BBC navigation

Dos muertes que explican la tragedia de Homs

Última actualización: Miércoles, 22 de febrero de 2012

La rebelión que narran los propios sirios

La falta de periodistas independientes ha convertido los videos subidos por los sirios a internet en la mayor fuente de información de lo que ocurre en el país.

Vermp4

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Utilizar un reproductor alternativo

"La magnitud de la tragedia humana en la ciudad es inmensa. Los habitantes viven aterrorizados. Casi todas las familias tienen un muerto o un herido entre sus filas", escribió el pasado domingo la corresponsal del Sunday Times Marie Colvin.

"Baba Amr (distrito de Homs) se enfrenta en estos momentos a un genocidio", escribió Rami al Sayeed en su último mensaje a sus amigos, publicado ayer por el sitio de internet Bambuser, que transmitía en vivo los videos de este periodista ciudadano.

Ambos están muertos. Víctimas, con pocas horas de diferencia, de la ofensiva de las fuerzas armadas sirias sobre el bastión de la oposición al presidente Bashar al Asad.

Él murió en los bombardeos de este martes, una de las peores jornadas vividas por la ciudad en semanas, con decenas muertos, incluyendo niños.

En conversación telefónica con la BBC, Marie Colvin describió así el día en que murió Rami al Sayeed: "He visto a un pequeño bebé morir hoy, absolutamente horrible. Solo hay obuses, cohetes y proyectiles de tanques cayendo sobre áreas civiles de la ciudad, y es implacable".

Colvin murió este miércoles, junto con el reportero gráfico francés Remi Ochlik, cuando fue bombardeado el centro de prensa creado de forma improvisada por las fuerzas opositoras al gobierno en el distrito de Baba Amr.

clic En fotos: se intensifica el bombardeo de Homs

Un año y una ciudad en común

Además de su profesión -y de su muerte- pocos elementos en común tienen la vida de una mujer nacida en Estados Unidos, con tres matrimonios -pero sin hijos- y dos premios como la "mejor corresponsal extranjera" ganados en Gran Bretaña, y la del joven sirio, padre de una niña de un año y medio llamada –según Bambuser- Maryam.

Rami al Sayed

Rami al Sayed, junto a su hija Maryam, de 18 meses.

Ella tenía 30 años de profesión, él 26 de edad.

Ella era experta en Medio Oriente pero también había cubierto historias en Kosovo, Sierra Leona y Sri Lanka, donde perdió un ojo por una granada arrojada por el ejército. No sabemos si él dejó Siria alguna vez.

Buscando entre las extensas necrológicas que son publicadas ahora por los diarios sobre ella, y la escasa información que aparece sobre él en internet, uno encuentra un dato que los acerca: 1985, año en que él nació, año en que ella comenzó a trabajar en el periódico al que dedicó su vida, el Sunday Times.

Tampoco son los primeros corresponsales o ciudadanos armados con cámaras de video que mueren en Homs.

En enero de 2012, el periodista de la televisión francesa Gilles Jacquier perdió la vida cuando visitaba la ciudad en uno de los viajes organizados por el gobierno. Un mes antes fue el turno de otro periodista ciudadano, Basil al Sayeed, primo de Rami.

Pero las pocas horas de diferencia entre una muerte y otra muestran algo más que una de esas coincidencias a las que somos tan afectos los medios de comunicación al buscar historias que publicar. Nadie mejor que ellos dos para explicarlo:

Marie Colvin

Colvin era una experimentada corresponsal de guerra. En esta imagen se la ve en El Cairo, cubriendo las revueltas.

"El bombardeo, solo este martes, comenzó a las 06:30. Yo conté hasta 14 proyectiles cayendo sobre áreas civiles en 30 segundos. Hay una pequeña clínica, si es que se la puede llamar clínica, con decenas de personas llegando sin parar. Nadie aquí puede entender cómo la comunidad internacional puede dejar que esto ocurra. Hay 28.000 personas que no pueden salir de Baba Amr, de Homs. Están sitiados, están aquí porque no pueden salir", informó Colvin a la BBC.

"En pocas horas no habrá un lugar llamado Baba Amr", escribió a sus amigos Al Sayeed.

clic Vea toda nuestra cobertura sobre el conflicto en Siria

Última coincidencia

Hablando en 2010 durante una misa en homenaje a periodistas muertos en conflictos bélicos, Marie Colvin insistió en que el trabajo de informar siempre debe continuar a pesar de los peligros.

"Nuestra misión es mostrar los horrores de la guerra con precisión y sin prejuicios", fueron sus palabras.

"Nuestra misión es mostrar los horrores de la guerra con precisión y sin prejuicios"

Marie Colvin

Lyse Doucet, corresponsal de la BBC que compartió más de una cobertura informativa con Colvin, dijo esta mañana que no le sorprendía que la muerte haya encontrado a su colega en Siria.

"Cuando escuché su conversación telefónica con la BBC desde Homs me dije ‘¿Marie está en Homs?’ Y después me respondí que obviamente ella habría ido a Homs. ¿Dónde más podía estar? Y seguro sería una de las últimas en irse".

El último video en internet que tiene como protagonista a Rami al Sayeed muestra su cuerpo sin vida en un hospital improvisado. Se cree que su propio hermano subió las imágenes a la red.

En el video aparece un doctor, que describe a Rami como uno de los mejores periodistas que ha tenido Homs y añade:

"Rami murió porque transmitía imágenes reales desde Bab Amr. Rami murió porque filmaba la verdad".

El recuerdo y respeto de las personas que los conocieron parece ser, al final, la otra coincidencia entre ella y él.

Tanque del ejército sirio abandonado en una calle de Homs.

Los restos calcinados de un tanque del ejército sirio abandonado en una calle de Homs.

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.