BBC navigation

Cirugía pionera restaura movimiento a hombre paralizado

Última actualización: Miércoles, 16 de mayo de 2012

Mueve la mano tras revolucionaria cirugía

Un hombre de 71 años recuperó el movimiento limitado de una mano gracias a una intervención que reconectó el tejido nervioso de su médula espinal dañada.

Vermp4

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Utilizar un reproductor alternativo

Una innovadora cirugía de derivación llevada a cabo en Estados Unidos logró restaurar el daño en la médula espinal de un individuo con parálisis y les permitió recuperar el uso de una mano.

La lesión que el paciente había sufrido impedía que su cerebro enviara señales de movimiento a su mano.

La operación quirúrgica, cuyos detalles aparecen publicados en Journal of Neurosurgery, (Revista de Neurocirugía), involucró volver a conectar los nervios de la mano para que éstos pudieran volver a comunicarse con el cerebro.

Los cirujanos de la Escuela de Medicina de la Universidad de Washington, que llevaron a cabo el procedimiento, "construyeron" una nueva ruta de comunicación de impulsos nerviosos entre la mano y el cerebro.

El paciente puede ahora utilizar la mano para alimentarse solo y está intentando volver a escribir.

El individuo de 71 años sufrió un accidente automovilístico en junio de 2008 que provocó una lesión en la médula espinal con daños en la base del cuello.

El hombre no pudo volver a caminar y aunque quedó con cierto movimiento en sus brazos, había perdido en ambas manos la capacidad de pellizcar y de agarre.

Lesión específica

Tal como explican los científicos, los nervios de la mano no estaban dañados, sólo habían perdido la capacidad de comunicarse con el cerebro, el cual debe darles instrucciones de movimiento.

A pesar de que la mano no recibía señales, el cerebro seguía enviando instrucciones al brazo.

La operación, dice el estudio, reconectó los nervios del brazo para establecer una nueva vía de comunicación desde el cerebro a la mano.

Para ello, los cirujanos extrajeron uno de los nervios que lleva a un músculo y se injertó al nervio interóseo anterior, que va hacia la mano.

"El circuito (en la mano) estaba intacto pero ya no estaba conectado al cerebro", explica a la BBC la profesora Ida Fox, especialista en cirugía plástica y reconstructiva de la Universidad de Washington.

"Lo que hicimos fue tomar ese circuito y restaurar la conexión al cerebro".

Gráfico: Journal of Neurosurgery

Según la investigadora, la operación es "realmente innovadora" y una forma "ingeniosa y estimulante" de restaurar el movimiento.

Pero advierte que este procedimiento no podrá nunca ser utilizado para restaurar las funciones normales de movimiento.

"Eso nunca sucederá", dice la profesora Fox.

El movimiento limitado que se logró no ocurrió "de la noche a la mañana", dice la investigadora.

Se requirió un entrenamiento intensivo del paciente para volver a adquirir el control de la mano.

Y ahora, los nervios que se utilizan para doblar el codo pueden realizar movimientos de pellizco.

Después de ocho meses de la operación, el paciente pudo volver a mover los dedos pulgar, índice y medio.

Ahora ya puede alimentarse solo y hace uso de una escritura "rudimentaria".

Los médicos esperan que con más fisioterapia sus movimientos continúen mejorando.

Pero subrayan que el procedimiento sólo funcionará con pacientes que tienen lesiones muy específicas de la médula espinal en la base del cuello.

Si la lesión se ubica en una parte más alta la persona no tendrá funciones nerviosas en los brazos y en una parte más baja todavía tendrá movimiento en las manos.

"Uno de los problemas con este tipo de técnicas es la permanencia de los resultados", dice a la BBC el doctor Mark Bacon, director de investigación de la organización Spinal Research.

"Una vez que se realiza es muy difícil revertirla".

"E inevitablemente se debe sacrificar algunas de las funciones sanas en la parte superior de la lesión para poder obtener movimientos más útiles en la parte inferior".

"Esto puede ser totalmente aceptable cuando estamos hablando de restaurar funciones que conducen a una mejor calidad de vida".

"Y para el número limitado de pacientes que podrían beneficiarse con esta técnica parece ser un pequeño precio que deberán de pagar" afirma el experto.

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.