Herman Cain, la candidatura que no fue

Última actualización: Sábado, 3 de diciembre de 2011
Herman Cain y su esposa Gloria

Herman Cain hace el anuncio, acompañado por su esposa Gloria.

Nada fue suficiente: ni su gira maratónica por varios estados, ni una campaña agresiva para disipar los fantasmas de sus supuestas aventuras y acosos, que incluyó el lanzamiento de la página de internet caintruth.com, ("la verdad de Cain").

En cada acto que organizaba, en cada charla que daba, surgía el tema incómodo: sus supuestas aventuras sexuales y acoso a exempleadas.

"Estoy suspendiendo mi campaña", dijo Herman Cain este sábado.

El aspirante a la candidatura republicana para la presidencia estadounidense le puso fin a su carrera electoral abrumado por las acusaciones de acoso sexual y de haber tenido una relación extramarital durante 13 años.

En un evento en Atlanta, Georgia, Cain dijo a sus simpatizantes que los cargos arrojados en su contra durante semanas son falsos y no probados, pero admitió que hicieron mella en él y en su esposa, Gloria, quien apareció con él en el escenario.

Cain dijo que a pesar de su decisión, no tiene planes de retirarse de la esfera pública.

"No me voy a callar y no me voy a ir", dijo a sus miles de sus seguidores en su ciudad natal, en lo que iba a ser una fiesta para inaugurar el cuartel general de su campaña.

Además presentó un "Plan B", que incluirá reuniones de debate, un nuevo sitio de internet y el apoyo a alguno de sus antiguos rivales.

El republicano añadió: "Estoy en paz".

Cain vio caer su popularidad tras varias acusaciones de supuesto acoso sexual que se remontan a la época en que se desempeñó como jefe de la Asociación de Restaurantes de EE.UU. A esto se sumó el escándalo desatado la semana pasada Ginger White, una mujer de Atlanta de 46 años que dijo haber tenido un romance de 13 años con Cain.

El próximo mes, los votantes de Iowa iniciarán el proceso de elegir a un candidato republicano a la presidencia para el 2012.

Tropiezos

No sólo las acusaciones en sí han perjudicado al aspirante a la Casa Blanca, sino su manera de enfrentarlas.

Favorecido

Newt Gingrich

Si los republicanos que iban a votar por Cain se vuelcan por su rival Newt Gingrich, como anuncian las encuestas, éste se verá muy beneficiado, dice el analista para Norteamérica de la BBC Mark Mardell.

Por ejemplo, aunque rechaza de plano haber tenido una relación clandestina con White, admitió haberle ayudado a pagar sus cuentas y gastos mensuales, y dijo que su esposa no sabía nada de esa amistad.

También su temperamento le jugó malas pasadas, como cuando tras un discurso perdió la compostura ante los periodistas y les gritó "¡Ni siquiera se molesten en hacerme todas esas preguntas!". Acto seguido, abandonó el hotel de Washington por una puerta trasera.

Un portavoz de Cain, J.D.Gordon, le hizo un flaco favor al declarar ante la prensa que el propio Cain había dicho que "probablemente veríamos más de estas acusaciones sin fundamento hechas contra él, en la medida en que arrecia esta campaña de calumnias".

Por otra parte, Cain se ha estado defendiendo de las acusaciones con más acusaciones.

En una entrevista con la revista Forbes, arremetió contra un miembro de su frustrada campaña senatorial de 2004, Curt Anderson, por filtrar la noticia inicial. Pero Anderson, hoy consejero del republicano Rick Perry, dijo que sólo se había enterado de la noticia por la prensa.

George Marcus, corresponsal de la BBC en Washington, dice que incluso antes que surgiera el escándalo sobre su vida privada había dudas acerca de sus planes de reforma fiscal y su conocimiento de temas de política exterior.

Cain admitió haber cometido errores, pero no dio más detalles. Su campaña también sufrió tropiezos políticos, como la larga e incómoda pausa que hizo cuando trató de responder a una pregunta de rutina sobre Libia.

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.