Cómo se cierra un sitio de internet que está en otro país

Última actualización: Domingo, 22 de enero de 2012
Un botón de apagado y encendido

En una acción coordinada el pasado jueves, las autoridades de EE.UU. "apagaron" los servicios de Megaupload.

Desde que internet se volvió popular, inició un debate sobre la jurisdicción de la red. ¿A qué leyes debe responder un sitio web que puede ser operado desde un país, encontrarse físicamente en otro y tener una audiencia global?

Hasta ahora no existe una ley internacional que defina con claridad qué tribunales pueden juzgar lo que ocurre en una página web. Pero el consenso en la práctica ha sido que si un país se siente afectado por lo que hace un sitio en internet, tiene el derecho de buscar una solución en la corte.

Y esa es precisamente la lógica que siguió el gobierno de Estados Unidos.

La acusación contra Megaupload fue presentada ante un tribunal en el estado de Virginia. La ubicación no es casual. Virginia es la sede de la empresa Carpathia Hosting, una de las muchas empresas de servidores que el sitio rentaba a lo largo del mundo.

Según el FBI, Megaupload violó la ley de Virginia al permitir que algunos de sus usuarios alojaran en dichos servidores dos películas protegidas por derechos de autor.

Vínculos estadounidenses

El documento de más de 70 páginas presentado en Virginia también asegura que, a pesar de que la empresa no se encontraba territorialmente en Estados Unidos, tenía fuertes vínculos con empresas del país que le suministraban una importante cantidad de ingresos, dañando a otras industrias -principalmente estudios de cine y empresas discográficas- estadounidenses.

Advertencia del FBI

El FBI decomisó 18 dominios de internet asociados a Megaupload.

Por ejemplo, según la acusación, Megaupload recibió más de US$110 millones en pagos de usuarios por suscripciones a través de PayPal, además de recibir más de un millón de dolares en ganancias publicitarias a través de empresas de EE.UU. como Ad Sense de Google y AdBrite.

En resumen, la acusación establece que al hacer negocios con empresas estadounidenses, el sitio en internet se ponía a disposición de las leyes del país.

Una vez que la acusación se registró ante un tribunal, Estados Unidos consiguió órdenes judiciales para realizar búsquedas en ocho países congelando así más de US$50 millones en activos.

No es la primera vez que un gobierno extranjero actúa contra sitios en internet cuya sede se encuentra en otro país.

En el año 2000, por ejemplo, el gobierno de Francia se enfrentó a Yahoo! porque éste permitía la venta de objetos nazi en sus páginas de subasta, lo que era contrario a la ley francesa.

El caso terminó desechándose, pero no sin que antes un tribunal de apelaciones en EE.UU. fallara que no podía decirse que los sitios en internet que operaban en un país no estuvieran obligados a respetar el marco legal de otro territorio.

Un servicio popular

Megaupload no sólo ha tenido problemas con Estados Unidos.

Desde 2009 -y a pesar de tener ahí su sede- el acceso al sitio fue bloqueado en Hong Kong, China. En 2011 corrió la misma suerte en Malasia y en India, países que alegaron también violaciones a derechos de autor y consiguieron órdenes judiciales para bloquear el servicio.

Según cifras de Google, Megaupload era responsable por el 4% del tráfico de internet en todo el mundo.

De acuerdo con Sandvine, una empresa especializada en análisis de tráfico en la red, en países como Brasil Megaupload representaba hasta el 11,39% del tráfico en internet.

Algunos analistas, como el sitio Techdirt, han expresado su preocupación por el hecho de que la acusación contra Megaupload esté llena de "interpretaciones" de la ley que parecen "sacadas de contexto" y que "podrían regresar para cazar a otros servicios de internet que proveen servicios completamente legítimos".

Entre dichas interpretaciones señalan el que la acusación establece que al no contar con un motor de búsqueda que le permitiera a los usuarios encontrar archivos, era claro que el sitio estaba "tratando de esconder el espectro de su infracción".

Techdirt recuerda que en otros casos de piratería el argumento ha sido que, al contar con un motor de búsqueda, los sitios facilitan el acceso a material protegido con derechos de autor.

Varios analistas creen que la disputa en los tribunales será larga y complicada y que dichas "interpretaciones" podrían ayudar a los abogados de Megaupload.

Mientras tanto otros sitios de alojamiento de archivos como Hotfile o Rapid Share seguirán con cuidado cada uno de los detalles del proceso.

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.