Una nueva clase latina en Nuevo Hampshire

Última actualización: Martes, 10 de enero de 2012

El rincón de los latinos republicanos en Nuevo Hampshire

Los aspirantes republicanos a la Casa Blanca compiten este martes en las primarias de Nuevo Hampshire, donde también vota la comunidad latina. BBC Mundo estuvo en un rincón donde los hispanos se reúnen a discutir sobre política.

Vermp4

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Utilizar un reproductor alternativo

Nuevo Hampshire, un pequeño y rural estado en el noreste de Estados Unidos, fronterizo con Canadá, de largos y fríos meses invernales podría considerarse el destino menos propicio para la inmigración latina.

Sin embargo, hasta aquí han llegado unos cuantos miles de hispanos en busca de oportunidades y una mejor vida para concentrarse principalmente dentro y alrededor de las dos principales zonas urbanas: Manchester y Nashua.

Como es de esperarse, hay una cierta cantidad de inmigrantes latinos indocumentados cuyos números han fluctuado dependiendo de los altibajos de la economía, pero hay un sector de esta comunidad que rompe la imagen tradicional que se tiene del hispano en EE.UU.:

En primer lugar están naturalizados, tiene un nivel de educación significativo, son empresariales, activos políticamente y, varios de ellos, de tendencia republicana.

Espectro socio-económico

Germán Ortiz

Germán Ortiz, un latino naturalizado, integrado y republicano.

Según un estudio realizado en 2006 por el sociólogo del Boston College, Yoel Camayd-Freixas (ya fallecido), hay una clase media latina en Nuevo Hampshire que muestra evidencia de un estatus socio-económico que satisface todo el espectro de educación, empleo, ingresos y posesión de bienes.

Alguien que cae en esta categoría es Germán Ortiz, un colombiano que llegó a Estados Unidos hace más de dos décadas.

Uno de sus primeros trabajos fue en una fábrica en Manchester. Aunque sabía muy poco inglés en ese entonces, a la hora del almuerzo, se sentaba con los trabajadores estadounidenses. Sus colegas latinos, que se agrupaban en otro rincón, lo criticaban por eso.

"Me decían: 'usted prefiere estar con los gringos' y yo les contestaba que la cafetería estaba abierta para todos y que ellos eran los que discriminaban", expresó a BBC Mundo.

"El estadounidense puede ser una gran amigo, pero la falta del lenguaje lo aisla a uno", indicó. "Hay que aprender el idioma y la gente se tiene que asimilar".

Eso fue lo que hizo, además de establecer un negocio, tener hijos y naturalizarse. También se activó políticamente como republicano, partido que él ve como el natural de los hispanos.

"La mayoría de los latinoamericanos han sido educados en sus países con las mismas bases del Partido Republicano: creyendo en la vida, oponiéndose al aborto, creyendo en le trabajo y los valores de la familia", explicó para justificar su afiliación política.

Cambio de afiliación

"La mayoría de los latinoamericanos han sido educados en sus países con las mismas bases del Partido Republicano: creyendo en la vida, oponiéndose al aborto, creyendo en le trabajo y los valores de la familia"

Germán Ortiz, hispano naturalizado en EE.UU.

Sin embargo, comenta Ortiz, el partido no ha reconocido eso del todo y continúa viendo a los latinos bajo el velo de la inmigración ilegal.

"Por eso es que los latinos salen corriendo para la carpa de los demócratas, comprometiendo sus propios principios y buscando refugio donde les prometen la oportunidad de alcanzar el sueño americano".

Tradicionalmente el hispano tiende a afiliarse al Partido Demócrata y esta comunidad fue crucial en la victoria presidencial de Barack Obama en 2008.

Pero Germán Ortiz señala que Obama y los demócratas fallaron al no forzar la reforma inmigratoria cuando tenían control de la Cámara Baja y el Senado.

"Los latinos con los que he hablado se sienten traicionados y ahora están tendiendo a volver del lado republicano", aseguró.

"Yo fui demócrata cien por ciento pero en años recientes he cambiado mi posición. Ahora me declaro independiente y no voto por un partido sino por lo que un candidato me puede ofrecer"

Luis Sepúlveda, dueño del restaurante Don Quijote en Manchester

Por lo menos están considerando más su voto, en lugar de depositarlo automáticamente en la urna del candidato demócrata, como lo manifestó a la BBC Luis Sepúlveda, un ciudadano estadounidense de origen dominicano.

"Yo fui demócrata cien por ciento pero en años recientes he cambiado mi posición", reveló. "Ahora me declaro independiente y no voto por un partido sino por lo que un candidato me puede ofrecer".

Luis y su esposa Sandra son dueños del restaurante Don Quijote en Manchester, un establecimiento de comida mexicana y caribeña que se ha convertido en centro de reunión de la pequeña comunidad latina en esta ciudad.

"Yo vine a este estado porque quería encontrar un lugar virgen desde el punto de vista hispano en donde establecer un negocio", manifestó.

Republicanos y el voto latino

Newt Gingrich en el restaurante Don Quijote

Newt Gingrich se presentó en el restaurante Don Quijote con su propuesta inmigratoria.

Sepúlveda también presta su restaurante para eventos de discusión política y proselitismo. Cuando BBC Mundo se hizo presente, un pequeño pero muy comprometido grupo de hispanos naturalizados discutían las perspectivas de los diferentes aspirantes a la nominación presidencial republicana.

No todos eran republicanos, pero los participantes sí estaban dispuestos a mirar muy de cerca las propuestas de los diferentes candidatos republicanos.

Todos iban a estar presentes en el Don Quijote el domingo antes de las primarias de Nuevo Hampshire, donde Newt Gingrich abogó por su propuesta de otorgar residencia a aquellos inmigrantes indocumentados que hayan vivido largos años en Estados Unidos, pagado sus impuestos, participado activamente en la comunidad y tuvieran un expediente policial limpio.

Es un tema que preocupa mucho al grupo de hispanos que estuvieron reunidos en el restaurante, aunque todos de ellos sean ciudadanos.

"Yo antes de ser estadounidense soy latina y lo que le pueda pasar a mis hermanos latinos me preocupa"

Daphne Martínez, corredora de bienes raíces en Manchester

"Yo antes de ser estadounidense soy latina y lo que le pueda pasar a mis hermanos latinos me preocupa y por eso voy a venir a escuchar lo que pueda decir Gingrich al respecto", afirmó Daphne Martínez, una de las presentes.

El analista en temas de inmigración consultado por BBC Mundo, Jayesh Rathod, dice que para que el Partido Republicano tenga éxito en las urnas tiene que abandonar sus posturas más recalcitrantes hacia la inmigración para no alienar a los latinos que ya tienen en su esquina.

Deberían considerar también el crecimiento de esta comunidad. Según cifras, el número de latinos nacidos en el país que ya son elegibles para votar más los naturalizados ha crecido en un millón desde 2008.

"Si se movilizan políticamente, podrían hacerse sentir en las próximas elecciones", opinó Rathod.

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.