La ley de salud de Obama está en terapia intensiva

Última actualización: Miércoles, 28 de marzo de 2012
Opositores del Tea Party manifiestan frente a la Corte Suprema

Opositores del Tea Party se manifiestan frente a la Corte Suprema.

La Corte Suprema de Estados Unidos concluyó tres días de audiencias sobre la constitucionalidad del Acta de Cuidado de Salud Asequible, una ley en la que el presidente Barack Obama ha invertido su mayor capital político y que, tras meses de debates, fue aprobada en ambas cámaras del Congreso a lo largo de líneas partidistas.

Desde que esta profunda reforma al sistema de salud fue aprobada hace dos años, ha habido un cambio en la composición del poder legislativo con los republicanos equilibrando los escaños en el Senado y ganando la mayoría en la Cámara de Representantes. Sectores públicos más conservadores también se han vuelto más vociferantes en su crítica contra la ley.

Como consecuencia 26 estados desafiaron legalmente el acta, lo que ocasionó las históricas audiencias frente a la última instancia jurídica del país. Lea a continuación por qué hay tanta polémica, qué mitos rodean la ley, cuáles son los beneficios que propone, qué se discutió en las audiencias y cuándo habrá una decisión al respecto.

Tres días de discusión

Durante los tres días los nueve altos magistrados de la Corte Suprema intercambiaron opiniones, escucharon a los críticos de la ley e interrogaron a los abogados sobre los aspectos más cruciales.

"Mi inclinación sería que si se retira el corazón del estatuto, el estatuto desaparece"

Magistrado Antonin Scalia

El primer día se concentró en cuestionar la jurisdicción del alto tribunal sobre el caso -basándose en el precedente de una antigua ley del siglo XIX- pero al final decidieron que sí se podía proseguir, lo que preparó el terreno para el debate de la siguiente jornada.

El martes, lo magistrados realizaron un fuerte interrogatorio de dos horas sobre el seguro obligatorio, el artículo central de la ley que los opositores han impugnado con el argumento de que si el gobierno federal obliga al pueblo a adquirir un seguro de salud también lo puede obligar a comprar automóviles.

Durante la última sesión del miércoles, la corte discutió en qué estado quedaría la ley del presidente Obama si se deroga ese artículo central.

"Mi inclinación sería que si se retira el corazón del estatuto, el estatuto desaparece", opinó el magistrado conservador Antonin Scalia. Sin embargo, no surgió un claro consenso sobre la suerte de la ley si los jueces deciden derogar el seguro obligatorio.

El fallo: ¿cuándo y cuál?

Dibujo de la Corte Suprema

Interpretación artística de los magistrados de la Corte Suprema escuchando los argumentos sobre la ley de Obama.

Se espera que los magistrados se reúnan este viernes para discutir los argumentos que se escucharon durante estos tres días. Cada juez escribirá sus opiniones sobre el caso y emitirán el fallo a finales de junio, cuando la carrera presidencial estará en pleno auge, posiblemente convirtiendo el cuidado de salud en un tema candente de las campañas.

La Corte Suprema de Estados Unidos está compuesta de nueve magistrados, cinco de ellos designados por presidentes republicanos y cuatro por demócratas. De darse un fallo partidista, la ley sucumbe pero sólo se necesita que uno de los jueces conservadores coincida con sus homólogos liberales para ratificarla.

Al comienzo de las audiencias, la comunidad de abogados parecía inclinada a pensar que el fallo de la Corte Suprema sería positivo para el presidente.

"La mayoría de mis colegas concuerda con que el programa sí se ratificará, que el gobierno sí puede regular el comercio interestatal (en el caso del seguro obligatorio)", opinó a BBC Mundo William Yeomans, profesor de leyes de la Universidad Americana de Washington.

De ser ese el caso, el último desafío que podría enfrentar la ley es si un republicano resulta elegido presidente el próximo noviembre e intenta revocar la ley, aunque tendría que lograr el apoyo de grandes mayorías en el Congreso.

Polémica

Adeptos de la ley frente a la Corte Suprema de EE.UU.

Adeptos de la ley manifiestan su apoyo frente a la Corte Suprema de EE.UU. antes del primer día de audiencias.

El tema más controvertido es el seguro individual obligatorio que estipula que, con algunas excepciones, los ciudadanos que tienen los medios tendrán obtener un seguro de salud para 2014, de lo contrario pagarán una multa que empezará en US$95. La cobertura podrá ser con una aseguradora privada o por medio del sistema de salud del estado, Medicaid.

Sectores conservadores alegan que esto es un ejemplo de crasa intromisión del Estado en la vida ciudadana, dictaminando qué o no debe hacer un ciudadano y en qué gastar su dinero.

"La verdad es que los primeros que salieron con la idea de obligar a comprar un seguro para la gente en buen estado de salud fueron republicanos"

Igaor Volsky, especialista en Salud del Centre for American Progress

Los defensores de la reforma insisten en que es una parte esencial de hacer que los costos de los seguros de salud bajen para todos los estadounidenses, incluyendo para los millones que hoy no pueden pagarlos. Alegan que al hacerse obligatoria la compra del seguro, tanto las personas que gozan de buena salud como las que no la tienen harán parte del sistema.

En el sistema actual, algunas personas sin problemas de salud no sienten la necesidad de comprar el seguro, generando como resultado que entre los asegurados haya un porcentaje relativamente mayor de personas enfermas, lo que a su vez eleva los costos de tratamiento y por ende el valor de las primas de seguro médico que deben pagar los usuarios actuales.

"Va a haber varios niveles de cobertura", explicó a BBC Mundo Igor Volsky, editor en temas de Salud de Thinkprogress.org, un blog fundado por el Centre for American Progress, un instituto de investigación liberal en Washington.

"Un seguro contra todo riesgo va a ser más costoso pero aquellos con medios limitados podrán adquirir un nivel básico de cobertura y, de acuerdo a sus ingresos, podrán recibir subsidios complementarios del gobierno", aseguró.

Mitos y confusiones

Los sistemas de salud pública son complejos, pero se vuelven más confusos en el mundo del twiteo y breves declaraciones políticas en los medios. Esto ha ayudado a que aparezcan algunos mitos con respecto a la ley.

Primero, algunos críticos alegan que, como parte de la reforma se ha creado una junta que puede tener la facultad de negar o racionar tratamiento médico a los ancianos por criterios de costo, efectivamente condenando a algunos de ellos a la muerte. Además, aseguran que incrementará los costos del cuidado de la salud.

Lo que los adeptos de la ley explican es que la junta fue creada para encontrar maneras más eficientes de pagar los servicios de hospitales y honorarios de los médicos para así mantener control sobre los precios y niegan rotundamente que se trate de "paneles de la muerte", como dicen los críticos.

"Hay mucha gente que no tiene seguro de salud y su opción es ir a una clínica de urgencias donde por ley no se puede negar la atención por motivos de dinero. Ese costo lo absorben quienes tienen cobertura y eso les ha subido mucho sus seguros"

William Yeomans, profesor de leyes, Universidad Americana

Otro mito, dice Igor Volsky del Center for American Progress, es que los gastos se han disparado desde que la ley fue aprobada en el Congreso.

"El costo de las cuotas del seguro ha subido por una tendencia corriente del mercado todos los años", responde. "Pero estamos viendo dineros adicionales entregados a los estados para amortiguar esos incrementos, así como el control racional de lo los precios".

Además existe el rumor de que la gente va a tener que cambiar su sistema de cuidado de salud. William Yeomans, de la Universidad Americana de Washington, explica que una mayoría abrumadora continuará con el sistema que tiene, "mientras que unos 40 millones que nunca tuvieron seguro tendrán cobertura".

"Hay mucha gente que no tiene seguro de salud y su opción es ir a una clínica de urgencias donde por ley no se puede negar la atención por motivos de dinero. Ese costo lo absorben quienes tienen cobertura y eso les ha subido mucho sus seguros.", dijo el académico a la BBC.

Beneficios y los latinos

La reforma se instituyó, principalmente, para los más de 50 millones de personas que no cuentan con un seguro de salud, muchas de ellas porque no tienen dinero para pagar las primas.

Anciano y médico

Algunos creen que la reforma limitará el acceso de los ancianos al cuidado de la salud.

También se beneficiarán los pacientes cuya cobertura ha sido rechazada por condiciones de salud preexistentes.

Uno de las comunidades que más beneficio ha recibido es la latina, según lo afirma la campaña hispana para reelegir a Obama, que este lunes publicó un informe bilingüe sobre el impacto que ha tenido en esta comunidad.

"Se estima que nueve millones de hispanos en Estados Unidos podrán obtener cobertura una vez la ley sea completamente implementada", manifestó en una teleconferencia Gabriela Domenzain, directora de medios hispanos de la campaña.

Domenzain añadió que la comunidad latina sería la más afectada en caso de que se revoque la ley.

Es un hecho que los estados que registran el porcentaje más alto de personas sin seguro son aquellos donde hay una mayor población latina, particularmente Florida, Texas y Nuevo México con más del 25% de personas sin seguro, seguidos por California, Nevada y Arizona, con más de 20% sin cobertura.

Falta de promoción del gobierno

"Una de las grandes fallas del gobierno fue el no promover su propia ley", declaró William Yeomans de la Universidad Americana.

Esto coincidió con el auge del derechista Tea Party que tildó la reforma de salud de socialista y empezó a ejercer mucha influencia sobre las elecciones legislativas de 2010.

"El presidente y su partido estaban temerosos del resultado en las urnas", indicó Yeomans. "En sus campañas los demócratas le huyeron al tema de la salud en lugar de aferrarse a él."

JOven recibiendo asistencia médica

Ya funciona la parte que prevé que los jóvenes hasta de 26 años pueden estar incluidos en el seguro de sus padres.

Otro aspecto fue que se trató de una lucha tan larga, ardua y sangrienta en el Congreso para aprobar la ley, que en la mente del público ese difícil proceso es casi sinónimo de la propia ley, comentan los analistas.

"Cuando se le pregunta al pueblo sobre el Acta de Cuidado de Salud Asequible la asocian con los sinsabores de esa batalla legislativa. Una vez se desmenuzan las disposiciones de la ley, ven los aspectos positivos de cada una de ellas y le dan su apoyo. Una vez empiece a consolidarse la ley el público podrá separar el proceso político de la ley misma".", recalcó Igor Volsky del Centre for American Progress.

Partes de la ley que ya están en efecto podrían también servir en su promoción.

Lo que ya funciona

Para las personas que están enfermas y sin seguro, pueden afiliarse a un programa temporal hasta cuando entre en efecto la ley en 2014 que otorga cobertura a pesar de sus condiciones preexistentes. Según Igor Volsky unos 50.000 se han beneficiado de esto.

Ya aplica el reglamento que prohíbe a las aseguradoras cobrar más por cuidados preventivos, así que millones de personas con seguro privado pueden gozar de esos tratamientos sin costo adicional.

También está en funcionamiento la parte que prevé que los jóvenes adultos podrán estar incluidos en las pólizas de sus padres hasta los 26 años de edad.

Aunque la ley no entra completamente en efecto hasta 2014, muchos estados llevan tiempo trabajando en la aplicación de ésta, así que mucho de lo que prevé la ley ya está en marcha.

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.