BBC navigation

Un documental al servicio de la justicia

Última actualización: Jueves, 15 de marzo de 2012
Yates

La propia Yates reconoce el miedo en su rostro en el primer documental que filmó en Guatemala en 1982.

"Desde que grabé a estos Generales en el año 1982, he querido verlos pagar por sus crímenes", dice la directora estadounidense Pamela Yates.

Acompañada por una fuerte determinación para revelar una guerra oculta, Yates fue a Guatemala en los años ochenta para hacer un documental sobre la lucha entre el ejército de Guatemala y la guerrilla.

"Leí que los periodistas guatemaltecos que habían tratado de informar sobre la guerra estaban desapareciendo y a los periodistas extranjeros les estaban denegando la entrada al país", relata Yates.

"Yo quería saber qué pasaba. Pero fue muy difícil entrar y cuando lo logré, todos tenían mucho miedo de hablar frente a la cámara".

Treinta años después, el material de su película When the Mountains Tremble ("Cuando las montañas tiemblan") va a ser utilizado como evidencia en un caso de genocidio internacional contra uno de sus entrevistados, el expresidente Efraín Ríos Montt.

"Yo estaba segura que mi primer intento de hacer un documental largo iba a ser un fracaso total", confiesa Yates.

La película, sin embargo, llegó a ganar diversos premios. También es uno de las pocas filmaciones sobre el conflicto armado que en Guatemala dejó más de 200.000 muertos entre 1960 y 1996.

Y el general Ríos Montt, quien tomó el poder en Guatemala en 1982 con un golpe de Estado y gobernó algo menos de 18 meses, actualmente está siendo procesado por supuestamente orquestar asesinatos masivos, torturas y violaciones en áreas rurales del país.

"En ese momento, junio de 1982, (Ríos Montt) estaba en el poder y quería demostrarlo por todos lados. Fue muy arrogante, me llamaba de 'tú' no de 'usted', y se enojaba con mis preguntas", recuerda la cineasta.

Contradicción

La defensa de Ríos Montt asegura que el exgeneral no estaba al mando de los oficiales de las tierras altas y que, por tanto, no era el responsable de las muertes y las violaciones de los derechos humanos.

La defensa de Ríos Montt

La defensa de Ríos Montt sostiene que el ex líder militar no es responsable de los delitos de los que se le acusa, pues no estuvo en el campo de batalla en el momento que los hechos que se le imputan tuvieron lugar.

Según el abogado del general (retirado), Gonzalo Rodríguez, de lo único que se lo puede acusar a su cliente es de omisión.

"La función de él fue política. Allí tenemos que demostrar el mando militar porque a él la atribución de la comisión de esos delitos sólo podría ser por omisión, y entendemos que esa es la posición del MP (Ministerio Público), porque él no lo evitó", explicó el letrado.

Mientras dure el proceso Ríos Montt estará bajo arresto domiciliario y de ser encontrado culpable afrontaría una sentencia de entre 20 y 30 años de cárcel.

Pero eso no fue lo que dijo en su entrevista con Yates.

Ante la cámara de Yates, Ríos Montt declaró: "Si yo no puedo controlar al ejército, entonces ¿qué hago aquí?".

Durante la última década, grupos de sobrevivientes trataron de llevar a Ríos Montt y a otros miembros del alto mando ante la justicia española. Pero los casos nunca prosperaban debido al débil sistema judicial en Guatemala.

Además, Ríos Montt gozaba de inmunidad ante la fiscalía por su condición de legislador.

Pero esta inmunidad terminó cuando su mandato expiró en enero de este año.

"Cuando peleas contra la impunidad, la impunidad se defiende. Aun después de todos estos años, Ríos Montt contaba con el poder suficiente para prevenir su arresto. La Corte de Constitucionalidad de Guatemala obstruyó la orden de detención española y Ríos Montt no pudo ser llevado frente a los tribulanes de España. Fue devastador para los involucrados", dice Yates.

Junto con documentos secretos del ejército y los restos de cadáveres desenterrados por los defensores de los derechos humanos, Yates ahora espera que su película ayude a condenar a Ríos Montt y los otros ex altos mandos militares que hasta al momento han podido eludir la acción de la justicia.

Granito

La directora también es autora de otro documental, Granito: How to Nail a Dictator ("Granito, cómo atrapar a un dictador"), que muestra los continuos esfuerzos para llevar a Ríos Montt a juicio.

"Ahora sabemos que escondida en esa guerra había un genocidio cometido por los mandos del ejercito contra los pueblos indígenas."

Yates, directora de Granito

"Granito es un concepto que escuché por primera vez en las tierras altas de Guatemala y lo he tenido presente durante toda mi carrera. Refleja los valores comunales que guían a las comunidades mayas y significa que cada persona puede hacer una pequeña contribución al cambio social de una manera positiva. Juntos podemos hacer grandes cambios en favor de la igualdad y los derechos humanos", dice Yates.

Parte película de suspenso y parte memorias, Granito es un viaje al pasado. Parte de Yates resucitando unas cajas viejas de película de 16 milímetros que no había tocado en más de 25 años para seguir a la ganadora del Premio Nobel de la Paz Rigoberta Menchu en su trabajo para donde impulsa un caso en la corte contra los criminales de la guerra.

De las tierras altas y los cementerios de Guatemala a las salas interiores de la Audiencia Nacional en España, y a los estudios de Nueva York, Granito es un testamento para nunca rendirse.

"Ahora sabemos que escondida en esa guerra había un genocidio cometido por los mandos del ejercito contra los pueblos indígenas. El enfado que siento hacia los generales es casi intolerable", dice Yates.

"Para mí, Granito es una segunda oportunidad para ayudar a corregir una injusticia. Yo estaba aterrorizada (durante la grabación del primer documental). Pero utilicé el miedo como motivación para filmar. En esta película, porque soy la narradora, hay imágenes de mí en 1982 y se me ve con mucho miedo", cuenta.

Premios

Granitos

"Granito" cuenta los trabajos para llevar a Ríos Montt ante la justicia.

El documental nos introduce a una colección de guatemaltecos imperturbables quienes jamás se rindieron en su búsqueda por descubrir la verdad sobre su pasado escondido, a pesar de que su gobierno se esfuerza en ocultarlo.

"Soy muy afortunada de haber crecido como directora de documentales al mismo tiempo que el movimiento global de los derechos humanos. Ese movimiento me ha inspirado y he conocido a la gente más valiente y se han convertido en parte de mis películas. Espero que mis películas ayuden a ampliar el movimiento e inspiren a la gente a convertirse en defensores de los derechos humanos", dice Yates.

Granito: How to Nail a Dictator ya ha ganado numerosos premios, incluidos el Mejor Documental Creativo en el Festival de Derechos Internacional Humanitario de París y el premio Justicia del Cine para la Paz en Berlín.

Y el fallo, el mes pasado, de una corte guatemalteca que determinó que ahora hay suficiente evidencia para acusar a Ríos Montt formalmente de genocidio y crímenes contra la humanidad marca un punto de inflexión en Guatemala, un país en el que se cometieron algunas de las peores violaciones de derechos humanos en la historia reciente de América Latina.

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.