La 'pulga' brilla por tercera vez en el fútbol mundial

Última actualización: Lunes, 9 de enero de 2012

Un zurdo de apenas 24 años -pero con un larguísimo récord de títulos- acaba de lograr una hazaña que en la historia del fútbol mundial no había conseguido ningún latinoamericano.

Se trata de Lionel Messi, el delantero de Barcelona que recibió en Zúrich, por tercera vez consecutiva, el galardón al mejor futbolista del mundo.

Ningún jugador de fútbol de América Latina había logrado este trofeo tres veces: el brasileño Ronaldo, quien curiosamente le entregó el trofeo a Messi en Suiza, lo ganó en 1997 y 2002 y otros deportistas -como Kaká, Rivaldo y Ronaldinho- lo ganaron en una ocasión.

A nivel mundial, Messi iguala con su triplete consecutivo el logrado por el francés Michel Platini, quien lo obtuvo entre 1983 y 1985 y hoy es el presidente de la Unión de Asociaciones de Fútbol Europeas, UEFA.

La carrera de un grande

  • Inició su carrera deportiva en Newell's Old Boys de Rosario, su ciudad natal.
  • A los 13 años, en 2000, llegó a las inferiores de Barcelona. Debutó con el grupo de mayores tres años después.
  • Fue el máximo goleador y el mejor jugador del Mundial sub-20 de 2005, que ganó Argentina.
  • Con la selección mayor debutó en agosto de 2005, en un amistoso contra Hungría. Fue expulsado cuando apenas llevaba un minuto en el campo.
  • Lideró a Argentina rumbo a la medalla de oro en los Olímpicos de 2008.
  • Ese mismo año fue el segundo mejor jugador del mundo, detrás de Cristiano Ronaldo.
  • Con Barcelona ha ganado todo: cinco ligas españolas, la Supercopa, tres Ligas de Campeones, dos Mundiales de Clubes, la Supercopa de Europa y la Copa del Rey.

Los holandeses Johan Cruyff y Marco van Basten también obtuvieron tres veces el premio, pero no de manera sucesiva ni tan jóvenes como Messi.

Títulos y títulos

Al recibir el galardón en Suiza, el argentino agradeció en general a sus compañeros de la selección Argentina y de Barcelona, pero tuvo palabras especiales para uno de sus compañeros: Xavi, su compañero en el club catalán y finalista del Balón de Oro en las últimas tres ediciones.

"Más que todo, quiero compartir este trofeo con Xavi: 'tú lo mereces tanto como yo'", dijo el jugador nacido en Rosario.

Y es que junto a Xavi, quien lleva toda su carrera deportiva en Barcelona, Messi ha logrado la gran mayoría de sus 18 títulos como futbolista. En 2011, cuando el Barça fue imparable, esto se vio de manera particular.

El conjunto azulgrana ganó la Supercopa española, la Supercopa europea, la Liga de España, la Copa Mundial de Clubes y la Liga de Campeones. Falló en la Copa del Rey, que ganó Real Madrid en abril.

En cada uno de esos torneos, el argentino dejó su marca: no sólo anotó en las seis competencias que disputó su equipo el año pasado -igualando una marca de su compañero Pedro- sino que logró tantos clave, como los dos que anotó en la final del Mundial de Clubes (ante Santos, de Brasil) o el que hizo en la final de la Liga de Campeones, ante Manchester United.

Messi, en total, marcó 53 goles con su equipo en 2011 y ya es el segundo goleador histórico del conjunto catalán, con 194 tantos.

Pero así como ha sido imparable en los torneos de clubes, a Messi le ha sido esquiva la gloria con su selección.

El ilustre desconocido

Lejos del estrellato de Lionel Messi y Josep Guardiola, el italiano Simone Farina se convirtió en una de las figuras de la gala.

El futbolista, que juega en el Gubbio, de la segunda división italiana, se convirtió en un héroe por denunciar un millonario escándalo de arreglo de partidos en el fútbol de ese país.

Farina recibió una oferta de 200.000 euros (más de tres veces su salario anual) para que amañara un partido, pero él no sólo se negó sino que informó del caso a la fiscalía.

Por su honradez y su coraje, Farina fue aplaudido en la sesión en Zúrich y felicitado por el presidente de la FIFA, Joseph Blatter.

Aunque en 2005 ganó el Mundial sub-20 -en el que anotó los dos goles de la victoria en la final, ante Nigeria-, desde cuando comenzó su participación con la selección de mayores ha sido constantemente el blanco de críticas por su rendimiento.

El año pasado logró ponerle fin a una sequía anotadora de dos años y siete meses en partidos oficiales.

El entrenador

Messi no fue el único miembro de Barcelona que logró un trofeo en la ceremonia en Zúrich. Su entrenador en el equipo azulgrana, Josep Guardiola, fue elegido como el mejor técnico, superando a Alex Ferguson, de Manchester United, y a José Mourinho, de Real Madrid.

Guardiola ha ganado 13 de los 16 torneos que ha disputado y ya es el técnico más exitoso en la historia del club. Con Guardiola como DT y con Messi como uno de sus baluartes en el campo de juego, Barcelona ha sido prácticamente imparable.

La FIFA calificó a Guardiola como un "estratega consumado y un motivador" y como un hombre que impone una disciplina férrea.

Además de Guardiola y Messi, Neymar recibió el premio al mejor gol del año (un tanto ante Flamengo); Alex Ferguson recibió el premio presidencial por sus 25 años al frente de Manchester United; y Homare Sawa fue elegida como la mejor futbolista femenina.

La alineación ideal fue dominada por jugadores de conjuntos españoles e ingleses: Barcelona brilló con cinco jugadores (Piqué, Alves e Iniesta, además de Xavi y Messi), Real Madrid con cuatro (Casillas, Sergio Ramos, Xabi Alonso y Cristiano Ronaldo) y Manchester United con dos (Nemanja Vidic y Wayne Rooney).

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.