Ron Paul, un revolucionario en traje republicano

Última actualización: Jueves, 22 de diciembre de 2011
Ron Paul

Ron Paul expresa ideas que no son siempre compatibles con el Partido Republicano.

Ron Paul tiene 76 años de edad, cara apacible (como la de Stan Laurel de las películas de "El Gordo y el Flaco"), voz mansa y es un veterano de las campañas presidenciales en Estados Unidos en las que usualmente ha pasado desapercibido.

Sin embargo, en la actual contienda para la nominación presidencial del Partido Republicano, este representante en la Cámara Baja procedente de Texas está atrayendo un creciente número de adeptos con una política conservadora salpicada de ideas marginales que muchas veces desconciertan a los de su partido: no a la guerra, sí a la legalización de las drogas, por mencionar algunas.

Mientras muchos candidatos "estrella" han subido vertiginosamente en las encuestas para luego caer estrepitosamente, Paul ha mantenido un ascenso firme y medido hasta el punto en que, según las encuestas, podría desbancar a los dos republicanos punteros -Newt Gingrich y Mitt Romney- en Iowa, el estado donde se inician las consultas primarias del partido el próximo 3 de enero.

Habría que esperar a los resultados, pero si logra consolidar la victoria en Iowa, repetir luego en Nueva Hampshire y en otro estado más, muchos analistas piensan que EE.UU. estaría frente a un momento político histórico, si no una nueva revolución.

BBC Mundo analiza en qué se fundamenta ese posible éxito, quién es el verdadero Ron Paul, de dónde vienen sus ideas y cuál es su base de apoyo.

Libertario

Desde los años 70, Ron Paul ha formado parte de las filas republicanas como representante en el Congreso, pero sus raíces no están en ese partido.

"Se identifica como republicano pero su ideología es libertaria", dijo a BBC Mundo Brian Doherty, autor de una biografía del político -"La Revolución de Ron Paul"- que saldrá próximamente al mercado.

"No hay un grupo, un interés, con el que se pueda identificar. Está llamando la atención de la gente estrictamente a base de ideas"

Brian Doherty, autor de una biografía de Ron Paul

El pensamiento libertario se remonta a las épocas de la guerra independentista, la conformación de la república y la redacción de la Constitución estadounidense que básicamente aboga por el mínimo tamaño del gobierno y su limitada intromisión en los asuntos del pueblo.

Dentro del contexto político estadounidense, explica Doherty, esas ideas libertarias encajan mejor con el Partido Republicano que, por lo menos retóricamente, promueve también el libre mercado y menos impuestos.

Paul y sus adeptos fueron los primeros en revivir la iconografía del derechista Tea Party en 2007, continúa el autor. "Él fue el primer republicano moderno en hablar seriamente de la reducción de impuestos y de cortarle las alas al gobierno".

Pero hasta ahí el parecido con el Tea Party y los republicanos.

Marihuana, sí; migrantes, no

Marihuana

Ron Paul legalizaría las drogas más suaves.

La visión libertaria limita al gobierno a funciones muy específicas, como la defensa del territorio nacional de ataques externos, pero prohíbe que la nación se embarque en aventuras extranjeras para moldear el resto del mundo a sus ideales.

Ron Paul sostiene que esos intentos son peligrosos, costosos y por fuera del mandato constitucional del gobierno además de ser "moralmente monstruosos" por la muerte y destrucción que causan.

Si la política exterior y la guerra es el principal punto de roce con su partido, la guerra contra las drogas es el segundo, asegura Brian Doherty.

"Él no cree que la misión del gobierno sea controlar qué tipo de drogas quiere consumir la gente", expresó. En ese sentido, el candidato predica que las drogas más suaves, como la marihuana, deberían ser legalizadas.

"Siempre se ha hablado de la necesidad de un tercer partido en Estados Unidos. Él es lo más próximo a eso y sería una situación muy interesante en la historia política de este país"

Emilio Viano, profesor de Leyes, Justicia y Gobierno, Univesidad Americana

Pero la ideología libertaria puede complicar las posturas políticas de Ron Paul. Aunque critica que el gobierno tenga un papel en controlar la frontera, no cree en el principio de fronteras abiertas.

Al tiempo que se opone a que los no ciudadanos reciban beneficios del estado, rechaza la idea de un muro para evitar el paso de indocumentados. "No porque sea pro inmigrante, sino porque el muro restringiría la libre salida de los estadounidenses del territorio".

De la misma manera, se opone a las sanciones contra aquellos que emplean inmigrantes indocumentados porque -explica Doherty- "en la mente de Paul, un empresario estadounidense debería ser libre de dar trabajo a quien quiera".

Apoyo de la juventud

Jóvenes adeptos a Ron Paul

Muchos jóvenes desilusionados se identifican con el mensaje de Paul.

Estas aparentes contradicciones y otras sutilezas en su filosofía hacen difícil definir cuál es su base de apoyo.

"No hay un grupo, un interés, con el que se pueda identificar. Está llamando la atención de la gente estrictamente a base de ideas", manifestó Brian Doherty, que señala que muchos de sus seguidores vienen de una gran masa de estadounidenses que nunca ha votado y que representa entre 40% y 45% del electorado.

Entre ese grupo está una buena parte del sector joven de la población, según Emilio Viano, profesor del Departamento de Leyes, Justicia y Sociedad de la Universidad Americana de Washington.

"Ron Paul ha logrado dar con una vena libertaria escondida en el pueblo estadounidense"

Brian Doherty, autor

"Tiene un mensaje muy interesante para la juventud", indicó Viano a BBC Mundo. "Los jóvenes quieren más libertad, menos supervisión del gobierno o de sus padres, acceso a las drogas y, además, se oponen a la guerra porque son las principales víctimas de ésta".

Viano recuerda que los jóvenes jugaron un papel muy importante en la elección de Barack Obama que, durante su campaña, se presentó como un agente de cambio, un transformador.

Desde otra perspectiva, Ron Paul también se presenta como una alternativa a la cultura de Washington en momentos en que hay una gran desilusión con los políticos tanto de la izquierda como de la derecha.

Sinceridad

El académico de la Universidad Americana dice que muchos candidatos hacen contorsiones para presentarse como ajenos a Washington y adaptar sus mensajes a la audiencia que tienen en frente.

En contraste, Ron Paul comunica sus polémicas ideas desde un punto de vista de convicción.

"¿Qué político que realmente quiera ganar una elección se atrevería a mencionar la eliminación de la Reserva Federal, de acabar con la guerra contra las drogas, de cortar el presupuesto del Pentágono?"

Emilio Viano, profesor de Leyes, Justicia y Gobierno, Universidad Americana

"¿Qué político que realmente quiera ganar una elección se atrevería a mencionar la eliminación de la Reserva Federal, de acabar con la guerra contra las drogas, de cortar el presupuesto del Pentágono?", se pregunta Emilio Viano. "Estas son todas vacas sagradas de la política estadounidense".

Lo más significativo de estas posturas es que son las mismas que ha estado expresando Ron Paul durante décadas, solo que parece que en la actualidad han encontrado resonancia.

"Ron Paul ha logrado dar con una vena libertaria escondida en el pueblo estadounidense", afirmó Brian Doherty. "Veremos después de Iowa y Nueva Hampshire, pero hasta ahora estoy sorprendido de cuánta gente ha logrado captar".

Por su parte, Emilio Viano ve muy difícil una candidatura republicana de Paul a la presidencia aunque reconoce que está subiendo en las encuestas para la consulta de Iowa.

"Podría ganar en Iowa. Si logra ganar en Nueva Hampshire sería algo increíble que crearía un temblor entre los republicanos", manifestó el profesor de leyes.

"Siempre se ha hablado de la necesidad de un tercer partido en Estados Unidos. Él es lo más próximo a eso y sería una situación muy interesante en la historia política de este país", concluyó.

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.