BBC navigation

Lo que Spotify nos dice de la corriente tecnológica

Última actualización: Viernes, 2 de diciembre de 2011
Spotify

Spotify es una empresa sueca.

¿Qué es lo que cualquier empresa tecnológica que se precie debe tener en estos días? Una plataforma y aplicaciones. Eso es todo.

El miércoles, el servicio de música por internet Spotify anunció, en una conferencia de prensa en Nueva York, el lanzamiento de su propia plataforma para aplicaciones.

De esa forma, terceras partes como medios de comunicación, sitios web, cantantes, bandas y empresas discográficas podrán desarrollar sus apps dentro de la plataforma de la empresa sueca.

El objetivo, dicen, es enriquecer con varias apps la experiencia musical de sus usuarios.

Spotify permite a la gente escuchar música en forma legal a través de internet, crear y compartir listas de reproducción con amigos y comprar canciones, entre otras características.

En septiembre, Facebook -que hace cinco años ya había comenzado con la tendencia de las aplicaciones- anunció que estaba integrando Spotify y otros servicios mediáticos en su plataforma.

A inicios de esta semana, el fabricante de hardware de audio de alta definición Sonos informó que abriría su interfaz de programación de aplicaciones API (por sus siglas en inglés: (Application Programming Interface), para que los servicios de música puedan crear apps.

Entre ellos, Spotify está incluido.

"Applicaciando"

Pareciera que todo el mundo se está "applicaciando" en las plataformas de otros.

Adele

Adele no permitirá que su última producción discográfica sea reproducida en Spotify.

Pero ¿hacia dónde irá a parar todo esto?

La primera conferencia de prensa de Spotify generó mucha expectativa. En esa ocasión, el fundador de la empresa, Daniel Ek, se paseó por el escenario lleno de emoción.

Todo muy al estilo de Apple y Steve Jobs, pero ¿el anuncio realmente satisfizo las expectativas?

Los clientes de Spotify ahora podrán ver las letras de las canciones al mismo tiempo que las escuchan, encontrar información sobre conciertos o compartir su experiencia por medio de apps hechas por compañías famosas como la revista Rolling Stone.

Lo que muchos se preguntan es ¿cuántas personas usan sus computadoras para interactuar con aplicaciones mientras sus listas de Spotify retumban por toda la casa?

Es difícil ver esto como un elemento que cambie el juego como ha sucedido con otras plataformas como Facebook y Apple.

Pero, en Londres, el jefe de Spotify en el Reino Unido, Chris Maples me dijo que la novedad es algo por lo que los usuarios habían estado clamando.

"Hemos tenido miles de solicitudes de nuestros clientes, esto realmente está fuera de cualquier experiencia".

Pero, con toda seguridad, la clave del negocio es simplemente hacer que la gente pase del servicio gratuito al servicio premium o de pago. ¿Por qué la llegada de las aplicaciones es tan importante?

"Esto motivará a la gente a quedarse con el servicio por mucho más tiempo", me dijo, "e impedirá que la gente busque afuera cosas que no encuentra aquí".

Rechazo

El momento realmente grande en la corta vida de Spotify se produjo durante el verano, cuando su plataforma se lanzó en Estados Unidos.

Con 2.5 millones de consumidores que pagan, algunas de las preguntas sobre su viabilidad como negocio a largo plazo parecen haber desaparecido.

Pero, por otra parte, se oyen con fuerza los rumores sobre el descontento de los artistas que aseguran que apenas están obteniendo unos pocos céntimos por cientos de miles de reproducciones musicales.

Algunos artistas aclamados como Adele o la banda Coldplay decidieron mantener sus producciones afuera del servicio y todavía hay mucho que hacer antes de que el negocio de la música aprenda a querer a Spotify.

Lo que ahora puede presumir es que es la nueva empresa tecnológica más impresionante que ha salido de Europa en los últimos cinco años.

Y junto a Songkick y last.fm, dos compañías londinenses, que contribuyeron con aplicaciones para la nueva plataforma, el anuncio de esta semana de Spotify deja en evidencia que las empresas europeas pueden hacer bastante ruido en la industria musical global.

Siga la sección de Tecnología de BBC Mundo a través de @un_mundo_feliz

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.