BBC navigation

La mujer del autócrata

Última actualización: Viernes, 23 de marzo de 2012

El público apoyo de la primera dama siria a su marido le ha valido muchas críticas.

Tras salir a la luz sus viajes de compras a Londres y París, la situación de la primera dama siria Asma Asad se complica aún más después de que la Unión Europea aprobase este viernes sanciones que le impiden viajar al continente.

Hija del cardiólogo de una prestigiosa clínica de Londres, educada en los mejores colegios británicos, y calificada por algunos como "la rosa del desierto" o "la María Antonieta de Oriente Próximo", la primera dama siria es el rostro glamoroso de uno de los regímenes más opacos y que más ha usado las políticas "de mano dura" en la zona.

Pero ahora, y tan solo unas semanas después de revelarse sus compras en Londres y París mientras los tanques del régimen de su marido aplastaban duramente a la oposición de su país, la Unión Europea aprobó sanciones que impiden a la primera dama, a la madre, y a la hermana de Bashar al Asad viajar a Europa.

"Con esta nueva lista de nombres nos queremos dirigir al corazón del clan al Asad", señaló a la agencia Reuters el ministro de Exteriores holandés, Uri Rosenthal. Un clan en cuyo centro se halla la primera dama, un personaje que ha levantado pasiones y que ha estado en la mirada pública en los últimos meses.

Y es que a pesar de sus pasos a favor de los derechos humanos en Siria y de haber tenido una actitud que algunos calificaron como casi pro-occidental, los comienzos de la revuelta en el país durante el año pasado provocaron su casi total desaparición de la esfera pública.

No fueron pocos los que criticaron este silencio, más cuando la familia de la primera dama proviene de uno de los bastiones más castigados por el ejército sirio: la ciudad de Homs.

Imagen occidental, simpatías orientales

A pesar de su educación europea, de su imagen pro-occidental y de que en un principio se pensaba que podría haber influido en una apertura del régimen sirio, cuando Asma Asad decidió romper su silencio, por primera vez tras el comienzo de los enfrentamientos en Siria, lo hizo para apoyar a su marido.

En su primera intervención pública tras el comienzo de los enfrentamientos entre gobierno y oposición, la primera dama envió una carta al periódico británico The Times en la que expresaba explícitamente su apoyo a las acciones tomadas por su esposo.

A pesar de haber sido criada en Inglaterra, la familia de Asma Asad proviene de una de las ciudades más castigadas por los tanques de su marido: Homs.

Estas declaraciones fueron decepcionantes para un amplio sector de la oposición siria, que esperaba una respuesta distinta de una mujer que se había acercado a causas humanitarias (el gobierno italiano le concedió en 2008 la medalla de Oro de la Presidencia por sus "esfuerzos humanitarios" en el mundo árabe).

"A nivel personal siento pena por ella por verse en esta situación, creo que tiene un buen corazón, pero desde una perspectiva política creo que su apoyo a al Asad es inaceptable. Ella es consciente de todo lo que ha estado pasando en el país", aseguró a la BBC Malik Al-Abdeh, periodista sirio basado en Londres.

Pero a pesar de las decepciones de muchos, algunos analistas aseguran que esto no puedo sorprender a nadie.

"¿Por qué la estamos culpando y diciendo que debería hacer algo al respecto?", le dijo a la BBC Rime Allaf, de Chatham House,un centro de estudios sobre asuntos internacionales con base en Londres.

"Incluso aunque, en su interior, no estuviese contenta por lo que está pasando, no tendría posibilidades de hacer nada al respecto. E incluso aunque, a puerta cerrada, ella le dijese a su marido que no esta de acuerdo con lo que se está haciendo, no lo sabríamos. Hay que ser realista respecto a esto", señaló Allaf.

Criada en Europa

La primera dama siria se graduó en Ciencias de la Computación en el King's College de Londres y trabajó en la banca en la capital británica. Su familia proviene de Homs, ciudad siria que ha sido el epicentro de la oposición y una de las más castigadas por el régimen de su marido.

Desde el comienzo de las revueltas en Siria, la primera dama ha guardado silencio en la esfera pública.

Nacida en Reino Unido y criada en el barrio de Acton, en el oeste de Londres, se cree que la primera dama conoció a su marido, con el que se casó en 2000 y que es cirujano ocular, cuando él estaba estudiando en la capital británica.

El diario británico The Guardian reveló recientemente una serie de correos electrónicos enviados a al Asad y a su esposa. En uno de ellos, la hija del emir de Qatar, Mayssa al Thani, se dirige a la primera dama siria.

"La oportunidad para un cambio real se perdió hace tiempo. Aun así, cada vez que una oportunidad se pierde aparece otra, y creo que no es demasiado tarde para la reflexión y para salir del estado de negación", señala supuestamente al Thani.

Los documentos publicados por The Guardian pusieron en evidencia además el modo de vida llevado por la mandataria, que supuestamente realizó varios viajes a Londres y París, donde compró artículos de lujo por valor de miles de libras. Asma Asad habría usado además un alias para realizar múltiples compras en Europa a través de internet.

A pesar de que su ciudadanía británica no le impediría viajar al Reino Unido, es probable que, con estas nuevas sanciones, la primera dama elija seguir realizando sus compras a través de la red.

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.