Hallan por qué algunos bebés nacen muertos

Última actualización: Miércoles, 14 de diciembre de 2011

En los países desarrollados, donde hay estadísticas, uno de cada 120 bebés nace muerto o muere en el último trimestre del embarazo.

Embarazada

Cada año hay en el mundo unos 2,6 millones de partos muertos.

En los países en desarrollo la cifra es mucho más alta.

Y a pesar de que este trastorno de los llamados partos muertos es más común de lo que se cree, hasta ahora se desconocía porqué ocurre.

Ahora una nueva investigación llevada a cabo en Estados Unidos parece haber encontrado las principales causas.

Tal como expresan los científicos de la Universidad de Utah, aunque las causas pueden variar de un grupo étnico y racial a otro, las razones más comunes del parto muerto tienen que ver con problemas obstétricos.

Tal como afirman los investigadores en Journal of the American Medical Association (JAMA) (Revista de la Asociación Médica Estadounidense), el el parto muerto puede deberse a una insuficiencia cervical (un trastorno en el que el cuello uterino es incapaz de mantenerse cerrado durante el embarazo), desprendimiento prematuro de la placenta, parto prematuro o anormalidades de la placenta.

"El parto muerto es más común de lo que la gente cree" dice el doctor Robert Silver, profesor de obstetricia y ginecología que dirigió el estudio.

"Afecta a uno de cada 160 embarazos en Estados Unidos".

"Nuestra investigación se centró en determinar las causas subyacentes del parto muerto así como los factores que pueden contribuir a una disparidad significativa racial en las tasas de partos muertos" agrega el investigador.

Diferencias raciales

La investigación, realizada conjuntamente con la Red Colaborativa de Investigación del Parto Muerto (SCRN), reclutó a un grupo de mujeres de diversos grupos étnicos y geográficos registradas en 59 hospitales en cinco estados del país.

Entre las mujeres reclutadas 972 habían tenido un parto muerto entre marzo de 2006 y septiembre de 2008.

"El parto muerto es más común de lo que la gente cree. Afecta a uno de cada 160 embarazos en Estados Unidos"

Dr. Robert Silver

Los científicos llevaron a cabo autopsias completas de 512 de los bebés, que incluyeron, además de las pruebas de laboratorio estándares en las autopsias, la evaluación de la placenta realizada por un patólogo perinatal, análisis de cromosomas y entrevistas con la madre.

De esta forma los investigadores lograron identificar una causa probable o posible de muerte en 390 (76%) de los partos muertos.

Además de los problemas obstétricos mencionados, encontraron que otras causas comunes del trastorno eran anormalidades genéticas o estructurales del feto, anormalidades en el cordón umbilical, infección, trastornos de presión arterial y otros problemas médicos de la madre.

Tal como señalan los investigadores, estudios previos han mostrado que las mujeres negras tienen el doble de posibilidades de tener un parto muerto que las blancas.

La nueva investigación, sin embargo, no encontró porqué ocurre esta disparidad.

Lo que sí encontraron es que la muerte fetal de las madres negras tiene más probabilidad de ocurrir en las primeras etapas del embarazo o durante el parto y es más común que sea causada por complicaciones obstétricas o infección.

Una segunda investigación sobre parto muerto, también llevada a cabo por el SCRN y publicada en JAMA, analizó si es posible determinar los factores de riesgo de parto muerto al inicio del embarazo.

Los investigadores encontraron que hay varios factores, como nunca haber dado a luz, un aborto espontáneo previo, diabetes, la edad materna, el estado civil de la madre y el exceso de peso, asociados con un mayor riesgo de parto muerto.

Tal como señalan los científicos, el estudio es importante porque ayudará a diseñar estrategias para reducir o prevenir un parto muerto. Y esperan que futuros estudios puedan establecer porqué existen diferencias tan amplias en el riesgo de sufrir el trastorno entre una raza y otra.

Según la Organización Mundial de la Salud unos 2,6 millones de bebés mueren antes de nacer cada año en el mundo.

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.