BBC navigation

La pelea legal para evitar que se publique la obra de Hitler

Mein Kampf, de Adolf Hitler

"Mein Kampf" fue escrito por Adolf HItler en 1923, e incluía los principios de la filosofía nazi

El ministerio de Finanzas del estado alemán de Baviera, responsable de los derechos de "Mein Kampf", el libro de memorias de Hitler, declaró que el intento de publicación de una versión en la que se reproducen 16 páginas con extractos del libro podría ser ilegal.

La editorial inglesa Alberta Ltd declaró la semana pasada que planea la publicación de varias partes del libro de memorias de Adolf Hitler en Alemania, en una edición con comentarios explicativos elaborados por importantes historiadores.

Pero el ministerio de Finanzas consideró que los extractos eran demasiado largos como para no considerarse una violación del copyright, y aseguró que estaba investigando cómo evitar la publicación, anunciada por la editorial Alberta LTD, del inglés Peter McGee.

McGee consideró que era importante la publicación, en un contexto y con anotaciones de reputados historiadores, de un libro que ha causado controversia durante décadas. Aunque la decisión ha encontrado multitud de detractores y una firme determinación por parte de Munich de ir en contra de la controvertida la decisión.

En manos de Munich

Al contrario de lo que se cree, el libro no está prohibido en Alemania, sino que su copyright pertenece al estado de Baviera, quien ha impedido cualquier reproducción completa de las memorias de Hitler, escritas cuando el líder nazi se encontraba en la cárcel en Munich en 1923, tras liderar un intento de golpe de estado fallido.

Baviera posee además los derechos de la casa de publicación oficial del régimen nazi, Eher-Verlag, que cayeron en sus manos tras la derrota en la Segunda Guerra Mundial y como parte del programa de desnazificación impulsado por los aliados.

El ministerio de Finanzas del estado de Baviera se ha opuesto a permitir la publicación con el objetivo de evitar posibles incitaciones a grupos de ultra-derecha. El ministerio de Relaciones Exteriores alemán se ha opuesto también a la publicación, por temor a que dañe la imagen del país en el extranjero.

Un joven con parafernalia nazi en Alemania

La constitución alemana prohíbe el uso de símbolos nazis en todo el país

Pero Baviera solo tiene los derechos hasta 2015, año en el que, tras 70 años de la muerte del autor, "Mein Kampf" quedará libre de derechos y podrá ser publicado por cualquiera.

A pesar de la controversia, algunos expertos opinan que la publicación no sería tan contraproducente.

En una entrevista al rotativo alemán Der Spiegel, el historiador Horst Möller aseguró que "mientras no esté disponible una versión con anotaciones no se acabará con la especulación simplista sobre lo que realmente hay escrito en el libro."

"Una edición académica podría romper con la mística que lo rodea", afirma Möller. El historiador cree también que, cuando el libro deje de tener derechos cualquiera podrá publicarlo, por lo que es mejor sacar una edición revisada explicando por qué Hitler estaba equivocado antes de que aparezcan ediciones comerciales sin comentarios.

Pero algunos no están de acuerdo. Experto afirman que una versión anotada no tendría sentido dado lo absurdo de los razonamientos de Hitler, y que nadie va a comprar una versión académica ya que cualquiera que quiera leerlo ya puede hacerlo (el libro está en su forma completa en librerías de segunda mano y es posible encontrarlo online).

Según un comunicado citado por el diario alemán, el ministerio de Finanzas señaló que no es posible la publicación completa del texto, ni en Alemania ni en el extranjero, bajo la base de la no proliferación de propaganda nazi, y por respeto a las víctimas del Holocausto.

Leyes anti-propaganda

HItler y varios colaboradores nazis

Hitler puso especial hincapié en el uso de la literatura nazi como propaganda

Desde el final de la Segunda Guerra Mundial Alemania ha tenido leyes estrictas en cuanto a la prohibición de la propaganda nazi.

De acuerdo con el código penal alemán, la diseminación de propaganda de organizaciones anticonstitucionales, como el partido nazi, es un acto criminal, sujeto a penas de cárcel de hasta 3 años o a una multa.

Además de esto, el uso de símbolos de dichas organizaciones, como la esvástica, es también penable.

Una larga historia

En 2009 McGee también tuvo un enfrentamiento con el estado de Baviera por su intento de publicar extractos de un diario nazi, el Voelkischer Beobachter, con comentarios sobre el contexto histórico en el que fueron publicados.

"El propósito del proyecto es científico", aseguró Ulrich Michel, abogado de McGee, a la BBC en su momento. "Las publicaciones fueron compiladas con la ayuda de 10 historiadores y científicos, incluyendo al director del Centro de Investigación del Holocausto", añadió.

Michel insistía en que no había violación del copyright en este caso, ya que era anterior al proceso de desnazificación.

"Dos expertos en derecho penal aseguraron que, al ser la ley aplicable solo al material de propaganda publicado tras la llegada de la constitución alemana, redactada en 1949, los diarios quedarían fuera", aseguró. "Aún así, la ley no es aplicable en el caso de tratarse de ediciones como estas, con propósito educativo", añade.

Pero Michel no añade nada sobre las posible impicaciones morales de su publicación, y es precisamente ahí donde muchos expertos acuerdan en que su expresa divulgación sería una falta de respeto hacia todos aquellos que sufrieron los ataques del regimen nazi.

En otros países.

Desfile nazi en Alemania

"Mein Kampf" fue una inspiración para el movimiento nazi

Esta no es la primera vez que el estado de Baviera toma acción contra la publicación de "Mein Kampf".

En 2005 el estado intentó parar la distribución del libro en Polonia justo antes de su salida a la venta con un prólogo explicativo. Una edición previa de 1992 había sido publicada sin prólogo y había sido prohibida.

En 2009 Baviera ganó un segundo caso -3 meses de suspensión y multa de US$ 2.900- contra la casa editora por publicar 2.500 copias del libro de Hitler en 2005.

Cuando "Mein Kampf" fue republicado en Suecia en 1992, Baviera trató de poner una prohibición sobre el libro. El caso llegó hasta la Corte Suprema sueca, que dictaminó en 1998 que los derechos del libro no podían ser propiedad del moderno estado de Baviera. Como la editora de Mein Kampf dejó de funcionar hace tiempo, el libro debería considerarse en una especie de limbo legal, o incluso ser de dominio público.

A pesar de las disputas, con tan solo 3 años más de copyright, "Mein Kampf" estará disponible pronto para todo el mundo. Los usos que de él se hagan y las interpretaciones de sus mensajes quedan reservadas para los lectores.

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.