BBC navigation

México es escenario de otra tragedia carcelaria

Última actualización: Domingo, 19 de febrero de 2012

México: el clamor de los familiares de los presos

Cientos de familias indignadas se concentraron en los alrededores de la cárcel de Apodaca, donde una reyerta dejó 44 muertos. Sospechan de la fuga de varios reclusos.

Vermp4

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Utilizar un reproductor alternativo

Mientras el mundo sigue con horror la noticia del incendio de una cárcel en Honduras, una nueva tragedia causó víctimas mortales, esta vez en México.

Por lo menos 44 personas perdieron la vida en una pelea en la cárcel de Apodaca, en las afueras de Monterrey, capital del estado de Nuevo León, en el norte de México.

Funcionarios de seguridad indicaron que miembros de carteles de narcotraficantes rivales se enfrentaron con piedras y armas caseras. Algunas víctimas fueron estranguladas.

Un vocero del gobierno de Nuevo León dijo que el incidente se produjo por la riña entre presos de diferentes bandas criminales.

Según el portavoz de seguridad de ese estado, Jorge Domene, las víctimas murieron por heridas de cuchillos y golpes de piedras y palos.

Domene también explicó que la riña podría haber sido una cortina de humo para cubrir la fuga de reos. "En el conteo, aún cuando ya podemos confirmar la cantidad de fallecidos, hay ausencias" de prisioneros, aseguró, según informa Reuters.

"No se descarta la posibilidad de una evasión de reos, que puede ser también un móvil que haya generado la riña para ser la distracción" para la fuga, añadió el portavoz.

Para lograr esclarecer el hecho se detuvo y se investiga a todos los custodios que se encontraban en servicio, entre ello el jefe de seguridad del penal. También se indaga al director, ya que las primeras pesquisas apuntan a que había un "complot con los custodios", puntualizó Domene, según informa Efe.

Familiares de los presos en la cárcel de Apodaca

Unas 400 personas esperan ansiosamente noticias en la entrada de la cárcel de Apodaca, donde no se ha identificado a los fallecidos.

Nuevo León, en la frontera con Estados Unidos, es uno de los territorios más disputados por los carteles de la droga, explicó el corresponsal de BBC Mundo en México, Ignacio de los Reyes.

Y en los últimos dos años ha sido escenario de una cruenta batalla entre el cartel de El Golfo y el grupo de Los Zetas.

El portavoz de seguridad de Nuevo León, Jorge Domene, atribuyó este incidente a dichos grupos, que se disputan brutalmente el control de las rutas del narcotráfico a EE.UU.

Un hecho tristemente común

No es la primera vez que se produce un motín mortal en este estado. Apenas en octubre, siete personas murieron cuando los internos de una parte de la prisión de Cadereyta se enfrentaron a los de otro pabellón.

Los hechos de este domingo en Apodaca se producen sólo unos días después de la tragedia en el penal de clic Comayagua, en Honduras, donde 356 presos murieron en el peor incendio registrado en una cárcel en una década.

Esos hechos recordaron las precarias condiciones de las penitenciarías de Centroamérica.

Superpoblación en cárceles de México y Centroamérica

Porcentaje de hacinamiento Capacidad carcelaria Ocupación real
México 137% 167.434 229.426
El Salvador 253,5%

9.060

24.283

Panamá

171%

7.187

12.293

Guatemala

159%

6.974

11.140

Honduras

137,9%

8.230

11.846

Costa Rica 122%

8.536

10.455

Nicaragua 111% 5.446

6.060

Pero las riñas, evasiones masivas, motines y escándalos por corrupción en cárceles son también comunes en México.

En algunos casos, las autoridades han reconocido la infiltración del crimen organizado en la propia dirección de muchas cárceles, que han llegado a ser usadas por carteles del narcotráfico para esconder a secuestrados.

"Estamos hablando de sectores en los que hay celdas para ocho personas en las que hay hasta 30, 40 reclusos. En esas condiciones las autoridades apenas pueden entrar de manera segura. Ahí se vive de manera inhumana y se muere de manera inhumana"

José Luis Sanz, periodista de El Faro de El Salvador

Además, una de las principales deficiencias de las cárceles de México es su situación de superpoblación, hasta el punto de poner en jaque la propia seguridad de los penales, dijo De los Reyes.

El promedio de ocupación carcelaria en México es de 137%, según los expertos. Pero al déficit de plazas en las cárceles se suman otros problemas, como la corrupción y el descontrol de algunas prisiones.

Y organizaciones de derechos humanos han advertido a las instituciones penitenciarias que el hacinamiento y el deterioro de las condiciones de vida en algunos centros suponen una seria violación a estos derechos de la población carcelaria.

La espera desespera

Está en marcha una investigación para establecer si alguno de los guardias de la cárcel colaboró con la disputa al abrir las puertas que separan dos pabellones de la prisión.

Se dijo que los reclusos obligaron o sobornaron a varios guardias para que abrieran las puertas.

Los familiares de los presos están desesperados

La tragedia en la cárcel de Apodaca refleja la lucha entre los carteles de la droga en México.

Al parecer, se registró un pequeño incendio luego de que los reos quemaran parte de sus pertenencias, que podría haber tenido consecuencias catastróficas, como en el caso de Honduras.

Las autoridades todavía no han revelado los nombres de los fallecidos, pero alrededor del penal hay unos 400 familiares de los reos, ansiosos por conocer la verdad.

Varios de ellos forcejearon con los guardias y trataron de ingresar a la fuerza, empujando la cerca metálica.

Domene les pidió paciencia, diciendo que la cárcel tiene más de 3.000 reclusos y que deben asegurar que estén bien. La capacidad de la penitenciaría, sin embargo, es de solo 1.500.

Hace poco más de un mes, el 4 de enero de este año, 31 personas murieron durante una pelea entre presos en la cárcel de clic Altamira, en el estado de Tamaulipas.

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.