¿Por qué un banquero rechaza un bono de más de US$1 millón?

Última actualización: Lunes, 30 de enero de 2012
Banco notas del RBS

Tras la decisión del partido Laborista de poner el millonario bono del gerente general del Royal Bank of Scotland (RBS), Stephen Hester, a votación en la Cámara Baja en Reino Unido, al banquero no le quedó otra opción que renunciar a sus más de US$1,5 millones en acciones.

Como me lo dijo el director de RBS, habría sido un gran error para el banco seminacionalizado discutir con el Parlamento británico para mantener el bono de su gerente general, que para muchos es visto como excesivo.

Se esperaba que los diputados votaran en contra del pago del bono -y en esas circunstancias, hubiera sido imposible para él aceptarlo. O al menos ésa fue la conclusión a la que llegó Hester esta noche en una conversación con el presidente del banco, Sir Philip Hampton.

Dicho esto, los directores no ejecutivos del banco RBS continúan apoyando que a Hester se le otorgue 60% de la prima máxima que podría haber ganado -porque sienten que ha fortalecido al banco y argumentan que a él se le paga menos que a sus colegas.

Así que, en ese sentido, la junta directiva considera que Hester tomó la decisión correcta al hacer un sacrificio financiero.

clic Lea también: Directivo de banco escocés rechaza bono de US$1,5 millones

Su renuncia a la bonificación resuelve un problema. Pero el banco todavía tiene que decidir cómo bonicar a Hester bajo un esquema de pago por separado, conocido como el plan de incentivos a largo plazo -en las que podría recibir acciones por valor de hasta cuatro veces su salario de US$1.8 millones.

Sin embargo, los directivos del banco no tomarán ninguna decisión al respecto hasta que hayan visto lo que otros bancos, especialmente Barclays, pagarán a sus ejecutivos. RBS sólo desea recompensar a Hester en línea con lo percibido por otros en el mercado o un poco menos.

Stephen Hester

El banco todavía tiene que decidir cómo bonicar a Hester bajo un esquema de pago por separado.

Es por ello, que los directivos del banco ahora lamentan amargamente haber adelantado alrededor de un mes la decisión de otorgar el bono a Hester. Aceleraron la decisión del bono poque el gobierno les pidió que lo hicieran -ya que los diputados creían que era una buena idea terminar con la controversia sobre los bonos lo más pronto posible.

Los directores de RBS ahora reconocen que habría sido mucho mejor retrasar la decisión hasta después de que el mundo conociera cuánto se le pagaría, por ejemplo, como bonificación al director ejecutivo de Barclays, Bob Diamond -y es que el bono de Hester en comparación no se vería tan exhorbitante.

El daño al gremio ya está hecho, y también a la moral de Hester.

Sus colegas dicen que no está considerando dejar el banco -a pesar de que se siente atacado por el escrutinio público al que ha sido sometido. Pero si se le presentara la oportunidad de irse a otro gran trabajo con menos reflectores puestos sobre él, la tentación de irse bien podría resultar irresistible.

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.