España se queda con el tesoro hundido de una fragata proveniente de América

Última actualización: Jueves, 2 de febrero de 2012
Explosión de la fragata Nuestra Señora de las Mercedes. Dibujo J. Vallejo, Cortesía Museo Naval de Madrid.

La fragata transportaba lo recaudado en el Virreinato del Perú.

Las 500.000 monedas de oro y plata de la fragata Mercedes, un barco del siglo XIX desenterrado del fondo marino por la compañía estadounidense Odyssey, irán a España después de que un tribunal de Estados Unidos fallara a su favor.

La firma estadounidense y el gobierno peruano discutían las reclamaciones españolas sobre el tesoro.

La argumentación española se basó en cientos de documentos históricos que permitieron ubicar otros mil tesoros escondidos en el fondo marino.

La carga de Nuestra Señora de las Mercedes es considerada uno de los tesoros más grandes encontrado bajo el mar, y su valor en dinero se calcula en US$ 500 millones.

"La defensa del Mercedes nos ha llevado a revisar muchos registros históricos. Sólo en la primera exploración encontramos mil naufragios. Hay que tener en cuenta que durante el Imperio Español había mucho tráfico de barcos hacia Filipinas y las provincias americanas", explica a BBC Mundo Pilar del Campo, responsable del Archivo Naval de Madrid, la cantera de información que fue demoliendo las apelaciones y argumentos de Odyssey.

Odyssey vs. archivos

La estrategia española consistió en demostrar que la fragata Mercedes era un barco de La Armada española, es decir un buque de Estado en misión de Estado, y no un barco comercial.

"Se demostró con documentos que todos los oficiales y particulares que tenían que ver con la fragata fueron indemnizados y pensionados, así mismo sus viudas y herederos"

Pilar del Campo, responsable del Archivo Naval de Madrid.

Durante todo el litigio Odyssey ha insistido en la naturaleza comercial de la misión de la fragata y que la operación de rescate del tesoro, denominada Cisne Negro, no se desarrolló en aguas territoriales españolas. El Mercedes fue encontrado frente a las costas de Algarve en Portugal.

"En ese sentido la decisión de los tribunales estadounidenses es ejemplar. Odyssey profanó un cementerio marino protegido por la Ley de Inmunidad de Soberanía Extranjera. En el archivo tenemos la información de cuáles y dónde pueden estar los naufragios pero no podemos evitar que alguien venga a investigar para desenterrarlos", explica.

La explosión de la fragata y su hundimiento

"Encontramos los partes de campaña, las pensiones con las que fueron indemnizadas las viudas de los tripulantes. Era un buque de guerra que regresaba de recaudar los caudales de la Real Hacienda en el Virreinato de Perú", detalla la experta.

A comienzos del siglo XIX la ruta hacia Europa gozaba de una relativa calma, hasta que una flota británica hostil interceptó al Mercedes. Del Campo encontró la descripción del ataque de Diego de Alvear, segundo oficial de otra fragata que acompañaba a la embarcación.

"Fue volada de un cañonazo y comenzó a hundirse rápidamente. En el interior del Mercedes estaba la esposa de Alvear y sus seis hijos", comenta.

De las cerca de 300 personas que iban en el Mercedes, sobrevivieron cerca de cincuenta.

Perú y sus reivindicaciones

Durante el litigio por la fragata, el gobierno peruano y una treintena de descendientes de los comerciantes propietarios de las monedas, alegaron ser los propietarios argumentando que el buque transportaba bienes privados.

Odyssey encontró la fragata Mercedes en 2007 frente a las costas de Portugal.

Finalmente los tribunales de EE.UU. desestimaron la solicitud después de que España argumentara que en ese momento Perú era el Virreinato del Perú que formaba parte del Imperio español.

"Además se demostró con documentos que todos los oficiales y particulares que tenían que ver con la fragata fueron indemnizados y pensionados, así mismo sus viudas y herederos", le explica la investigadora a la BBC.

Operativo para trasladar el tesoro

"Es una excelente noticia que no nos va a sacar de pobres pero nos va a enriquecer", comentaba con beneplácito el ministro de Educación, Cultura y Deporte de España, José Ignacio Wert mientras anunciaba un operativo de aviones para trasladar cuanto antes el tesoro a España.

La justicia estadounidense le ha dado un plazo de diez días al estado español para trasladar el tesoro de lo contrario lo perdería.

"Hay personas que le están poniendo precio al tesoro pero realmente su valor es que es un patrimonio de la humanidad. La idea es que las monedas se expongan en museos nacionales tanto de España como de Estados Unidos y Perú", comenta del Campo.

El ministro de Cultura español lo tiene claro. "En pocos días finalmente podremos tomarnos fotos con los doblones de oro del tesoro", señaló a los medios españoles.

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.