BBC navigation

"Narcocorridos" a la italiana

Última actualización: Sábado, 17 de marzo de 2012
Imágen de un narcovideo italiano

El video muestra al gángster dando instrucciones al asesino a sueldo y explicándole quién es el objetivo.

Se trata de un video musical del tipo más oscuro. A ritmo de un intenso martilleo, la canción cuenta la historia de una ejecución realizada por la Camorra, el nombre con el que la organización criminal es conocida en la ciudad italiana de Nápoles.

Pero no hay simpatía por la víctima. Todo lo contrario.

El cantante alaba al jefe de la Camorra que ordena el asesinato de un "traidor".

El video muestra al gángster dando instrucciones al asesino a sueldo y explicándole quién es el objetivo.

Luego vemos al asesino colgándole una nota con su nombre a la víctima horrorizada. La sentencia de muerte de la Camorra.

Mientras tanto, la letra de la canción asegura que el jefe "no es verdad que sea un demonio". "Lo tenemos que respetar" se escucha mientras el sicario saca su pistola.

El tema "El Jefe de Clan" es cantado por Nello Liberti en dialecto napolitano, en lo que es conocido como estilo neomelódico. Se trata de un género musical nacido en varios barrios duros de la ciudad.

Pero siempre ha habido la preocupación de que el estilo neomelódico esté demasiado cerca de la Camorra y que algunos artistas glorifiquen a los gángsters.

Los fiscales de Nápoles están investigando a Nello Liberti.

Según informes, dicen que esa canción justifica el asesinato de cualquier persona que traicione a la Camorra y el cantante está siendo acusado de incitar a cometer un crimen.

El fenómeno de la música neo-melódica ha crecido en los últimos veinte años.

"Se convierten en ejemplos muy negativos para los jóvenes que viven en esas zonas"

Amalia Simone, periodista de investigación

En este tiempo ha generado una gran aceptación en los alrededores de Nápoles, pero también se ha vuelto popular más al sur del corazón de la región.

Esto ha desarrollado una industria de producción y grabación rentable y se cree que la Camorra participa en esto activamente.

Y mientras la música se vuelve más influyente, parece que hay más necesidad de atacar sus conexiones con el mundo criminal.

"Es una batalla cultural, el fenómeno que nos preocupa y que estamos investigando", dice Rosario Cantelmo, un fiscal antimafia de Nápoles.

Teniendo en cuenta la medida en que la Camorra está arraigada en los suburbios de la ciudad, tal vez es inevitable que sus actividades terminen retratadas en la música que emerge de esas mismas calles.

Sin embargo, la periodista de investigación local Amalia Simone afirma que si bien no habría nada de malo en reflejar algo de la realidad de la vida en Nápoles, ir un paso más allá e idealizar a los asesinos tiene graves consecuencias sociales.

"Se convierten en ejemplos muy negativos para los jóvenes que viven en esas zonas", dice.

"Cuando escuchas esta música, se piensa en el capo de la Camorra como un personaje fascinante, de moda, un modelo. Y esto es absolutamente vergonzoso e inaceptable".

"Sólo canciones de amor"

Pero sería totalmente erróneo pensar que toda la escena neomelódica está siento organizada por la Camorra.

Cantante italiano

Una de las jóvenes estrellas en ascenso tiene una enorme demanda para que cante en bodas, bautizos y fiestas.

Las canciones que alaban abiertamente a las figuras de la mafia están en los márgenes.

Los sentimientos detrás de la inmensa mayoría de las canciones de ese género son los mismos que están en el pop de todas partes: la angustia adolescente, el amor y la traición.

Muchos cantantes de moda no son culpables más que de ser un poco kitsch.

Rosario Miraggio, un joven que es una de las estrellas en ascenso, tiene una enorme demanda para cantar en bodas, bautizos y fiestas.

A veces lo hace varias veces en una noche.

"Yo sólo canto canciones de amor", dice. "Prefiero evitar los problemas sociales de la ciudad".

Miraggio añade que su audiencia está conformada en su mayoría por adolescentes, niñas muchas de ellas, y que no están ni remotamente interesadas en cantar sobre las dificultades que enfrenta la ciudad.

En su lugar, les proporciona un poco de alivio de todo eso, la oportunidad de escapar con su música.

Y considera que dada la naturaleza de la vida en Nápoles es inevitable que los artistas de la ciudad puedan en algunas ocasiones codearse con los gángsters.

"Somos sólo cantantes", dice. "No pedimos el registro de antecedentes penales de las personas para las cuales cantamos".

"Puedo cantar en la fiesta de un trabajador o del alcalde o de cualquier persona. Estamos en Nápoles. Sucede".

Sin embargo, otro tipo muy diferente de cantante, Luca Caiazzo, está en desacuerdo con este tipo de argumento.

Él forma parte de la escena hip-hop de Nápoles. Y cuando actúa bajo su nombre artístico, Lucariello, a menudo opta por abordar los problemas sociales de la ciudad.

"Si escuchas las letras de toda la música neomelódica no encontrarás ni una canción que hable mal o de manera crítica de la Camorra", dice.

"Sí, nadie pide los antecedentes penales de las personas para las que estás actuando", dice. "Pero si estas consciente de que gran parte de tu mercado como artista viene de ese dinero, que es dinero manchado de sangre... Yo me lo cuestionaría, sabes, si estuviera cantando en la boda de un capo de la mafia o de su hijo".

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.