BBC navigation

Más de 35% de los fármacos para malaria son falsos

Un análisis de las medicinas antimaláricas en el sureste de Asia y África subsahariana encontró que 36% de las muestras estudiadas son falsas y más de 42% son de calidad deficiente.

Mosquito

Hasta 36% de las medicinas estudiadas en África y Asia son falsas y 42% son de mala calidad.

Según la investigación, llevada a cabo por el Centro Internacional Fogarty de los Institutos Nacionales de Salud (NIH) de Estados Unidos, esta deficiencia está produciendo una resistencia a los medicamentos y un grave problema para tratar a los pacientes más vulnerables.

Y está poniendo en riesgo el progreso que se ha logrado en la última década en el combate contra la malaria, afirman los investigadores en The Lancet Infectious Diseases.

"Unos 3.300 millones de personas están en riesgo de malaria, que es endémica en 106 países", afirma la doctora Gaurvika Nayyar, quien dirigió la investigación.

"Entre 655.000 y 1,2 millones de personas mueren cada año debido a una infección del parásito Plasmodium falciparum".

"Gran parte de esta morbilidad y mortalidad podría evitarse si los fármacos disponibles para los pacientes fueran eficaces, de alta calidad y se utilizaran correctamente" agrega la investigadora.

Mala calidad y falsos

"1,2 millones de personas mueren cada año debido a una infección del parásito Plasmodium falciparum. Gran parte de esta morbilidad y mortalidad podría evitarse si los fármacos disponibles para los pacientes fueran eficaces, de alta calidad y se utilizaran correctamente"

Dra. Gaurvika Nayyar

La docta Nayyar y su equipo analizaron datos de estudios que habían investigado la composición química y empaquetado de fármacos antimaláricos en África subsahariana y el sureste de Asia, donde existe un mayor riesgo de contraer y morir por malaria.

Los datos, que incluyeron 1.500 muestras de siete fármacos para malaria en el sureste de Asia, mostraron que más de 33% no cumplían la composición química requerida, casi la mitad estaban empaquetados incorrectamente y casi 36% eran falsos.

Otro análisis con datos de 21 países en África subsahariana, que incluyó 2.600 muestras de fármacos, mostró resultados similares: más de 33% no cumplió la composición química requerida, 35% de los empaquetados eran incorrectos y 20% eran falsos.

Los investigadores creen que la cifras podrían ser incluso mayores porque el problema, dicen, ha sido poco o mal investigado.

Casos no reportados

"Es probable que la mayoría de los casos no se reporte, se reporte en las agencias equivocadas o se mantenga como una situación confidencial en las compañías farmacéuticas", afirman los autores.

Además, agregan, "no hay cálculos globales disponibles sobre la frecuencia o la mala calidad de los medicamentos antimaláricos porque no existen definiciones internacionalmente aceptadas de los distintos tipos de fármacos de mala calidad".

"Y no hay un foro reconocido internacionalmente que ofrezca lineamientos y supervisión técnicos y científicos".

"La mala calidad de los fármacos antimaláricos está muy probablemente poniendo en riesgo el progreso y los esfuerzos sin precedentes en el control y eliminación de la malaria que se han logrado en la última década"

Joel Breman, coautor del estudio

Por ejemplo, expresa la doctora Nayyar, hasta ahora no se han llevado a cabo estudios en China o India, que son países que albergan a casi 35% de la población mundial y que son una fuente "probable" de muchas medicinas falsas y también de medicinas antimaláricas genuinas.

El asunto es preocupante porque está conduciendo a un incremento en la resistencia de los medicamentos para malaria disponibles.

Esta resistencia está surgiendo tanto por el consumo de medicinas que carecen de la composición química adecuada como del consumo incorrecto, provocado muchas veces por la falta de instrucciones adecuadas en los empaquetados o por el desconocimiento de los trabajadores de salud, afirman los investigadores.

Y no hay regulaciones efectivas para supervisar la producción de medicamentos o imponer sanciones a los falsificadores.

"La mala calidad de los fármacos antimaláricos está muy probablemente poniendo en riesgo el progreso y los esfuerzos sin precedentes en el control y eliminación de la malaria que se han logrado en la última década", afirma el doctor Joel Breman, coautor del estudio.

"Estos hallazgos son una llamada de alerta para establecer mejores medidas para definir y eliminar tanto la producción criminal como la mala producción de estos medicamentos", agrega.

Las tasas de mortalidad de malaria, según la Organización Mundial de la Salud, han disminuido más de 25% globalmente desde el año 2000.

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.