BBC navigation

El visionario que predijo el futuro tecnológico en 1900

Última actualización: Jueves, 12 de enero de 2012
Cámaras electrónicas

Watkins predijo cómo se utilizaría la tecnología fotográfica.

En 1900, un ingeniero civil estadounidense llamado John Elfreth Watkins hizo una serie de predicciones sobre cómo sería el mundo en el siglo que comenzaba.

Como es habitual en cada inicio de año, los medios de comunicación bombardean con vaticinios sobre lo que puede suceder en los próximos meses.

Pero en los últimos días ha comenzado a recircular un tipo de predicciones de más largo alcance: las hechas por Watkins, con una amplia repercusión en las redes sociales.

A principios del siglo XX, John Watkins Elfreth escribió un artículo publicado en la revista femenina Ladies' Home Journal titulado "¿Qué puede suceder en los próximos cien años?".

El texto comienza: "Estas profecías le parecerán extrañas, casi imposibles", y explica que han sido consultadas las opiniones de "la más altas instituciones de la ciencia y el aprendizaje" sobre 29 temas.

Watkins escribía para el Saturday Evening Post, con sede en Indianápolis.

La pasada semana esa publicación rescató las predicciones, las cuales elogió por su precisión.

¿En qué acertó y en qué se equivocó el ingeniero?

Predicciones en las que Watkins acertó:

La fotografía digital a color

Watkins, por supuesto, no usó la palabra "digital" ni explicó con precisión cómo serían las cámaras digitales, pero predijo cómo se utilizaría la tecnología fotográfica.

"Las fotografías serán telegrafiadas desde cualquier distancia. Si hay una batalla en China dentro de cien años, las instantáneas más llamativas serán publicadas en la prensa una hora después (...). Las fotografías reproducirán todos los colores de la naturaleza", manifestó.

El visionario publicó sus predicciones en la revista femenina Ladies' Home Journal.

Esto demuestra una capacidad enorme de previsión, escribió Jeff Nilsson, editor del Saturday Evening Post para temas históricos. En la época de Watkins se necesitaba al menos una semana para que la imagen de algo que sucedía en China apareciera en periódicos occidentales.

La gente pensaba que la fotografía en sí misma era un milagro y la fotografía en color estaba en una etapa muy experimental, recordó Nilsson.

"La idea de contar con cámaras que transmitieran información desde los extremos opuestos del mundo, era ir mucho más allá de lo que se decía en el momento. No se trataba de tomar una tecnología y predecir su siguiente paso", añadió.

Patrick Tucker, de la Sociedad Mundial del Futuro, con sede en Maryland, EE.UU., piensa Watkins podía estar haciendo alusión a un avance incluso mayor.

La manera en que predice la transmisión de imágenes "es muy similar a la forma en que accedemos a la información en internet", opinó.

Teléfonos celulares

Otras predicciones de Watkins

Calefacción central y aire acondicionado.

Carros baratos.

Esperanza de vida media de 50 años.

Educación universitaria gratuita.

Transporte refrigerado de alimentos.

"Teléfono inalámbricos y circuitos de telégrafos se extenderán a nivel mundial. Un esposo en el medio del Atlántico será capaz de conversar con su esposa sentada en su gabinete en Chicago. Seremos capaces de llamar por teléfono a China tan fácilmente como ahora hablamos de Nueva York a Brooklyn", vaticinó Watkins.

Las llamadas telefónicas internacionales eran desconocidas en la época Watkins.

Pasaron otros 15 años desde sus predicciones antes de que la primera llamada fuera realizada por Alexander Bell de una costa de EE.UU. a la otra.

La idea de la telefonía celular era verdaderamente revolucionaria.

Comida instantánea

"Comidas instantáneas se podrán comprar en un establecimiento similar a las panaderías de hoy", pronosticó Watkins.

La proliferación de ese tipo de alimentos en los supermercados y otros establecimientos sugiere que Watkins estaba en lo cierto, aunque él predijo que la comida se entregaría en platos que serían devueltos por una tubería para ser lavados.

La desaceleración del crecimiento de la población

¿Quién fue Watkins?

Vivió entre 1852 y 1903.

Se desempeñó como ingeniero de ferrocarriles hasta que sufrió un accidente en 1873.

Luego trabajó en las oficinas de los ferrocarriles de Pensilvana.

En 1885 empezó a laborar como curador de la sección de transporte del Museo Nacional de EE.UU.

Fuente: archivos del Instituto Smithsonian

"Probablemente habrá entre 350 millones a 500 millones de personas en EE.UU.", vaticinó Watkins.

La cifra es demasiado alta, dice Nilsson, pero por lo menos Watkins predijo en la dirección correcta.

Si la población de EE.UU. hubiese crecido al mismo ritmo que lo hizo entre 1800 y 1900, habría superado mil millones en 2000.

"En cambio, sólo aumentó el 360% y alcanzó los 280 millones en el inicio del nuevo siglo".

Verduras de invernadero

Los agricultores convertirán el invierno en verano y la noche en día, dijo Watkins, quien se refirió a cables eléctricos subterráneos y amplios jardines tras vidrios.

Los jardines en invernaderos ya eran una realidad en 1900, señaló Philip Norman, del Museo de los Jardines de Londres. Pero Watkins, indicó, estaba en lo cierto al apuntar al uso de electricidad en la producción de verduras.

La televisión

"El hombre podrá ver todo el mundo. Personas y cosas de todo tipo serán transportadas por cámaras conectadas eléctricamente con pantallas al final del circuito, con miles de ellas", escribió el ingeniero.

Su visión, en cierto modo, fue hecha realidad en el siglo XX por las conexiones televisivas en directo.

Pero Watkins no acertó en todo. A continuación les ofrecemos cuatro de sus predicciones equivocadas.

No habrá más C, X o Q

"No habrá C, X o Q en nuestro alfabeto cotidiano. Esas letras serán abandonadas por innecesarias", predijo.

Patrick Tucker, de la Sociedad Mundial del Futuro, explicó que, aunque obviamente incorrecto, el vaticinio es notable por la manera en que se alude a los posibles efectos de la comunicación de masas en la que se tiende a omitir letras y se reemplazan por símbolos.

Todo el mundo caminará diez millas al día

Las predicciones de Watkins han sido ampliamente comentadas en las redes sociales.

Lejos de caminar unos 16 kilómetros diarios, el sedentarismo se ha convertido en un problema de salud en nuestros días.

En opinión de Tucker, esta predicción errada no tiene en cuenta la popularidad y la conveniencia de los grandes avances del transporte, como aceras móviles o trenes expresos, a los que alude Watkins en otras partes de su artículo.

No habrá más vehículos en las grandes ciudades

"Todo el tráfico veloz situará por debajo o por encima del suelo dentro de los límites de la ciudad", vaticinó el ingeniero.

Esto no ocurrió; sin embargo, muchas ciudades tienen zonas peatonales en sus centros históricos.

Además, pronosticó correctamente la proliferación de caminos elevados y subterráneos.

No habrá mosquitos o moscas

"Los mosquitos, las moscas domésticas y las cucarachas habrán sido exterminados".

Watkins desacertó completamente.

De hecho, insectos como chinches de cama están reapareciendo en Estados Unidos y otros países.

Tal vez, el final de los mosquitos y de la mosca doméstica sea algo que ocurra... ¿en otros cien años?


Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.