BBC navigation

Otra muerte alimenta la controversia por los riesgos del fútbol americano

La National Football League (NFL), la Liga Nacional de Fútbol Americano de Estados Unidos, está de luto por la muerte de Junior Seau, quien fue uno de sus jugadores estrella.

Junior Seau

Junior Seau es el tercer exjugador de la NFL que muere en circunstancias similares en un año.

Seau, de 43 años, fue encontrado muerto por una herida de bala en el pecho en su casa en California, aparentemente por suicidio.

Si se confirma, con ésta sería la tercera muerte por suicidio de jugadores retirados de la NFL en poco más de un año, la segunda en una semana.

Las dos muertes previas, de Ray Easterling y Dave Duerson, ya han sido vinculadas a la larga controversia que rodea a este deporte por los traumas de cráneo que sufren estos jugadores.

Ray Easterling, encontrado muerto el 19 de abril pasado había interpuesto una demanda contra la NFL por lesiones vinculadas a conmociones cerebrales que sufrió.

Y Dave Duerson, también muerto por una bala en el pecho, dejó una nota en la que establecía que deseaba donar su cerebro para el estudio de las lesiones de la cabeza en el fútbol americano.

Los expertos se preguntan ahora si la muerte de Junior Seau se agrega a este patrón de riesgos causados por estas heridas.

"Junior Seau pasará a la historia como uno de los más grandes linebackers (apoyadores) de la NFL" explica a la BBC Mike Carlson, comentarista de fútbol americano de varios medios de comunicación británicos, incluida la BBC.

"El linebacker es una posición clave de defensa y quien se espera que lleve a cabo la mayoría de las jugadas".

"Esto quiere decir que, a medida que el juego se desarrollaba frente a él, Seau tenía que estar frecuentemente en el punto de impacto" agrega.

Larga controversia

La controversia sobre las lesiones en la cabeza que sufren los jugadores de fútbol americano, que pueden incluir heridas en el cráneo o conmoción cerebral, no es nueva y han sido tema de estudios y debates, incluida una audiencia en el Congreso estadounidense.

"Hay otros paralelos, porque tanto la exesposa de Dave Duerson como la novia de Junior Seau habían hablado de muchos problemas, como depresión, insomnio, cambios violentos de estado de ánimo. Y ambas atribuyeron estos cambios a los daños causados en el cerebro"

Mike Carlson

Los informes indican que más de 1.300 jugadores retirados han entablado más de 60 demandas contra la NFL argumentado haber ignorado, con conocimiento, los peligros de una conmoción y no haber advertido a los jugadores sobre este riesgo.

Una conmoción cerebral, que es la lesión más común en estos jugadores, por lo general ocurre cuando la cabeza se acelera rápidamente y se detiene de súbito.

Este violento sacudimiento del cerebro puede provocar que las neuronas sufran una "despolarización", un cambio en su potencial eléctrico que provoca que sus neurotransmisores se disparen todos al mismo tiempo.

Esto conduce a una "inundación" de compuestos químicos en el cerebro y a problemas de algunos receptores vinculados al aprendizaje y la memoria.

Aunque una conmoción puede no presentar síntomas físicos, como inflamación o sangrado, el individuo puede presentar confusión, visión borrosa, pérdida de memoria, náusea y pérdida de conciencia.

Los estudios han mostrado que una persona que sufre una conmoción tiene más riesgo de sufrir problemas neurológicos y cognitivos a largo plazo.

"Creo que es inevitable, por la forma como se encontró a Junior Seau muerto con un tiro en el pecho y dejando intacto su cerebro, que su muerte sea vinculada a estas lesiones" explica Mike Carlson.

"También hay otros paralelos, porque tanto la exesposa de Dave Duerson como la novia de Junior Seau habían hablado de muchos problemas, como depresión, insomnio, cambios violentos de estado de ánimo. Y ambas atribuyeron estos cambios a los daños causados en el cerebro" agrega.

Estudios

Los estudios ya han confirmado el vínculo.

Una investigación en 2007 de la Universidad de Carolina del Norte llevada a cabo con 595 jugadores retirados de la NFL, encontró que los que habían sufrido tres o más conmociones en la cancha mostraron 20,2% más riesgo de tener depresión.

"Creo que todos los que juegan fútbol americano saben que eventualmente tendrán que pagar un precio con este deporte y que al final tendrán problemas"

Mike Carlson

Entre los jugadores que no habían sufrido conmoción no se vio ese incremento.

En 2009, la propia NFL comisionó una investigación al Instituto de Investigación Social de la Universidad de Michigan que encontró que los jugadores retirados de fútbol americano habían sido diagnosticados con enfermedades neurológicas como Alzheimer o trastornos similares vinculados a la memoria con mucho más frecuencia -19 veces más- que la población general.

Más recientemente, investigadores del Centro para la Salud Cerebral de la Clínica Cleveland en Estados Unidos, llevaron a cabo escáneres cerebrales de 109 boxeadores.

Los resultados mostraron que los repetidos golpes en la cabeza que habían sufrido estos individuos provocaron "cambios detectables en el cerebro" incluso antes de que aparecieran síntomas de enfermedades neurológicas como pérdida de memoria o de función cognitiva.

Estos, dicen los expertos, son los cambios degenerativos que se ven en enfermedades como Alzheimer.

Tal como señala Mike Carlson, la NFL ha tenido que tomar seriamente estas preocupaciones.

"La NFL se está balanceando de un hilo muy delgado porque ya se han sumado más de 1.000 jugadores retirados a las demandas por el manejo de lesiones" dice a la BBC el comentarista deportivo.

"Esto la enfrenta a un enorme caso de responsabilidad legal y está siendo muy cuidadosa".

"Pero creo que todos los que juegan fútbol americano saben que eventualmente tendrán que pagar un precio con este deporte y que al final tendrán problemas".

En 2009 la NFL anunció que impondría reglamentos estrictos para el manejo de conmociones cerebrales, incluido el retiro del juego o de entrenamiento de jugadores que se sospecha sufrieron una lesión.

Y en 2010 la Liga produjo afiches sobre los riesgos de las lesiones de cabeza con advertencias para alertar a los jugadores sobre los riesgos a largo plazo de sufrir una conmoción, como depresión y síntomas precursores de demencia.

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.