escándalos de corrupción, por lo que está en marcha una reorganización estructural.

Moreno Ocampo mantiene que esa es sólo una de sus posibilidades y que, más bien, quiere trabajar como abogado en Nueva York y abordar casos de crimen organizado transnacional.

"La piratería en Somalia, (las situaciones en) Centroamérica, México y Colombia son típicos problemas regionales de crimen organizado que requieren de un enfoque diferente. Y sí, estoy discutiendo cómo ayudar en estas áreas".

Un navegante sin mapa

Lejos del mundo del fútbol, el fiscal argentino prefiere hablar de su labor al frente de la CPI.

"Mi misión fue crear una institución de cero", asegura. "Yo tuve que cruzar el mar sin un mapa".

La CPI en pocas palabras

  • Creada en 2002 con base en La Haya, Holanda.
  • 121 países firmaron el Estatuto de Roma, la base de la CPI.
  • Tiene jurisdicción sobre crímenes de guerra, crímenes contra la humanidad, genocidio y el crimen de agresión.
  • El primer fiscal fue Luis Moreno Ocampo y tiene 18 jueces.
  • Tiene 15 casos en siete países africanos.
  • Ha entregado un veredicto de culpabilidad.
  • Tiene cinco personas detenidas y hay 11 sospechosos en libertad.
  • Su presupuesto para 2012 es de US$136 millones.

Fuente: La Corte Hoy (actualizado el 30 de mayo de 2012)

Y agrega: "Creamos una institución y hemos estado involucrados de maneras diferentes en todos los conflictos del mundo en los últimos nueve años", desde Irak hasta Libia.

Hoy, la CPI tiene casos abiertos en siete países, todos africanos. Además ha dado de qué hablar en los últimos meses por tres noticias.

En diciembre apareció por primera vez un exjefe de Estado ante la CPI, el marfileño Laurent Gbagbo. Luego, en marzo, se anunció el primer veredicto de culpabilidad, contra el líder rebelde congoleño Thomas Lubanga.

Y más importante, la CPI se consolidó durante el conflicto en Libia, no sólo por las órdenes de arresto contra Muamar Gadafi y su hijo, Saif al-Islam, sino porque su intervención fue ordenada por el Consejo de Seguridad de manera unánime, lo que fue analizado como el creciente peso de esta corte.

clic Lea también: Por qué la Corte Penal Internacional sólo parece juzgar a africanos

Dinero y veredictos

Pero a la par de sus investigaciones, también han sido más evidentes las críticas en contra de la Corte.

La primera es financiera: en diez años ha gastado cerca de US$900 millones y ha logrado un veredicto.

Moreno Ocampo hace énfasis en otras cifras y dice que la CPI cuesta menos que el sistema judicial de una ciudad como Boston y que como la corte protege a 2.400 millones de personas, el costo de la corte por cada una de esas personas es mínimo.

Thomas Lubanga

El primer veredicto de culpabilidad de la CPI fue contra Thomas Lubanga.

"Así que nosotros somos muy baratos", le dice a BBC Mundo.

La segunda es la posibilidad de que haya un sesgo porque los casos abiertos son únicamente africanos (aunque hay investigaciones preliminares en países como Colombia, Honduras y Afganistán).

"Yo tengo dos tareas: no abrir una investigación cuando los países están investigando, como en Colombia, y comenzar investigaciones cuando no, como en RD Congo, Uganda, Kenia, República Centroafricana, Darfur, Costa de Marfil y Libia".

"Esto no es un sesgo. Es una coartada del presidente (de Sudán) Omar al-Bashir para negar el genocidio, y es exitosa".

El mandatario sudanés acusa al fiscal de crear una "campaña de mentiras" y de comportarse como un "activista político y no como un profesional del derecho", como dijo en una entrevista al diario inglés The Guardian.

El caso de al-Bashir es, también, un ejemplo del principal reto que enfrenta la Corte, que depende de asistencia gubernamental para capturar a los acusados.

El presidente sudanés tiene dos órdenes de arresto de la CPI, pero ha viajado libremente sin ser detenido por las autoridades en diferentes países, aunque todos los firmantes de los estatutos de la CPI deben hacerlo.

"Ya logramos existir. La corte existe. Que sea relevante depende de los otros actores que apoyan la idea de la justicia", concluye Moreno Ocampo.

Contexto

Destacamos

Lo más compartido

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.