Daniel Radcliffe, de Harry Potter a un mundo de terror

Última actualización: Viernes, 3 de febrero de 2012
Daniel Radcliffe

En su nuevo papel, Radcliffe es un viudo solitario que batalla contra un mundo de fantasmas.

Lo primero que hizo Daniel Radcliffe fue quitarse las gafas: deberán pasar muchas películas antes de que su cara con anteojos no transporte irremediablemente al espectador al universo de la Escuela Hogwarts y lo haga rememorar las correrías de Harry Potter.

Pero el actor británico no sólo se cambió el look en su regreso a la pantalla: en su primer protagónico después de ponerle el cuerpo al aprendiz de mago por ocho películas, eligió también un cambio radical de género.

"La mujer de negro" es un relato de terror gótico, basado en una novela británica, para el que el ex Potter se convierte en un joven padre de familia, viudo y solitario, que debe enfrentarse a una casa plagada de espíritus si quiere conservar su empleo.

Arthur Kipps –tal el nombre de su personaje- viaja desde Londres a la Inglaterra rural a cumplir su labor de abogado y a poco de llegar debe vérselas con el alma de una dama que, tras una muerte trágica, vaga en el más allá buscando venganza.

El suspenso sobrenatural se construye a partir de la batalla psicológica que libra Kipps ante su presencia y que, unas escenas más tarde, tendrá consecuencias físicas para el pueblo entero.

A los 22 años, Radcliffe salta así al mundo adulto ante las cámaras, después de haber iniciado su camino a los 12 con el personaje de JK Rowling que le diera fama mundial.

"Se trata de probar que uno puede ser exitoso más allá del personaje por el que se haya hecho famoso. Mucha gente debe pensar que yo esperaba que apenas saliera este filme la audiencia se olvidara de Harry Potter. No soy tan idiota, sé que va a llevar un cierto número de filmes hacer que cambie la percepción que tienen de mí", señaló el actor a la BBC, durante una entrevista para el programa "Talking Movies".

Clásicos de fantasmas

Para su paso a la adultez cinematográfica, el actor se puso a las órdenes de James Watkins, un cineasta habituado a transitar el género del horror, que cuenta con la película "Eden Lake" y los guiones del thriller "My Little Eye" entre sus créditos.

"Se trata de probar que uno puede ser exitoso más allá del personaje por el que se haya hecho famoso. Mucha gente debe pensar que yo esperaba que apenas saliera este filme la audiencia se olvidara de Harry Potter. No soy tan idiota, sé que va a llevar un cierto número de filmes hacer que cambie la percepción que tienen de mí"

Daniel Radcliffe, actor británico

Según señaló el director ante BBC Mundo, la convocatoria de Radcliffe lo dejó convencido ya desde la primera reunión.

"Él leyó el guión, nos encontramos en Los Ángeles – lo cual fue raro porque ambos vivimos en Londres- y coincidimos en la mirada del personaje. Queríamos construir una historia de fantasmas elevada, que no sólo fuera terror sino que tuviera otro nivel emocional. A los dos nos pareció horrible, por ejemplo, que esta historia fuera en 3D, como nos sugirieron. Queríamos otra cosa", señaló Watkins.

La inspiración le llegó esta vez tanto de la literatura victoriana y los clásicos góticos como de las cintas de Stanley Kubrick, de quien se declara admirador: la receta del fallecido director era combinar en dosis justas la tristeza con el horror, hacer historias de espíritus que fueran a la vez aterradoras y consoladoras en tanto confirman la existencia de un más allá. Cuentos de fantasmas a la vieja usanza.

"Hay veces que los directores ponen demasiados elementos de terror, tantos que el filme paradójicamente pierde su efecto atemorizante. Se trata de ser despojados, de crear una atmósfera. Lo menos que uno muestre y lo más que pueda sugerir, mejor. Hay que dejar que la imaginación se ponga a trabajar", señaló Watkins a BBC Mundo.

Actor se busca

Para Radcliffe, la llegada al set de filmación de "La mujer de negro" marcó el inicio de una muerte anunciada, la de su mago exitoso por más de una década que le ganó un lugar no sólo en las marquesinas del mundo sino también en las clic listas de jóvenes actores más acaudalados.

Radcliffe salta a los 22 años al mundo adulto ante las cámaras tras dejar el personaje de JK Rowling que le diera fama mundial.

Desde "Harry Potter y la piedra filosofal", en 2001, hasta la reciente "Harry Potter y las reliquias de la muerte 2", clic estrenada enclic julio pasado, Radcliffe tenía un papel resuelto y una audiencia que iba a buscar más de lo mismo.

¿Cómo hizo para elegir el personaje con el que dejaría atrás el mundo de Rowling?

"Lo que más quería era que mi siguiente película fuera buena y la gente quisiera verla, más que preocuparme por el papel que me iba a tocar. Respondí inmediatamente a esta historia por el guión, y luego me encontré con James y me di cuenta de que compartíamos la visión de hacer una película que tratara sobre la pérdida y cómo sobreponerse a ella", señaló el actor.

Para volverse Kipps, Radcliffe se cambió el color de pelo, dejó al descubierto sus enormes ojos azules y adoptó un vestuario de época que le agrega unos cuantos años. Los resultados se verán en pantalla desde este viernes, día de estreno de la cinta.

Concluido el rodaje, sus compañeros no escatimaron elogios al joven actor.

"No es malcriado, lo cual es adorable. A esta edad y después de haber tenido tanto éxito, sería normal volverse un poco arrogante", dijo la guionista Susan Hill.

"Daniel es una persona de gran corazón y muy comprometido", destacó Ciaran Hinds, quien es parte del elenco de "La mujer…" y había trabajado ya con Radcliffe en el papel de Aberforth, el hermano de Dumbledore de la última "Harry Potter".

La crítica, en tanto, le entregó un veredicto dividido: algunos calificaron de acartonada su actuación, otros lo alabaron por lograr dar vida a un personaje introspectivo batallando con sus propios fantasmas.

Lo cierto es que el mago de otrora está en carrera y, está claro, no le teme a los desafíos. Prueba de ello ha sido su paso por el teatro con "Equus", en 2007, seguido de su clic debut en el musical de Broadway con "Cómo triunfar en los negocios sin realmente proponértelo", en un papel que antes habían interpretado veteranos como Robert Morse o Matthew Broderick.

Ahora, le llegó la hora de probar (nueva) suerte en el cine.

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.