Hallan el nido más antiguo de huevos de dinosaurio

Última actualización: Martes, 24 de enero de 2012
Representación artística de dinosaurios Massospondylus y sus nidos

Interpretación artística de cómo se habrían visto los dinosaurios Massospondylus y sus nidos hace 190 millones de años.

Los dinosaurios que vivieron hace 190 millones de años tenían comportamientos maternales similares a los de las aves y reptiles modernos, según un nuevo estudio.

Un equipo internacional de científicos, liderado por el paleontólogo canadiense Robert Reisz, de la Universidad de Toronto, llegó a esa conclusión luego de hallar el nido más antiguo de huevos de dinosaurio descubierto hasta ahora, en el Parque Nacional Golden Gate Highlands en Sudáfrica. El nido es 100 millones de años más antiguo que los encontrados anteriormente.

"Tenemos evidencia no sólo de que el yacimiento es el centro de nidos de dinosaurio más antiguo del mundo sino el centro de nidos más antiguo de cualquier vertebrado terrestre", señaló Reisz durante una presentación en el Museo Real de Ontario en Toronto.

Los huevos fosilizados son de dinosaurios Massospondylus, del griego Masson, más largo, y Spondylus, vertebra, una especie que vivió en el Período Jurásico temprano.

Embrión de dinosaurio hallado en Sudáfrica

Uno de los embriones de Massospondylus hallado en el Parque Golden Gate Highlands en Sudáfrica.

Ampliar imagen

Los científicos descubrieron al menos 10 nidos. Cada uno contenía hasta 34 huevos muy próximos unos de otros.

La distribución de los nidos indica que los dinosaurios regresaron en repetidas ocasiones a poner sus huevos en el mismo lugar y probablemente se reunieron en grupos o colonias para hacerlo. Se trata de los rastros fósiles más antiguos de un comportamiento de este tipo.

Nidos ordenados

El gran tamaño de la madre, con unos seis metros de longitud, y las pequeñas dimensiones de los huevos entre seis y siete cms de diámetro, así como la distribución en los nidos, muestras según los científicos que las madres deben haber ordenado cuidadosamente los huevos.

El investigador señaló que cuando rompían los huevos, los bebés permanecían en el nido por lo menos hasta que duplicaban su tamaño.

Todos los huevos están dispuestos en una sola capa, algo que hacen las aves. Pero estos dinosaurios no se sentaban encima de los huevos, como hacen las aves", dijo Reisz.

"Esperamos desarrollar lo que llamamos 'embriología de dinosaurios', algo que todavía no se ha hecho: ver cómo los animales crecen en el interior del huevo. Esto es tremendamente apasionante"

Robert Reisz, Universidad de Toronto

"Por primera vez estos dos elementos están separados: poner huevos en una sola capa y sentarse encima de ellos son comportamientos que no están relacionados, evolucionaron de forma separada".

Según Reisz, hasta ahora sólo se tenía constancia de un comportamiento reproductivo similar entre dinosaurios en las etapas finales de su existencia sobre la Tierra, hace unos 65 ó 70 millones de años por lo que el hallazgo retrasa en más de 120 millones de años estos instintos.

Bebés en cuatro patas

Los investigadores también hallaron huellas de pies y manos que dejaron en el barro algunos de los bebés luego de romper la cáscara del huevo.

"Esto significa que estos animales caminaban inicialmente con sus cuatro extremidades", señaló Reisz.

"Pero los adultos eran bípedos. Sólo conocemos otra especia animal que empieza su existencia como cuadrúpedo y termina como bípedo y son los humanos".

Bebé de dinosaurio Massospondylus

Los bebés iniciaban su vida en cuatro patas antes de ser bípedos, al igual que los seres humanos.

El yacimiento de fósiles en Sudáfrica es extraordinariamente rico. Se han hallado embriones juveniles, avanzados e incluso algunos a punto de salir del cascarón, lo que permite estudiar las distintas etapas de crecimiento del embrión.

Reisz señaló que existe "una gran cantidad de material embrionario para estudiar. Esperamos desarrollar lo que llamamos 'embriología de dinosaurios', algo que todavía no se ha hecho: ver cómo los animales crecen en el interior del huevo. Esto es tremendamente apasionante".

El estudio fue publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.