¿Afectará la crisis del euro a la libre circulación de personas?

Última actualización: Miércoles, 30 de mayo de 2012
Theresa May

El Ministerio de Interior británico trabaja en un plan de acción para asimilar un posible aumento de la inmigración.

Las declaraciones de la ministra de Interior del Reino Unido, Theresa May, sobre la necesidad de pensar un plan de contingencia para reforzar los controles de inmigración en caso de que la crisis del euro se agrave, despertó la preocupación de quienes creen que está en peligro la política de libre circulación de trabajadores en el seno de la Unión Europea.

Estrictamente, lo que la ministra británica dijo es que su gobierno está trabajando en un eventual plan de acción para lidiar con grandes movimientos de personas si la eurozona se resquebraja. Esto se traduce en una posible restricción de la inmigración europea en caso de que haya un colapso financiero.

El temor de la ministra es que, dado que el Reino Unido no está dentro de la eurozona, los ciudadanos de otros países de la Unión lo vean como un atractivo destino en caso de que la moneda común fracase.

May no dio detalles de cuáles serían las medidas a adoptar, pero sí dejó claro qué países son los que le preocupan: Grecia en primer lugar, pero también España, Portugal e incluso Italia.

Para el escritor Ramón Vilaró, miembro de Team Europe, una organización de expertos en cuestiones europeas, la reacción del Reino Unido no es sorprendente.

"En realidad, el Reino Unido siempre ha adoptado una postura muy peculiar en relación con la Unión Europea, desde el mismo momento de su ingreso en 1973", le dijo Vilaró a BBC Mundo.

"Yo no creo que el futuro de la población griega esté en migrar y menos al Reino Unido"

Ramón Vilaró, miembro de Team Europe

"La política británica siempre ha sido una política más orientada hacia la parte atlántica, hacia Estados Unidos, sin olvidar lógicamente que sus vínculos sobre todo económicos y financieros con la Unión Europea son importantes", añadió.

En este sentido, cabe recordar que el Reino Unido no ratificó el Tratado de Schengen que permite la libre circulación de todos los ciudadanos europeos prácticamente en todo el territorio, simplemente utilizando la carta de identidad, sin necesidad de presentar el pasaporte.

Calmar las aguas

Para evitar que cundiera el temor a un cambio inminente en la política migratoria británica, distintos políticos del país suavizaron las manifestaciones de la ministra, sin llegar a contradecir lo expresado por ella.

El viceprimer ministro británico, el liberal demócrata Nick Clegg, le dijo a la BBC que no cabe imaginar un escenario en el que el Reino Unido "alce el puente levadizo para evitar la entrada de multitud de inmigrantes".

De hecho, a día de hoy las cifras indican que el número de inmigrantes que llegan al Reino Unido a causa de la crisis no crece, dato que la propia ministra May corroboró este fin de semana.
Mujer griega

Grecia y España tienen características muy distintas, pese a compartir una seria crisis económica.

May explicó que se están estudiando las tendencias para ver si la inmigración procedente de países con economías en crisis está al alza y dijo que no hay evidencias de que esto sea así, pero agregó que es "muy difícil decir cómo se va a desarrollar en las próximas semanas".

Margen para el cambio

El corresponsal político de la BBC Rogin Brant dijo que el gobierno británico tiene margen de maniobra para modificar la política migratoria porque hay normas existentes que permiten aplicar restricciones temporales a la inmigración en situaciones de urgencia.

"El Reino Unido siempre ha adoptado una visión particular en este sentido, no me sorprendería que aplicara restricciones", señaló Vilaró en conversación con BBC Mundo. "Pero en cualquier caso creo que los problemas de emigración hacia el Reino Unido no sólo los tiene con España o Grecia".

Hay que pensar, recuerda el escritor catalán, que en el caso de la fuerza laboral española en suelo británico, el Reino Unido se quedaría sin gran parte del personal sanitario español que trabaja en clínicas británicas si adoptara medidas restrictivas.

Derecho de libre circulación

Los nacionales de la Unión Europea tienen amplio derecho a trabajar en cualquier lugar del mercado común.

"España ahora, antes no lo hacía, exige que para residencias de más de tres meses, los propios ciudadanos comunitarios tengan que acreditar que disponen de medios de vida"

Javier Sánchez Ribas, abogado especializado en migración

Debido a la crisis, asistimos a un cambio de parámetros. En el caso de España, el alto índice de desempleo juvenil en una generación muy bien preparada hace que centenares de jóvenes universitarios con másters a sus espaldas busquen empleo en otros países de la UE e incluso en Estados Unidos, Australia o Canadá.

Esta tendencia no parece que vaya a la baja, sino todo lo contrario.

La situación de Grecia, en opinión de Ramón Vilaró, es otra. Grecia tiene unas características muy distintas de las de España, carece de un tejido fuerte a nivel industrial y de un sector bancario potente.

"Yo no creo que el futuro de la población griega esté en migrar y menos al Reino Unido", sostuvo Vilaró.

"Los míos primero"

Para el abogado Javier Sánchez Ribas, especializado en cuestiones migratorias, la primera lectura que se puede hacer de todo lo que está ocurriendo en el seno de la UE es que la solidaridad no está siendo precisamente protagonista.

Libre circulación de trabajadores en la UE

Tras varias actualizaciones, el reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo de 5 de abril de 2011 relativo a la libre circulación de los trabajadores dentro de la Unión dice:

Cualquier persona originaria de un Estado miembro de la Unión Europea (UE) tiene derecho a acceder a un empleo por cuenta ajena y a ejercerlo en el territorio de otro Estado miembro.

Del mismo modo, un empresario puede difundir ofertas así como celebrar y ejecutar contratos de trabajo con ciudadanos europeos originarios de otros Estados miembros.

Ninguna legislación nacional puede limitar la oferta, el acceso y el ejercicio del empleo por ciudadanos europeos originarios de otros Estados miembros, excepto las relativas a los conocimientos lingüísticos necesarios para ejercer un empleo.

"Se sigue una política de ‘los míos primero’ y los dirigentes tienen menos pudor al hacer manifestaciones de este tipo", declaró Sánchez Ribas en entrevista con BBC Mundo.

En España, se introdujo una reforma al Real Decreto que regula la residencia de comunitarios que, según Sánchez Ribas, tendrá importantes consecuencias para los ciudadanos de la UE aunque los medios no se hayan hecho eco de la noticia.

"España ahora, antes no lo hacía, exige que para residencias de más de tres meses, los propios ciudadanos comunitarios tengan que acreditar que disponen de medios de vida", detalló el abogado, quien añadió que esto supone una enorme diferencia, dado que antes bastaba con inscribirse en el registro para tener derecho a residencia y trabajo.

El parlamentario laborista británico Keith Vaz, presidente del Comité de Interior, concluyó que los planes para controlar la inmigración dentro de la Unión Europea están "cargados de peligros", ya que se habla de arreglos temporales o de urgencia cuando en realidad la crisis de la eurozona es de largo plazo.

En el caso concreto de Grecia y el Reino Unido, Vaz advirtió además contra el peligro de generar un "pánico innecesario que precisamente fomente que los ciudadanos de Grecia se trasladen al Reino Unido antes de que se adopten nuevas medidas".

Contexto

Destacamos

Lo más compartido

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.