BBC navigation

Con diabetes, más riesgo de defectos congénitos

Última actualización: Lunes, 6 de febrero de 2012
Inyección de insulina en el embarazo

Las mujeres con diabetes deben vigilar de cerca sus niveles de glucosa durante el embarazo.

Las mujeres embarazadas que sufren diabetes tienen cuatro veces más riesgo de que su bebé nazca con alguna malformación congénita, afirman científicos.

El estudio analizó datos de más de 400.000 embarazos en Inglaterra.

Encontró que el riesgo de un defecto, como por ejemplo una cardiopatía congénita o espina bífida, se incrementa entre las mujeres con diabetes.

La investigación, publicada en la revista Diabetologia, encontró que el principal factor de riesgo parece ser la falta de control en los niveles de azúcar en la víspera de la concepción.

El hallazgo, afirman los expertos, es importante en momentos en que las tasas de diabetes se están incrementando en todo el mundo.

Las directrices de atención a la salud recomiendan que las mujeres diabéticas vigilen de cerca sus niveles de glucosa en la sangre cuando están tratando de concebir.

Tanto la diabetes tipo 1, que por lo general aparece en la infancia, como la tipo 2, que principalmente es resultado de una mala dieta, pueden provocar un descontrol en los niveles de azúcar en la sangre.

Se sabe que esto puede causar problemas en el embarazo, como malformaciones congénitas, aborto o un bebé nacido con exceso de peso debido a demasiada azúcar durante la gestación.

Y los expertos han expresado temores de que los crecientes niveles de diabetes en el mundo, en particular la tipo 2, empeoren la situación.

Primeras semanas

Los investigadores de la Universidad de Newcastle, Inglaterra, analizaron datos de 401.149 embarazos en el noreste de Inglaterra entre 1996 y 2008.

De éstos, 1.677 eran de mujeres diabéticas.

"Esto es un problema particularmente cuando se trata de un embarazo no intencionado o cuando la persona no está consciente de que debe asesorarse con su médico antes de embarazarse"

Dra. Ruth Bell

Al comparar los resultados se encontró que el riesgo de un trastorno congénito aumentaba de 19 por cada 1.000 nacimientos entre las mujeres sin diabetes a 72 por cada 1.000 nacimientos entre las diabéticas.

Tal como explicó a la BBC la doctora Ruth Bell, quien dirigió el estudio, "muchas de estas anomalías ocurren en las primeras cuatro a seis semanas de embarazo".

Y agrega que encontraron un número "mayor del deseado" de embarazos con un pobre control de azúcar.

"Esto es un problema particularmente cuando se trata de un embarazo no intencionado o cuando la persona no está consciente de que debe asesorarse con su médico antes de embarazarse", expresa la investigadora.

En el Reino Unido las directrices del Instituto Nacional de la Salud y la Excelencia Clínica establecen que las mujeres deben reducir sus niveles de azúcar en la sangre a menos de 6,1% antes de tratar de concebir un bebé.

Tal como explica la doctora Bell "la buena noticia es que, con ayuda de los expertos antes y durante el embarazo, la mayoría de las mujeres con diabetes logran tener un bebé sano".

"Se puede reducir el riesgo de tener problemas si se toman cuidados adicionales para lograr el mejor control posible de los niveles de glucosa antes de embarazarse", agrega.

El estudio fue financiado por la organización Diabetes UK.

Tal como expresa el director de investigación del organismo, el doctor Iain Frame, "necesitamos hacer llegar el mensaje a las mujeres con diabetes de que si están considerando embarazarse se lo hagan saber a su equipo de atención de diabetes, quienes deben estar concientes de estos planes y de los pasos que la paciente debe tomar".

"El estudio también pone de manifiesto la importancia de usar métodos anticonceptivos si usted es una mujer que tiene diabetes y está sexualmente activa pero no planea en estos momentos embarazarse", agrega el experto.

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.