BBC navigation

A la disco a la hora del almuerzo

Última actualización: Domingo, 13 de mayo de 2012
Bola de espejos

Hay muchas formas para relajarse y una de ellas es bailando a la hora de almuerzo.

La bola de espejos da vueltas lentamente, proyectando haces de luz rojos sobre el centenar de caras en "Lunchbeat", en la ciudad sueca de Malmö.

Están bailando animadamente canciones clásicas de los años sesenta en una pequeña pista cercana al casco viejo de la ciudad.

Con una puntualidad exquisitamente escandinava, la sesión empieza justo al mediodía y acaba a la una, ni un minuto más ni menos.

Como en Malmö, en una decena de ciudades suecas, el baile a la hora del almuerzo está sustituyendo al sándwich comido apresuradamente en el escritorio o a la escapada al gimnasio.

Productividad

Los dueños de estos locales aseguran que bailar en la mitad de la jornada aumenta la productividad en la tarde.

"Es una revolución de baile", dice la escritora Maria Reihs, que dirige la fiesta de la hora del almuerzo en Malmö, un evento sin ánimo de lucro.

clic Lea también: Sexo, pandillas y el ocaso de las fiestas de funk carioca

"Cuando vienes aquí, bailas con otra gente y te centras en la música, te llenas de energía y vuelves al trabajo más feliz y con más creatividad".

"Cuando vas al gimnasio te centras en ti mismo; aquí en Lunchbeat, conoces a otras personas y te llegan buenas vibraciones".

"Por lo general, veo que ellos (sus trabajadores) están contentos cuando vuelven. Parecen más relajados que de costumbre, así que creo que es bastante bueno para ellos. Es algo de sentido común que si estás contento, trabajas mejor"

Lari Pitka Kangas, vicealcalde de Malmö.

Linnea Uppessal, responsable de un proyecto medioambiental en el ayuntamiento, dice que en esta primera visita al salón de baile se ha llenado de energía positiva.

"Fue realmente divertido", dice con una sonrisa radiante.

"Te da energía para el resto de la jornada. Ahora mismo siento que puedo trabajar más duro".

Fuera del local, Linnea empieza a hablar con el vicealcalde, Lari Pitka Kangas, que está pensando en asistir pronto a una de las sesiones.

Ha observado un cambio positivo en el rendimiento vespertino de sus empleados.

"Por supuesto que los trabajadores tienen libertad para ir adonde quieran a la hora del almuerzo, pero por supuesto que me gustaría recomendárselo a otros jefes (que sus empleados vayan a bailar). Creo que la actividad al mediodía es buena".

"Por lo general, veo que ellos (sus trabajadores) están contentos cuando vuelven. Parecen más relajados que de costumbre, así que creo que es bastante bueno para ellos. Es algo de sentido común que si estás contento, trabajas mejor".

clic Lea también: Los jóvenes en Cuba hacen más que bailar salsa

¿Revolución mundial?

Baile del almuerzo en Malmö.

El alcohol está prohibido en las fiestas del almuerzo suecas.

Otra de las que han bailado por primera vez, Lina Erikssen, está sudando al salir de la pista de baile, pero tiene una amplia sonrisa en su rostro.

"Fue algo espontáneo venir aquí y desahogarse en mitad del día, fue divertido", dice.

Su amiga Alva Mejstad también estaba deslumbrante y entusiasmada con la gran variedad de gente que se encontraba en la pista.

"Viene gente que tiene niños que no tienen muchas oportunidades para salir los fines de semana".

"A mí me encanta bailar. Para mí es algo bueno que puedas salir y no emborracharte y simplemente hacerlo durante una hora".

En Lunchbeat solo se sirven bebidas no alcohólicas. El alcohol está prohibido, así que todos los bailarines están sobrios.

Por medio de internet, Malmö se conectó con un evento mucho más grande en Estocolmo, donde empezó esta moda.

Una gran pantalla mostraba imágenes de cientos de personas en una fiesta frenética en la capital sueca.

Los bailes del almuerzo se han multiplicado por toda Suecia, y sesiones similares se han celebrado en Serbia, Finlandia, Alemania, Portugal y Reino Unido.

Los organizadores esperan exportar el mensaje del baile más allá de Europa, y están apuntando a países tan diversos como India y Estados Unidos.

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.