BBC navigation

La pelea por el inglés en Puerto Rico

Señal en inglés en Puerto Rico

El inglés y el español son los dos idiomas oficiales de Puerto Rico.

El gobernador de Puerto Rico, Luis Fortuño, está promoviendo un programa de educación pública con miras a que los habitantes de la isla dominen el inglés tan bien como lo hacen con el español.

La meta del gobernador es que los puertorriqueños sean bilingües para el año 2022, permitiendo así que sean más competitivos en un mercado y economía globalizados.

Algunos de sus críticos lo acusan de querer imponer una agenda política mientras otros señalan que el proyecto es impráctico, antipedagógico y atenta contra la cultura hispana.

Programa intensivo

El tema del idioma siempre ha sido polémico en Puerto Rico tanto como su estatus político, un estado libre asociado de Estados Unidos.

Los puertorriqueños están representados por un comisionado ante el Congreso residente en Washington D.C. Tienen ciudadanía estadounidense pero los habitantes de la isla no pueden votar en las elecciones generales ni pagan impuestos federales a la renta. La mayoría no habla inglés, aunque sea -junto con el español- el idioma oficial de la isla.

"La idea es que en Puerto Rico todo el mundo tenga la capacidad para hablar un segundo idioma"

Doctora Gisel Muñoz, subsecretaria del Departamento de Educación

El gobernador Luis Fortuño quiere cambiar eso con planes para instalar un currículo bilingüe en las escuelas públicas, con todas las materias ofrecidas en inglés con la excepción del español y los estudios sociales.

El ejecutivo insiste en que se trata de una necesidad económica para Puerto Rico que promete oportunidades y éxito para futuras generaciones en un mundo cada vez más competitivo y globalizado.

Grisel Muñoz, subsecretaria para Asuntos Académicos del Departamento de Educación, dijo a BBC Mundo que el proyecto se está iniciando en 31 escuelas públicas en los primeros grados de la primaria y la idea es ir aumentando todos los años tanto cursos como escuelas adicionales.

"A ese paso y según vayamos aumentando, en diez años podremos tener todas las escuelas bajo el sistema", explicó la funcionaria. "La idea es que en Puerto Rico todo el mundo tenga la capacidad para hablar un segundo idioma".

Idioma y política

Gobernador Luis Fortuño

El gobernador Fortuño aboga por la adhesión de Puerto Rico como estado de EE.UU.

Ese segundo idioma resulta ser inglés por la obvia relación con Estados Unidos, una relación que para algunos genera sospechas sobre el programa del gobernador.

Luis Fortuño, de afiliación republicana, aboga por que Puerto Rico se convierta en el estado número 51 de EE.UU. Líderes de la oposición han denunciado la medida de inmersión en el inglés como la antesala a la completa unión con Estados Unidos.

"Es un proyecto más ideológico que educativo", comentó Juan Manuel Mercado, candidato a comisionado residente en Washington por el Partido Independentista Puertorriqueño, PIP.

"No es más que una medida para las gradas, considerando que estamos en un año electoral y el gobernador tiene que manifestarse como un candidato pro americano (estadounidense)".

"Años de presencia estadounidense y de inyección de miedo por parte de Estados Unidos, y quienes los representan en Puerto Rico, se han constituido en la demonización de todo lo que no es estadounidense y de las posibilidades que existen fuera del vínculo con EE.UU"

Juan Manuel Mercado, dirigente del Partido Independentista Puertorriqueño

Este noviembre, los isleños no solo estarán votando por quién los represente ante Washington sino que tendrán la oportunidad de expresar en un plebiscito dos conceptos. El primero, si están o no satisfechos con la relación territorial existente con EE.UU. y, segundo, escoger un estatus para su pueblo: estadidad, independencia o estado libre asociado.

Juan Manuel Mercado dice que bajo el pretexto de mejorar las condiciones del puertorriqueño con el conocimiento de inglés lo que pretende el gobernador es presentar la unión con EE.UU. como la única ruta del país.

"Años de presencia estadounidense y de inyección de miedo por parte de Estados Unidos, y quienes los representan en Puerto Rico, se han constituido en la demonización de todo lo que no es estadounidense y de las posibilidades que existen fuera del vínculo con EE.UU.", expresó el dirigente del PIP a la BBC.

El político independentista añade que hay un rechazo la "transculturización" pues los puertorriqueños tienen muy arraigada su perspectiva cultural como hispanos y no como estadounidenses. "Nosotros manifestamos nuestra puertorriqueñidad todos los días a través de nuestro idioma".

Sin embargo, Grisel Muñoz niega que el móvil del sea político. "Yo soy maestra, yo quiero que mi estudiante sea exitoso, que contribuya a la economía", insiste. "Si yo no preparo los estudiantes que necesita mi país y que el mundo necesita, no vamos a salir de los problemas económicos que tenemos".

Tinchera cultural

San Juan de Puerto Rico

Puerto Rico tiene una rica historia hispana, pero su referente este siglo ha sido Estados Unidos.

En general, los políticos de oposición y el sector académico no se oponen a la enseñanza del inglés, solo que se debería tratar como una lengua extranjera.

"En este país la mayoría de la gente no habla inglés. Es falso que el segundo idioma sea el inglés ni mucho menos", recalcó Yolanda Izquierdo, directora interina del departamento de Estudios Hispánicos de la Universidad de Puerto Rico.

"Debe ser opcional. El hecho que quieran imponerlo en todas las escuelas públicas es una carga que va a afectar el vernáculo", manifestó a la BBC.

"Aquí se sabe muy poco de Latinoamérica, todo nuestro referente es Estados Unidos, pero en términos culturales nos defendemos con la música y el idioma"

Yolanda Izquierdo, Departamento de Estudios Hispánicos, Universidad de Puerto Rico

La académica salió en defensa de los valores culturales e idiomáticos de Puerto Rico indicando que en el país hubo períodos en que el español era la única lengua oficial y que había recibido el premio Príncipe de Asturias por la preservación del idioma.

"El español siempre ha sido como una especie de trinchera de resistencia a la imposición de una cultura que se ve como extranjera", manifestó.

A pesar de estar en la órbita de influencia de EE.UU. y de la continua presión de la "americanización", el sentir hispánico es fuerte, subraya Izquierdo. "Aquí se sabe muy poco de Latinoamérica, todo nuestro referente es Estados Unidos, pero en términos culturales nos defendemos con la música y el idioma".

Problemas de capacitación

Más allá de la defensa cultural, la profesora tilda el programa de inmersión bilingüe de impráctico y antipedagógico. Sostiene que el personal docente que se suponen que va a dictar los cursos en inglés no está capacitado.

"Esto requiere un adiestramiento particular y los maestros de escuela pública aquí no tienen esa formación y no hay tiempo ni recursos para prepararlos. Es un disparate."

No obstante, Grisel Muñoz, del Departamento de Educación, asegura que para las escuelas que van a empezar con el programa tienen identificados a maestros que ya tienen dominio del inglés y que hay un proceso de adiestramiento continuo para que puedan desempeñar su cargo.

"Es una maravilla ver cómo esos niños aman a la patria y cómo pueden cambiar de un idioma a otro y no dejan de ser puertorriqueños"

Doctora Gisel Muñoz, subsecretaria del Departamento de Educación

"El 92% de nuestros maestros son altamente calificados, tienen maestrías y doctorados", afirmó la subsecretaria de Educación. "De todas formas, en estas escuelas vamos a traer unos maestros que llamamos 'coaches', unos mentores, para que ayuden a esas maestras a sentirse cómodas enseñando las asignaturas en inglés por un tiempo razonable".

Por su parte, Juan Manuel Mercado del PIP duda que un profesor que haya estado enseñando una materia en español, después de unos meses de práctica, pueda ser muy eficiente enseñando esa materia en inglés.

"Esto lo que acentúa es la incapacidad del régimen en tornarnos más norteamericanos", dijo. "Necesitamos un proceso que sirva los intereses de los educandos y no uno que quiera quedar en récord de cuán pro americano es".

Pero la doctora Muñoz señala que ya tienen resultados de 35 escuelas que adoptaron hace años el sistema de inmersión bilingüe con los primeros bachilleres que se están graduando esta semana.

"Es una maravilla ver cómo esos niños aman a la patria y cómo pueden cambiar de un idioma a otro y no dejan de ser puertorriqueños".

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.