¿Quién necesita un portaaviones hoy en día?

Última actualización: Jueves, 31 de mayo de 2012

Portaaviones

Hace 100 años, en mayo de 1912, el primer avión despegó de un buque de guerra en movimiento. Así nació el portaaviones. Se trataba del navío británico HMS Hibernia, que había sido adaptado temporalmente para tal propósito.

Pero, un siglo después, muchos se preguntan si es todavía un arma relevante para las necesidades militares mundiales.

El concepto de un barco que pudiera desplegar y recoger aviones se consolidó durante la Primera Guerra Mundial cuando las grandes potencias comprendieron la importancia estratégica de disponer de aviación embarcada para enfrentarse a conflictos en territorios alejados del territorio nacional.

En la actualidad, los portaaviones son un lujo restringido a un exclusivo club de países, encabezado por Estados Unidos, que tiene un mayor número de estas naves que todas las demás naciones juntas.

Escepticismo

"El único valor práctico de los portaaviones en el futuro será simplemente el de existir, no luchar"

David Wrothe, escritor

Reino Unido no hace parte en este momento del club, pero este mes tomó un paso significativo para reingresar a ese grupo de naciones. Una gran pieza del nuevo portaaviones británico Queen Elizabeth llegó al puerto de Rosyth en Escocia donde se mantendrá en dique seco durante la construcción del resto del buque.

Está previsto que la nave de guerra sea terminada en 2017 con un costo final de cerca de US$11.000 millones, incluyendo el contingente de aviones, según el ministerio británico de Defensa. Un precio que algunos columnistas de periódicos argumentan que es demasiado elevado y estratégicamente innecesario para el Reino Unido, señala el reportero de la BBC Tom de Castella.

Pero el escepticismo sobre la necesidad de tener portaaviones no es algo nuevo. Como recuerda el corresponsal de la BBC, en 1981, David Howarth escribió en su libro Famous Sea Battles ("Famosas Batallas Navales") que "el único valor práctico de los portaaviones en el futuro será simplemente el de existir, no el de luchar". El escritor señalaba que utilizarlos en situaciones de conflicto sería desencadenar una guerra nuclear.

Pero, sólo un año más tarde, los portaaviones británicos aseguraron la victoria de ese país en el conflicto por las islas Malvinas/Falklands.

Diferencias

No todos los países tienen el mismo número de portaaviones ni del mismo tamaño.

HMS Argus

El HMS Argus británico fue el primer portaaviones construido desde el principio para tal propósito y fue lanzado en 1918.

Estados Unidos, por ejemplo tiene 11, 0 20, si se cuentan los buques anfibios capaces de llevar aviones, indica De Castella.

Sus 10 portaaviones clase Nimitz son ciudades flotantes - del tamaño de cuatro campos de fútbol - cada uno de los cuales tiene la capacidad de albergar a 5.000 tripulantes y 80 aviones de combate.

En contraste, España e Italia cuentan con portaaviones muy pequeños con alrededor de una docena de aviones, mientras que China cuanta con sólo un modelo ex soviético, prefiriendo invertir su presupuesto de defensa en tecnología de misiles, señala el corresponsal.

Después de Estados Unidos, Francia es el único país que tiene una aviación naval de importancia, señala la publicación especializada IHS Jane´s Fighting Ships.

Tailandia tiene un portaaviones muy pequeño que al parecer no ha sido utilizado para el despegue de aviones en varios años. Por su parte India está utilizando un portaaviones que anteriormente pertenecía al Reino Unido y otro a Rusia, mientas que Brasil tiene un buque que era de Francia.

¿Son necesarios?

Buques de cubierta plana con 10.000+ toneladas de desplazamiento

País En servicio
EE.UU. 20
Reino Unido Dos
India Dos
Japón Dos (sólo helicópteros)
Italia Dos
España Dos
Rusia Uno
China Uno
Brasil Uno
Francia Uno
Tailandia Uno
Corea del Sur Uno (sólo helicópteros)

¿Son realmente necesarios estos costosos artefactos militares?

El profesor Andrew Lambert, historiador naval del Kings College de Londres, opina que ni siquiera Estados Unidos necesita tantos.

En opinión de Lambert, para los estadounidenses tiene que ver con mostrar su poder al mundo.

La lógica de los portaaviones es muy simple. Permiten a una nación llevar su poder aéreo por todo el mundo sin necesidad de preocuparse sobre los países que no les permitirían utilizar sus bases terrestres o espacio aéreo.

Bosnia fue un claro ejemplo, dice Julian Thompson, general retirado de la infantería de marina británica.

"Los italianos dijeron que no se podía utilizar sus pistas aéreas o volar sobre su espacio aéreo", dijo Thompson, quien señaló que, desde la Segunda Guerra Mundial, todos los aviones británicos que han derribado a aparatos enemigos despegaron de portaaviones.

Submarinos nucleares y aviones no pilotados

Pero, ¿en qué lugar se quedan los portaaviones con la aparición de submarinos nucleares, los misiles de alta precisión y los aviones no tripulados?

A diferencia de las fragatas "inútiles", dice Lewis Page, un antiguo oficial de la marina británica, los portaaviones son tan esenciales como siempre.

"Un submarino no puede decir donde están los blancos, ni tampoco pueden ser rearmados con facilidad a menos de que sea en una base naval"

Lewis Page, antiguo oficial de la marina británica

Los aviones no tripulados pueden estar muy de moda pero todavía se necesita un sitio para hacerlos despegar.

Por su parte, los submarinos nucleares son "excelentes" en muchas cosas. Sus misiles de crucero Tomahawk viajaron cientos de millas marinas para destruir la fuerza aérea del coronel Muamar Gadafi.

"Pero un submarino no puede decir donde están los blancos, ni tampoco pueden ser rearmados con facilidad a menos de que sea en una base naval", explica el experto.

Según Lambert, las armas nucleares dan a un país reputación, pero un portaaviones les da "capacidad".

Irán como ejemplo

Imaginemos que Irán decide cerrar el Estrecho de Ormuz, sugiere Lambert. Un cierre semejante tendría un impacto inmediato en los suministros de energía del mundo.

"Irán tiene alrededor de 1.000 lanchas patrulleras que pueden ofrecer un nuevo tipo de guerra asimétrica. Una fragata o un destructor podrían sentirse abrumados por el gran número de atacantes, mientras que un portaaviones podría destruir a los atacantes enviando a sus aviones".

Puesto de esa manera, es fácil estar de acuerdo con los expertos navales y creer que un país necesita portaaviones para ser poderoso en los mares.

De todas maneras, el debate continúa.

Contexto

Destacamos

Lo más compartido

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.