BBC navigation

La comida enlatada puede ser peligrosa para la salud

Última actualización: Miércoles, 23 de noviembre de 2011

Científicos en Estados Unidos encontraron un vínculo entre el consumo de sopa enlatada y un incremento en las concentraciones de un compuesto tóxico que se sabe es perjudicial para la salud.

Sopa enlatada

Muchas latas contienen un recubrimiento de resinas de bisfenol A.

Los investigadores de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard, encontraron que los voluntarios que comieron sopa enlatada durante cinco días mostraron un aumento de más de 1,000% en las concentraciones de bisfenol A (BPA) en la orina.

Cuando los mismos individuos comieron una sopa natural durante otros cinco días no se encontró la sustancia.

Tal como señalan los científicos en Journal of the Medical Association(JAMA) (Revista de la Asociación Médica Estadounidense), ésta es la primera vez que un estudio puede cuantificar niveles de BPA en humanos tras la ingestión de productos enlatados.

El bisfenol A, que se utiliza en la producción de productos plásticos y resinas, ya ha sido anteriormente vinculado con efectos perjudiciales para la salud.

La Administración de Alimentos y Fármacos (FDA) de Estados Unidos publicó un informe en 2010 en el que expresó preocupación por los efectos de la exposición de BPA en fetos, infantes y niños pequeños.

Ese mismo año Canadá fue el primer país que declaró al BPA una sustancia tóxica y, junto con parte de la Unión Europea, prohibieron el producto en la producción de biberones.

Las resinas de BPA, sin embargo, continúan utilizándose en otros productos, incluido el recubrimiento de las latas de metal para contener alimentos y bebidas, en botellas de plástico de policarbonato y en selladores dentales.

"Se sabia que muchas latas de comida en su recubrimiento interior contienen materiales que contienen bisfenol A" explica a BBC Mundo el doctor Miguel Porta Serra, catedrático de salud pública de la Universidad Autónoma de Barcelona y autor del libro "Nuestra contaminación interna. Concentraciones de CTP en la población española".

"Pero no es lo mismo saber lo que lleva la lata que lo que lleva la persona".

"Y este estudio es muy interesante y relevante porque mide en condiciones controladas el efecto que esta sustancia tiene en la orina" agrega.

Evidencia "preocupante"

La investigación de Harvard involucró a 75 voluntarios que fueron sometidos a pruebas de orina después del consumo de sopa enlatada durante cinco días.

Se encontró un incremento de 1.221% de BPA, comparado con los niveles de los mismos individuos después de comer sopa natural durante cinco días.

"Hay pocos estudios sobre los efectos dañinos del bisfenol A en humanos, pero los resultados de laboratorio y con animales son sumamente preocupantes"

Dr. Miguel Porta

Estudios pasados en el laboratorio y con animales han demostrado que el BPA es un disruptor endocrino, un compuesto que puede alterar el funcionamiento del sistema hormonal.

También ha sido vinculado en enfermedad cardiovascular, diabetes y obesidad en humanos.

"Ha habido experimentos con ratones a los que se les administra bisfenol A y ganan peso" explica el doctor Miguel Porta.

"Y también se ha visto que el funcionamiento de la glucosa en estos animales se ve totalmente alterado".

Según el experto, aunque los niveles de concentración en la orina que se encontraron en el estudio de Harvard son relevantes, todavía no hay estudios suficientes que demuestren cuál es el nivel que puede llegar a ser tóxico en el ser humano.

Pero estos resultados, dice el experto, son relevantes, dada la cantidad de BPA que se produce en el mundo.

Se calcula que la producción anual mundial es de unos dos millones de toneladas.

Y según el experto, no se descarta la posibilidad de que este compuesto sea un factor que está contribuyendo a la epidemia de obesidad y diabetes que azota al mundo.

"El bisfenol A es uno de los productos químicos que se producen a mayor escala en todo el mundo. Así que no es producto secundario o irrelevante, o un producto que haya sido prohibido hace tiempo" expresa el doctor Porta.

"Hay pocos estudios sobre los efectos dañinos del bisfenol A en humanos, pero los resultados de laboratorio y con animales son sumamente preocupantes" agrega.

"Algo tiene que estar detrás del aumento de la obesidad y diabetes en el mundo, y hay mucha evidencia que muestra que el bisfenol A podría ser lo que llamamos obesogénico, es decir que podría causar obesidad y diabetes".

"Y esto es sumamente preocupante" agrega el experto.

Los científicos de Harvard recomiendan a la industria que considere eliminar el BPA de sus productos enlatados.

Y ahora esperan llevar a cabo más estudios para observar si las concentraciones de BPA en la orina son temporales y cuantificar el tiempo que permanecen en el organismo.

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.