BBC navigation

Cuando la autoridad decide bombardear a su propio pueblo

Última actualización: Jueves, 23 de febrero de 2012

La rebelión que narran los propios sirios

La falta de periodistas independientes ha convertido los videos subidos por los sirios a internet en la mayor fuente de información de lo que ocurre en el país.

Vermp4

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Utilizar un reproductor alternativo

El bombardeo de la ciudad siria de Homs se ha convertido en el epicentro del conflicto entre el gobierno de Bashar al Asad y las milicias rebeldes.

Desde hace días sufre un intenso acoso. Cientos de civiles han muerto según activistas y grupos de derechos humanos.

Y, el miércoles, la muerte de dos periodistas occidentales -la estadounidense Marie Corvin y el fotógrafo francés Remi Ochlik- hizo que la opinión pública internacional volviera a poner sus ojos sobre Homs.

clic Lea también: Dos muertes que explican la tragedia de Homs

Pero esta situación, en la que un gobierno ordena y ejecuta un bombardeo a su propia población civil, no es la primera vez que ocurre.

Libia, Irak y Chechenia han vivido episodios similares. BBC Mundo hace un recuento de la situación siria y los paralelismos históricos.

Hama, Siria

Hace 30 años la misma situación que se vive hoy en Homs, se daba a apenas 45 kilómetros al sur. En la década de los '70 era un bastión de los Hermanos Musulmanes.

Hafez el Assad

Los sirios aún condenan la masacre de Hama ordenada por el fallecido líder Hafez al Asad en 1982.

El 2 de febrero de 1982 Hafez al Asad, padre del actual presidente sirio, ordenó una operación militar en la ciudad de Hama para terminar con un levantamiento popular en contra de su gobierno.

El bombardeo y posterior ingreso de tropas al bastión de los rebeldes culminó con miles de opositores muertos, aunque la cifra total nunca fue confirmada debido a que la prensa internacional no pudo ingresar a la ciudad.

Lo ocurrido 30 años atrás en Siria fue considerado por décadas el peor ataque de un gobernante árabe en contra de su propio pueblo en los tiempos modernos.

Bengasi, Libia

Durante el levantamiento contra el exlíder libio Muamar Gadafi, uno de los bastiones rebeldes que más sufrió el ataque del ejército, al comienzo de la revuelta, fue Bengasi.

Bengasi

Extensas zonas de Bengasi aún están en ruinas por el intenso bombardeo ordenado por Gadafi.

En el mes de marzo del año pasado el bombardeo de la ciudad prácticamente desencadenó la decisión de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) de establecer una zona de exclusión aérea, lo que para muchos acabó inclinando la balanza a favor de los rebeldes.

Por otro lado, Human Rights Watch acusó a la fuerzas leales a Gadafi de utilizar bombas de racimo, prohibidas en más de 100 países, en los bombardeos contra la ciudad de Misrata, que para el mes de abril del año pasado era la única ciudad del oeste de Libia en manos de los rebeldes.

Halabja, Irak

En 1988 las fuerzas de Sadam Hussein lanzaron gas mostaza y otras armas químicas sobre la localidad de Halabja, de población mayoritariamente kurda. Entre 3.200 y 5.000 personas murieron en un solo día.

Halabja

Las imágenes dantescas de la muerte que dejó el bombardeo con gas mostaza en Halabja aún asombran a quienes revisan este capítulo de la historia de Irak.

Hasta 20 aviones (Mirage y Migs) tomaron parte en el ataque. De acuerdo a los expertos, los químicos lanzados pudieron incluir, además de gas mostaza, gas sarín, tabún y posiblemente cianuro.

El ataque contra Halabja, a unos 240 kilómetros de Bagdad, fue el último de la guerra contra Irán, quien había ocupado el sitio, y que era visto por Hussein como un centro de la resistencia kurda que peleaba por su autonomía.

El ataque químico llegó después de dos días de asedio utilizando artillería convencional.

Grozni, Chechenia (Federación Rusa)

La capital chechena sufrió reiterados ataques por parte de las fuerzas rusas en la segunda mitad de los '90 y principios de 2000.

En 1994, dos años después de adoptar una constitución que la definía como independiente, los rusos atacan Chechenia para aplastar el movimiento independentista.

Grozni

La violencia en Grozni la ha convertido según la ONU en "la ciudad más destruida de la Tierra".

Hubo ataques aéreos y disparos indiscriminados contra civiles.

Hasta los periodistas rusos contradijeron a la versión oficial de que eran "bombardeos de precisión". Semanas después llegó el ataque por tierra.

La ciudad volvió a sufrir cruentos ataques en 1996 y durante los meses finales de 1999 y principios de 2000, en el marco de las guerras de Chechenia.

Según publicaba Rupert Wingfield Hayes de la BBC, ya entrado el nuevo siglo Naciones Unidos todavía consideraba a Grozni como "la ciudad más destruida de la Tierra".

Similitudes y diferencias

Es muy difícil clasificar hechos históricos. Aún así, algunos casos muestran más similitudes que otros. En estos que mencionamos existe un gobierno central que lanzó un bombardeo contra ciudades que considera como territorio propio.

Para Gustavo Morales, profesor de la Universidad San Pablo de Madrid, "lo que está ocurriendo en Siria es una guerra civil". No tiene dudas.

Y por ende, en su opinión, también habría que comparar esto con el bombardeo de Guernica, "entre otros hechos históricos". Si bien en este caso existen diferencias. El ataque fue perpetrado por Alemania e Italia que estaban aliadas con el gobierno del general Francisco Franco, en el poder tras sublevarse contra las autoridades de la Segunda República.

"Está roto el pacto social entre la sociedad y los gobernantes y apenas hay una revuelta esa falta de pacto da lugar a unas manifestaciones de violencia por parte del poder muy fuertes y con falta de respeto por la vida de los otros"

Mariano Aguirre, director del Centro Noruego para la Construcción de la Paz.

Según el analista Mariano Aguirre, director del Centro Noruego para la Construcción de la Paz (Noref) "lo que demuestra este tipo de ataques contra una población -como en Libia al principio o ahora en Siria- es el abismo entre el poder y la sociedad".

"Se ha creado en el transcurso de las últimas cuatro o cinco décadas un abismo entre la elite y la sociedad, la vida de la sociedad no vale nada para la elite", explica Aguirre a BBC Mundo refiriéndose principalmente a Siria y Libia.

"Está roto el pacto social entre la sociedad y los gobernantes y apenas hay una revuelta esa falta de pacto da lugar a unas manifestaciones de violencia por parte del poder muy fuertes y con falta de respeto por la vida de los otros", añade.

Aguirre cree que este tipo de ataques se han dado en Libia y Siria, y no en Túnez o Egipto por "el desarrollo de la sociedad civil y su relación con las instituciones públicas" de estos últimos. "Había una sociedad civil más estructurada", opina.

"Aunque no sea algo matemático, cuanto más desarrollo de la sociedad civil, más espacio de negociación, diálogo y mediación puede haber con el poder", considera Aguirre. "Cuando ese desarrollo es prácticamente nulo, ya vimos lo que sucede".

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.