El zinc acorta el resfriado común

Última actualización: Martes, 8 de mayo de 2012

Durante años los científicos han estado buscando un tratamiento para la infección más común que afecta al ser humano: el resfriado común.

Mujer con resfriado

El resfriado común es causado por unos 200 virus y el más común es el rinovirus.

Aunque hay muchos tratamientos para aliviar los síntomas, hasta ahora no se ha encontrado una terapia para combatir a los virus que causan la enfermedad.

Ahora científicos en Canadá afirman que las tabletas de zinc pueden acortar la duración del resfriado en los adultos.

Pero advierten que este alivio tiene un precio: efectos secundarios como náuseas.

Estudios en el pasado ya habían revelado que el zinc podría ser efectivo para prevenir la infección y para evitar que el virus se replique.

Pero otros estudios han mostrado resultados opuestos.

Evidencia "moderada"

La nueva investigación, llevada a cabo por investigadores de la Universidad de McMaster, en Toronto, revisó toda la evidencia disponible para determinar la efectividad y seguridad del tratamiento.

El estudio, publicado en Canadian Medical Association Journal (Revista de la Asociación Médica Canadiense), revisó 17 estudios controlados y aleatorios en los que habían participado 2.121 individuos de entre 1 y 65 años de edad.

Todos los ensayos clínicos habían incluido placebos junto con las preparaciones orales de zinc.

Los investigadores encontraron que, comparado con el placebo, el zinc "redujo significativamente la duración de los síntomas del resfriado".

Pero agregan que las dosis altas de zinc resultaron más efectivas que las dosis bajas para reducir la duración de los síntomas y esto puede causar efectos secundarios en el paciente.

Además, la calidad de la evidencia demostrada "es moderada", agregan.

Resfriado o nauseas

"Necesitamos llevar a cabo investigaciones más amplias y de alta calidad para poder hacer una recomendación más definitiva"

Dra. Michelle Science

"Aunque el zinc parece reducir la duración de los síntomas en adultos, no se vieron efectos aparentes en los niños", dicen los autores.

Agregan que los participantes que tomaron el tratamiento mostraron más probabilidad de experimentar efectos secundarios como mal sabor de boca y náuseas.

Tal como señala la investigadora ahora será necesario llevar a cabo estudios más amplios para confirmar estos resultados.

"Aunque es posible que el zinc oral puede tener un impacto en los síntomas del resfriado común, yo diría que no hay suficiente evidencia todavía para recomendar usarlo en niños", dice la doctora Science.

"Y sólo contamos con un fundamento débil para recomendar su uso en adultos que no tienen otras enfermedades".

"Necesitamos llevar a cabo investigaciones más amplias y de alta calidad para poder hacer una recomendación más definitiva", agrega la investigadora.

Un estudio publicado en 2011 en Cochrane Systematic Review, que revisó la evidencia de 15 ensayos clínicos sobre el uso del zinc, demostró que el mineral puede ser un tratamiento efectivo para el resfriado.

Misteriosa forma de actuar

La investigación, que incluyó a 1.360 personas, encontró que los participantes que habían tomado el remedio de zinc cada dos horas durante el día no mostraron síntomas de la enfermedad a los siete días.

Pero los científicos tampoco pudieron encontrar evidencia "concluyente" sobre la efectividad del tratamiento porque todos los estudios revisados habían utilizado distintas dosis y distinta duración.

Tampoco se sabe con claridad cuáles son los mecanismos por los que el zinc parece ser beneficioso.

Algunos expertos creen que el mineral puede recubrir al virus y evitar que entre al organismo a través del delgado recubrimiento de la nariz.

También se ha visto, al menos en pruebas de laboratorio, que el zinc puede inhibir la multiplicación del rinovirus, uno de los virus más comunes del resfriado.

Y otra hipótesis es que el zinc puede fortalecer al sistema inmune y disminuir así algunos de los desagradables síntomas que el organismo produce durante la infección.

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.