Lo que va a cambiar en los cafés de Holanda

Última actualización: Domingo, 29 de abril de 2012
Hombre fumando marihuana

Las nuevas reglas prohíben la entrada de extranjeros a las tiendas autorizadas para la venta de marihuana.

A partir del martes, Holanda dejará de ser un destino tan atractivo para cierto tipo de turistas. Y algunos residentes dormirán más tranquilos.

Tras el fallo este viernes de un juez a favor de la prohibición de entrada a turistas en los coffee shops (cafés autorizados a vender marihuana), el 1 de mayo entrará en vigor la ley que convertirá a las tiendas de las provincias holandesas de Zelanda, Brabante del Norte y Limburgo en establecimientos exclusivos para socios.

Las nuevas reglas deberán ser aplicadas en todo el país en enero de 2013.

Sin embargo, no todos estan de acuerdo con estas normativas. BBC Mundo le explica los argumentos de las partes.

La ley

Cannabis

El gobierno holandés despenalizó la posesión de menos de cinco gramos de cannabis en 1976.

Sin embargo, ahora quiere endurecer las restricciones.

Si bien no es estrictamente legal fumar cannabis, su uso hasta ahora era tolerado.

La nueva ley está diseñada para disminuir el número de turistas "de droga", que según las quejas de algunos residentes, causan molestias como atascos de tráfico y un incremento de traficantes de drogas duras en las calles.

El objetivo es también reducir la delincuencia transfronteriza causada por extranjeros que entran a los Países Bajos para comprar drogas y luego revenderlas de manera ilegal en su país.

Los cafés

Coffee shop in Amsterdam

Famosos por su apertura frente a las drogas blandas, los coffee shops (cafés autorizados a vender marihuana) se convirtieron desde los setenta en una atracción para los visitantes.

Actualmente, existen alrededor de unas 700 de estas tiendas de café en los Países Bajos.

En octubre, una variedad fuerte de marihuana o "skunk" fue reclasificada como una droga dura, en medio de preocupaciones por sus efectos potencialmente sicóticos.

El cambio obligó a las coffee shops a eliminar de sus anaqueles las variedades más populares de la hierba.

Además, con la nueva ley, los cafés podrán emitir hasta 2.000 membresías, conocidas como "pases de hierba", limitadas a residentes mayores de 18 años.

Los turistas

Señal advirtiendo sobre la prohibición de venta de drogas en Holanda

Un juez holandés dictaminó que -como parte de las reestricciones- se puede prohibir legalmente la entrada a los turistas a los cafés.

La capital del país, Ámsterdam, depende en gran medida del turismo. Se estima que un tercio de sus visitantes llegan atraídos por la posibilidad de beneficiarse del relajado enfoque hacia el consumo de cannabis.

Por ello, hasta el alcalde de la ciudad, Eberhard van der Laan, se opone a la nueva ley y asegura que no padecen grandes problemas debido a los fumadores de marihuana.

El alcalde argumenta que no tiene sentido aplicar la misma política desarrollada para las ciudades fronterizas.

Se teme que la nueva ley sea un duro golpe contra la industria del turismo.

Se cree que el alcalde y otros funcionarios de la ciudad lucharán contra la aplicación de la prohibición antes de que entre en vigor en Ámsterdam.



Los detractores

Manifestación en Holanda

Un grupo de 19 propietarios de coffee shops llevaron a los tribunales su caso afirmando que la ley de cannabis "exclusiva para lugareños" es ilegal porque discimina entre ciudadanos de la Unión Europea por el lugar en donde viven.

Marc Josemans, dueño del "Easy Going" en Maastricht, ha sido uno de los más férreos opositores a la prohibición. Asegura que la nueva ley diseñada para reducir el crimen en realidad tiene el efecto contrario.

"La gente viene aquí porque sabe que puede comprar cannabis. Tras la prohibición van a seguir viniendo pero cuando se encuentren con que no pueden obtenerla dentro, entonces irán a hacerlo fuera. Ahí los peligrosos distribuidores de drogas los estarán esperando con los brazos abiertos", dice Josemans.

"Estamos empujando a la gente a manos de los delincuentes. Justo se introdujo nuestra política de tolerancia para evitar que eso sucediera y estaba funcionando", insiste.

Éste y otros cafés tienen la intención de boicotear la ley y obligar al gobierno a enfrentarlos en los tribunales. La semana pasada, los partidarios del cannabis salieron a las calles para mostrar su oposición.

Para Svetla Yosifova, profesora de Derecho de la UE en la Universidad de Ciencias Aplicadas de La Haya, el argumento no es tan fuerte.

"La importación y venta de estupefacientes está prohibida en la UE, a menos que se realice bajo canales controlados estrictamente para fines científicos o médicos", dice Yosifova.

Ella explica que "debido a esa prohibición, la libre circulación y la prohibición por discriminación por nacionalidad en la UE no puede aplicarse".

Los partidarios

A pesar de las quejas y manifestaciones, algunos residentes apoyan la decisión del juez.

"Todo lo que hemos logrado en los últimos 50 años es dar poder a los criminales, que continúan abasteciendo estos cafés", dijo John, un residente de Ámsterdam, a la BBC.

"El alcalde de Ámsterdam, debería estar trabajando en otras formas de hacer dinero, en lugar de fomentar la venta de drogas a los turistas".

"Es probable que la prohibición tenga un efecto negativo en el turismo pero ¿realmente nos merecemos el dinero generado por estos turistas, cuando algo de ese dinero termina en giros criminales?", pregunta.

Este último endurecimiento de la ley es parte de una campaña más amplia contra las drogas introducida por el gobierno de coalición conservadora que cayó esta semana.

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.