Argentina: la pizza amenaza con desbancar al bife

Última actualización: Miércoles, 7 de diciembre de 2011
Pizza

Para algunos, la preferencia por la pizza es cuestión de presupuesto.

El bife, el plato más conocido y popular de Argentina, ahora se encuentra seriamente amenazado por un viejo competidor: la pizza.

Un estudio efectuado por el gobierno de la ciudad de Buenos Aires encontró que se están efectuando cada vez más inversiones en el sector comercial de pizzerías de la capital del país, lo que refleja que hay cada vez más interés por parte de los consumidores en este platillo gastronómico a la hora de comer fuera de casa.

De acuerdo a la investigación del Observatorio Turístico del gobierno de Buenos Aires, hay 650 locales de pizza en la capital argentina, lo que se está acercando rápidamente a los 780 establecimientos que ofrecen carne, las tradicionales parrillas.

"De mantenerse la tendencia de crecimiento, los locales de pizza pudieran estar rebasando el número de parrillas en dos años", señaló a BBC Mundo Mónica Kapusta, una de las investigadoras que participó en la elaboración del estudio.

El ente de turismo de Buenos Aires inició la investigación buscando determinar las preferencias gastronómicas de los visitantes a la capital cada año.

Pero, al consolidar la data de la muestra -que se basó en encuestas y entrevistas a inversionistas del sector- los analistas se encontraron con el sorprendente hallazgo de que la pizza le pisa los talones al emblemático bife como opción para comer fuera del hogar.

Un cambio notable, si se considera que la mayoría de los tres millones de turistas extranjeros que anualmente visita a la capital probablemente haya escuchado o leído más del bife chorizo que de la pizza napolitana, siendo Argentina el lugar donde más se come carne per cápita en el mundo.

Consumo rentable

Pizza

La herencia italiana en Argentina tiene una de sus manifestaciones gastronómicas más notables en la pizza

Según las estadísticas recabadas por los investigadores, se consumen 14 millones de pizzas cada año en la capital.

Semejante ingesta de pizzas deja una facturación aproximada anual de US$250 millones.

"Todo lo que genera más consumo genera más inversiones. Y esta fuerte demanda potencial por la pizza es lo que está animando a los inversionistas", señaló Kapusta.

Un recorrido por las zonas más visitadas o populosas de la capital evidencia el abrupto crecimiento del platillo italiano, que se masificó en Argentina con la llegada de la gran ola de inmigración de este país europeo a finales del siglo XIX.

"La pizza está en su mejor momento", no duda en señalar Rodolfo Palmieri, gerente de Piola, una popular pizzería de Buenos Aires, con más de 20 años en funcionamiento.

"En los últimos años hemos visto como ha crecido el interés del público en la pizza, y ello ha llevado a que se mejore la oferta existente. No me sorprende el crecimiento que ha habido en establecimientos de pizza", dijo Palmieri a BBC Mundo.

La pizza argentina, sin embargo, es más bien una metamorfosis de su concepto original italiano.

La tradicional "Margarita", de tomate y queso, que se ofrece en Nápoles, su supuesto lugar de origen, varía considerablemente de su equivalente argentino, la "Muzzarella".

"Básicamente, la diferencia es que la argentina tiene muchos más ingredientes que la italiana. La argentina pesa casi tres veces más... La italiana, en cambio, es más aceite y menos ingredientes", indicó a BBC Mundo Carlos Rivero, un maestro pizzero porteño.

Otro ingrediente que marca notablemente la pizza en Buenos Aires, es que tiene una cantidad de queso mucho mayor a lo que se puede ver en el mismo plato en Italia.

Otra historia en el hogar

"No creo que haya, un cambio cultural o de paladar", aseveró a BBC Mundo la investigadora de mercado Ximena Díaz Alarcón, de la consultora de análisis de tendencias Trendsity.

"Desde lo cotidiano definitivamente no estoy de acuerdo con que esté ocurriendo un reemplazo de pizza por carne, más bien hay un reflejo del deseo de ahorro de la gente que sale a comer fuera, que quizás opta por la pizza por ser más económico que comer en una parrilla", afirma Díaz Alarcón.

Entre ambos productos hay una diferencia de costo importante, en la oferta gastronómica de Buenos Aires.

Un bife de chorizo en promedio puede costar unos US$12,5 (esta valoración puede subir o bajar de acuerdo a la zona y el tipo de restaurante), mientras que el costo de una pizza individual puede ser la mitad de ese valor.

Incluso, con lo que cuesta un plato de carne a la parrilla podrían comer dos personas en la misma cena o almuerzo.

"Además, en el hogar la carne sigue siendo el principal producto de consumo de la familia argentina", dice la investigadora de Trendsity.

No obstante, el incremento en el costo de la carne es señalado de ser el principal factor que ha producido un marcado descenso en el consumo per cápita de carne bovina en Argentina.

En la última década, entre el 2000 y el 2010, el consumo per cápita se redujo de 64,4 kilos por año a 55,7 kilos.

Sin embargo, Argentina sigue siendo el país con más consumo de carne per cápita en el mundo, seguido muy de cerca por Uruguay, según las estadísticas del Departamento de Agricultura del gobierno estadounidense.

"Cuando la carne aumenta no es que se reemplaza por pizza en el hogar, lo que hace el consumidor es que busca cortes más económicos", explica Díaz Alarcón.

Pero fuera del hogar, cuando de una salida a cenar se trata, la pizza no sólo es una opción sino que amenaza en convertirse en la favorita.

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.