BBC navigation

Qué hacer para proteger su privacidad en internet

Google

Google afirma que los datos personales de los usuarios no se entregan a los anunciantes.

La implementación este jueves de la nueva política de privacidad de Google está generando un áspero debate sobre cuánto acceso tendrá este buscador a nuestra vida privada.

Según Google, lo que están haciendo es "integrar" todos sus servicios, compartir la información que ya recopila en cada uno de ellos para poder elaborar publicidad a medida de una forma más eficiente.

Pero reguladores europeos, principalmente franceses, expresaron sus dudas ante un plan que aseguran podría estar violando las leyes de privacidad de la Unión Europea.

El gran hermano

"Nosotros no damos la información a las agencias de publicidad", se defendió en BBC Peter Barron, portavoz de Google, "nosotros usamos esa información de búsqueda para proporcionar anuncios que sean relevantes".

"Por ejemplo, si buscas mucho recetas de cocina, en YouTube podemos ofrecer videos de recetas y publicidad que tiene que ver con recetas de cocina".

Pero, ¿qué pasa si alguien busca mucho sobre temas no tan inocentes?

¿Realmente queremos abrir YouTube ante nuestro jefe y que aparezcan una gran cantidad de vídeos con el contenido X?

La realidad es que Google no es el único que rastrea nuestros movimientos y comparte datos entre servicios. Es bien sabido que otras compañías hacen lo mismo, incluyendo a Facebook y Apple.

¿Qué podemos hacer entonces nosotros en este banquete donde nuestra privacidad es el plato principal?

Aunque las medidas de seguridad que podemos adoptar no son a prueba de bomba, en este artículo le vamos a detallar algunas de las medidas que, según la Fundación de Fronteras Electrónicas (EFF) -una organización no gubernamental- pueden ayudarle a construir una muralla virtual bastante efectiva.

Evite ser egocéntrico

privacidad en internet

El egosurfing es un riesgo si se hace en el computador que usamos más habitualmente.

La norma número uno es evitar la tentación de buscar nuestro propio nombre, así como nuestra dirección, número de carnet de identidad, o cualquier dato que pueda dar pistas sobre quienes somos.

Si quiere hacerlo, trate de buscar este tipo de cosas en un computador que no use a menudo.

Ignore al buscador de su proveedor de internet

La compañía que le proporciona el servicio de internet conoce su identidad.

Si usted utiliza el buscador de esa empresa en cuestión, ésta es capaz de saber qué búsquedas estamos haciendo.

No hay problema si quiere usar ese buscador desde un computador cuya conexión fue contratada con un proveedor diferente.

Borre su historial de búsqueda

Los usuarios pueden desactivar la preferencia que permite registrar el historial de búsqueda en Google.

Para hacer eso, cuando entre en su perfil de Google fíjese en la parte superior derecha del buscador de Google y encontrará la forma de entrar en el menú "Configuración de cuenta".

Una vez ahí, vaya a la sección "servicios", donde podrá editar o borrar el historial.

Con esta opción Google todavía podrá registrar información sobre nuestros movimientos en la cuenta, pero al menos estos datos no se usarán para adaptar los resultados de búsqueda.

No accedas a tus perfiles personales

La idea de unificar servicios de Google no tendrá ningún efecto sobre usted si no accede a sus perfiles personales -por ejemplo, la cuenta de Gmail o de YouTube- al mismo tiempo que realiza una búsqueda.

Se puede buscar sin problemas o visualizar videos de YouTube sin necesidad de introducir nuestra palabra clave.

Pero si no tiene más remedio que consultar Gmail, lo aconsejable es acceder a través de otro navegador. Por ejemplo, use uno como Firefox para sus búsquedas y tenga a mano Internet Explorer para Gmail.

Gmail

Evita entrar en tu Gmail desde el mismo computador en el que realizas búsquedas con Google.

El secreto entonces es nunca hacer búsquedas y acceder a perfiles privados con el mismo navegador si estos servicios pertenecen a la misma compañía.

En el caso de Microsoft, se evitaría usar el buscador Bing y acceder desde el mismo programa a la cuenta de Hotmail o MSN Messenger al mismo tiempo.

En el caso de Google, existe una manera de utilizar un mismo navegador y evitar el seguimiento instalando el plugin "clic Customize Google". Una vez instalado, vaya al menú "herramientas" y seleccione "Opción Customize Google".

Una vez en la pestaña "Privacidad", active la opción "Anonimizar la cookie de Google UID".

El inconveniente es que, si quiere que esto funcione, debe cerrar su navegador al terminar de consultar Gmail en caso de que quiera realizar una búsqueda en Google después.

En otros navegadores puede acudir a clic Google Anon, con el que también tendrá que tener cuidado de cerrar su navegador tras usar un servicio personal.

Esquivar las famosas "Cookies"

cookies

Las cookies son piezas de información que se meten en nuestro computador y rastrean nuestros movimientos.

Cuando entramos en una página de internet, a menudo una "cookie" entra en nuestro sistema. Con ellas estas páginas pueden seguir nuestros movimientos en su sitio de internet.

Como éstas quedan guardadas en nuestro computador, no importa si nos vamos a otro país; ellas nos seguirán (a no ser que cambiemos de aparato).

Lo ideal sería no dejar a ninguna cookie entrar, pero si no lo hacemos, probablemente, no podremos acceder a muchas páginas. Así que la opción es dejar que entren sólo un por un momento, hasta que cerremos el navegador.

Para hacer esto, en el caso de Firefox, vaya a "herramientas", luego a "opciones" y acceda a la pestaña de "privacidad".

Bajo la opción "cookies" verá que hay un menú desplegable donde puede elegir guardar las cookies "hasta que cierre Firefox". Luego vaya a "excepciones" e introduzca las direcciones de los motores de búsqueda que suele utilizar y aprete después "bloquear".

Si su navegador es Microsoft Explorer, el procedimiento es casi el mismo: vaya a "herramientas", acceda a "opciones de internet", entre en "privacidad" y una vez ahí aprete la opción "avanzado".

A continuación, active la casilla de "sobreescribir la administración automática de cookies" y pulse "bloquear" en las columnas de "primeras partes" y "terceras partes". No olvide activar también la opción "siempre permitir cookies" antes de aceptar el cambio.

Cambie de identidad virtual

privacidad en internet

Nuestra dirección IP puede cambiarse o "ocultarse" gracias a una serie de programas disponibles en internet.

El IP es como nuestro número de cédula de identidad cuando navegamos en internet. Este número es asignado por nuestro proveedor de internet y por lo tanto si se rastrea es una de las formas de dar con nuestra identidad real.

Al estar vinculado al proveedor, la IP varía si nos conectamos a la red con el mismo computador pero empleando otro servicio.

Hay proveedores que ofrecen la posibilidad de tener un IP "dinámico", es decir, que cambia.

Si este es nuestro caso, una forma sencilla de no ser identificados es cambiar nuestra IP. ¿Cómo? Apagando el módem cuando terminamos, idealmente dejándolo apagado toda la noche.

Si usted es de esos que tiene un IP "estático" entonces siga leyendo y aprenda a "anonimizar" su dirección.

Esconda su IP

Por último, una opción avanzada es echar manos de programas que, aunque no perfectos, pueden disfrazar nuestra identidad en internet.

Estos programas envían sus búsquedas a través de una serie de computadoras que hacen de intermediarias, que supuestamente desconocen la ubicación e identidad del emisor.

Otros programas sirven para bloquear gran parte de la publicidad y para controlar a las cookies.

Siga la sección de tecnología de BBC Mundo a través de @un_mundo_feliz

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.