BBC navigation

Sobrevivientes describen la masacre de Hula

funeral masivo de víctimas en Hula, Siria

En la foto suministrada por la agencia Shaam News, vinculada a la oposición, muestra el entierro de víctimas en Hula

Los sobrevivientes de la masacre en la región siria de Hula contaron a la BBC la impresión y el miedo que sintieron cuando las que señalaron como fuerzas gubernamentales entraron en sus casas y mataron a sus familiares el viernes de la semana pasada.

Muchos de los sobrevivientes dijeron que tuvieron que esconderse o hacerse los muertos para poder sobrevivir.

La mayoría aseguró que el ejército y la temida milicia progubernamental conocida como shabiha llevaron a cabo las atrocidades, aunque el gobierno insiste en culpar a "terroristas armados".

"Estábamos en la casa, ellos entraron, los shabila y la seguridad, entraron con kalashnikovs y rifles automáticos", dijo Rasha Abdul Razaq, una de los sobrevivientes.

"Nos llevaron a un cuarto y golpearon a mi padre en la cabeza con la culata de un rifle y le dispararon inmediatamente en la pierna"

Razaq asegura que de los veinte miembros de la familia y amigos que estaban en su casa en el momento de los ataques sólo cuatro sobrevivieron.

Otro residente, que pidió permanecer en el anonimato, dijo que se ocultó en el ático mientras los pistoleros sacaban a su familia de la casa y les disparaban.

"Abrí la puerta y vi los cuerpos. No podía diferenciar mis hijos de mis hermanos. Era indescriptible. Tengo tres hijos, perdí tres hijos".

Otros testigos contaron que ahora viven aterrados con la posibilidad de que las fuerzas gubernamentales regresen al área.

Damasco acusa

Sus relatos no han sido verificados de manera independiente pero el corresponsal de la BBC en el vecino Líbano, Jim Muir, asegura que sus versiones cuadran unas con otras y con los informes que han enviado activistas de derechos humanos desde el lugar.

Muir explica que el gobierno del presidente Bashar el Asad insiste en señalar a los alzados contra su gobierno de lo ocurrido en Hula.

La region de Hula

Hula está ubicada en la provincia de Homs, en el oste de Siria.

La villa de Taldou, donde ocurrió la masacre, está a unos dos kilómetros del pueblo principal de la zona, también llamado Hula.

La zona es predominantemente sunita, pero hay algunas zonas alawitas, la rama del islamn a la que pertenece el presidente sirio.

"Ellos insisten en que lo que admiten que fue una masacre fue obra de cientos de rebeldes armados que se agruparon en la zona y realizaron la matanza para descarrilar el proceso de paz y provocar la intervención de la Organización del Tratado del Atlántico Norte", indica Muir.

Sin embargo, los observadores de la ONU que visitaron el pueblo de Taldou donde ocurrió la masacre dijeron que encontraron evidencia de bombardeo por parte de las fuerzas gubernamentales.

También confirmaron que muchas de las 108 víctimas, muchas de las cuales eran niños, habían muerto por disparos a quemarropa o heridas de cuchillo.

Líderes occidentales han expresado horror por los asesinatos, y Reino Unido, Francia y EE.UU. han empezado a movilizarse para aumentar la presión diplomática sobre el gobierno de Asad.

El canciller británico William Hague viajó a Moscú para tratar de lograr el apoyo de Rusia para aplicar medidas más duras contra el gobierno sirio.

Francia está convocando otro encuentro del llamado grupo de Amigos de Siria, del cual Rusia no forma parte.

"La locura asesina del régimen de Damasco representa una amenaza a la seguridad regional y sus líderes tendrán que responder por sus acciones", dijo un comunicado del presidente francés, Francois Hollande.

El esfuerzo de Annan

Kofi Annan en Damasco

Annan intentará revivir la tregua pactada el mes pasado

El enviado especial de la organización de Naciones Unidas (ONU) y de la Liga Arabe, Kofi Annan llegó este lunes a Damasco para iniciar conversaciones sobre la implementación del plan de paz que propuso semanas atrás.

Rusia, que en dos ocasiones ha bloqueado resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU contemplando acciones contra el gobierno del presidente Bashar el Asad, dijo el lunes que ambos lados tienen responsabilidad en la masacre del viernes.

Annan dijo que se trata de un momento crítico y que tendría una "seria y franca" discusión con Assad, para tratar de persuadirlo de que tome "pasos firmes" para probar que se toma en serio el tema de la paz.

Bajo el plan de Annan, ambas partes debían detener los combates el 12 de abril, antes de que se desplegaran supervisores internacionales. Además el gobierno debía retirar tanques y sus fuerzas de la áreas civiles.

Pero la violencia ha continuado y este lunes grupos activistas informaron de choques armados y muertes en al menos siete diferentes partes del país.

Al menos 10.000 personas han muerto desde que empezaron las protestas contra el gobierno de Asad en marzo de 2011.

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.