¿Cuánto más durarán las primarias republicanas?

Última actualización: Martes, 27 de marzo de 2012
precandidato presidencial republicano Mitt Romney

A casi tres meses de iniciado el proceso de elecciones primarias del Partido Republicano estadounidense para seleccionar el candidato que confrontará al presidente Barack Obama, todo indica que el exgobernador de Massachusetts Mitt Romney logrará la nominación en la Convención que realizará el partido a fines de agosto en Tampa, Florida.

Aunque con los 568 delegados que ha obtenido hasta ahora Romney saca el doble de ventaja a su competidor más cercano, el exsenador por Pensilvania, Rick Santorum, ninguno de los aspirantes parece dispuesto a reconocer la derrota.

Dentro del llamado Gran Viejo Partido algunos aspirarían que la ventaja de Romney sea reconocida de una vez para que este pueda enfilar sus baterías hacia los demócratas.

Y en parte también para que, finalizada la campaña interna, deje de sufrir ataques de parte de sus propios compañeros que podrían debilitar su figura a ojos del electorado nacional y hasta proveerle municiones a los demócratas a la hora de la campaña para las presidenciales de noviembre.

¿Objetivo la Casa Blanca?

Por eso, muchos se preguntan por qué los candidatos republicanos no reconocen la ventaja de Romney y mantienen la tensión política.

BBC Mundo conversó con Adolfo Franco, miembro del consejo asesor hispano del Comité del Partido Republicano y un veterano en campañas electorales.

Hace dos años los republicanos cambiaron el formato del proceso interno para las primarias del 2012, haciéndolo más largo

"Si ganamos las elecciones en noviembre, diremos que esta fue la mejor preparación posible para una contienda que será difícil", aseguró Franco en conversación con BBC Mundo destacando las calidades oratorias del candidato-presidente Barack Obama.

"Cada campaña es única y cada candidato tiene su propia meta", explica Franco diciendo que esa meta no es necesariamente la nominación presidencial.

Ron Paul

representante por Texas, Ron Paul

Representante por Texas, 50 delegados. 4to lugar

Se define como libertario y pese a estar en su tercera campaña interna consecutiva (lluego de las de 2004 y 2008) es uno de los aspirantes menos convencionales. Aunque coincide discursivamente con los otros precandidatos en la necesidad del control fiscal, difiere en cómo lograrlo, además de en sus ideas sobre defensa y su propuesta de reducir el aparato militar.

"El mismo Ron Paul dijo hace meses que él no se veía en la Casa Blanca como presidente de EE.UU., que él sólo estaba representando un movimiento para cambiar el enfoque nuestro pueblo y de nuestros gobernantes para prestar más atención a los asuntos fiscales".

Según Franco el representante por Texas da voz a una importante minoría republicana frustrada con el crecimiento del gobierno federal y además aprovecha el proceso interno para dejar establecido el apellido Paul como una "marca política" dentro del partido.

"Ron Paul tiene un hijo, Rand, que es senador por el estado de Kentucky que tiene futuro en nuestro partido. Creo que Ron Paul esta haciendo todo lo posible por establecer una plataforma para que el senador Rand Paul pueda ser un aspirante en el 2016"

Newt Gingrich

expresidente del Congreso, Newt Gingrich

Expresidente del Congreso de EE.UU entre 1989 y 1998. 137 delegados. 3er lugar.

Tras acumular un gran poder en la década de 1990, Gingrich terminó saliendo del Congreso cuestionado y hasta multado por faltas éticas, lo que eclipsó su influencia dentro del partido republicano.

Incluso al anunciar su aspiración a la nominación republicana más de uno pronosticó que sería de los primeros en salir de la carrera.

En estas primarias ha protagonizado lo que muchos consideran uno de los renacimientos políticos más asombrosos de los últimos años en EE.UU.

"Con esta campaña, Newt Gingrich se mantiene con una voz y un papel relevante. Es una manera de promocionar su figura, mantenerla relevante dentro del partido. Es la manera como muchas veces las personas utilizan el proceso para seguir siendo una fuerza", explicó Franco.

En algún momento llegó a estar en segundo lugar, detrás de Romney, pese a los problemas de organización y financieros que sufrió en las primeras etapas del proceso.

Sin embargo, los generosos aportes de algunos financistas permitieron al excongresista mantenerse como una figura relevante para los republicanos.

"Esa es una decisión muy personal. Yo creo que es por eso que Gingrich no se ha retirado, aunque es muy difícil imaginarse cómo puede llegar ni remotamente a tener los delegados necesarios para competir con el gobernador Romney", afirmó Franco.

Rick Santorum

exsenador Rick Santorum

Exsenador por Pensilvania. 260 delegados. 2do. lugar.

Aunque marcha de segundo en la contienda y pese al oxígeno político y mediático que le ha otorgado la seguidilla de victorias de su campaña del exsenador en varios estados, algunos empiezan a impacientarse con la aparente voluntad de Santorum de mantenerse hasta el final.

La campaña de Santorum ganó impulso a fines de enero cuando recibió el respaldo de varios líderes religiosos reunidos en Texas.

Con ese apoyo logró establecerse como el candidato "verdaderamente conservador", una característica que actualmente le disputa Gingrich.

Algunos destacan que el proceso interno republicano ha sido el esfuerzo de los sectores más conservadores del partido de buscar una alternativa a Romney, cuyas credenciales conservadoras no son suficientemente buenas para muchos.

Aunque no se espera que logre superar a Romney, la permanencia de Santorum en la carrera podría otorgarle un mayor poder de negociación a la hora de definir la fórmula, el candidato a la vicepresidencia, que acompañará al nominado e incluso alguna influencia en la plataforma política-ideológica.

Los que quedaron fuera

excandidatos presidenciales republicanos

El gobernador de Texas, Rick Perry, el exembajador John Huntsman y la representante Michelle Bachman ya dejaron la carrera tras haber tenido resultados poco alentadores en el arranque del proceso electoral interno.

"Los activistas más conservadores del partido, aquellos que buscaban la alternativa a Mitt Romney, se dieron cuenta que tenían cuatro candidatos aceptables, pero que si no se decidían por uno iba a ser muy difícil contener a Romney porque se estaba dividiendo el voto conservador".

"Cuando eso sucedió, los fondos disponibles para seguir financiando las campañas para esos candidatos fue mucho más difícil. Cuando se agotaron esos recursos decidieron retirarse porque no tenían alternativa", dijo a BBC Mundo Adolfo Franco.

Franco destaca que, pese al empeño que pueda tener un aspirante en mantenerse en las primarias, el dinero es "importantísimo" porque es el que permite pagar las estrategias proselitistas y el pago al personal de campaña.

En diciembre de 2011 el empresario Herman Cain también abandonó sus aspiraciones, aunque en su caso fue para evitar un potencial escándalo tras aparecer acusaciones de supuesto acoso sexual presentadas por algunas exempleadas.

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.