BBC navigation

Amigos épicos para ayudar a jóvenes con problemas mentales

Última actualización: Domingo, 30 de octubre de 2011
Depresión

Muchos menores de 16 años sufren desórdenes mentales diagnosticables.

Fatima ha pasado las últimas 12 semanas alejada de su familia y amigos intentando controlar los demonios que tiene en su cabeza.

"Las voces empezaron diciendo 'soy tu mejor amigo', entonces se pusieron agresivas y luego todo empeoró", explica la joven.

Su voz se va apagando a medida que regresan los recuerdos de esa época de su vida.

Fatima tiene sólo 16 años.

Estaba preparando los exámenes de secundaria cuando el estrés se volvió insoportable y empezó a oír voces. La presión por tener éxito, la ansiedad sobre su propia imagen y problemas familiares se combinaron hasta llevarla a un estado de trastorno y fragilidad.

Estuvo padeciendo psicosis durante todo el verano antes de terminar desesperada en los servicios de emergencia.

Un asistente social le recomendó visitar un centro especializado en el tratamiento de niños y jóvenes que padecen problemas mentales.

En el Becton Lodge de Sheffield, en el norte de Inglaterra, le dieron medicación para tranquilizarla y la obligaron a aceptar que tenía un problema.

"Lo más duro fue darme cuenta de que estaba enferma. Eso fue un gran paso".

"Tengo mucha ayuda aquí. Trato de entenderme a mi misma y la manera de controlar esa voz", cuenta.

"Ahora sé que la voz no puede hacerme daño y sé que puede superarlo".

Lejos de los amigos

Fatima no está sola en su experiencia.

La organización de salud mental británica Youngminds asegura que uno de cada diez niños de entre 5 y 16 años sufre un desorden mental diagnosticable.

"Los jóvenes a menudo buscan ayuda en sus amigos. Los amigos son los que se dan cuenta si uno no está comiendo o se está volviendo solitario. Hablan más con gente de su edad que con sus padres, aunque los padres pueden a veces menospreciar lo importantes que son"

Gill Crow, psicóloga clínica

Una investigación reciente llevada a cabo en Sheffield sugiere que el 12% de los estudiantes de secundaria afirman sentirse muy tristes o deprimidos la mayoría de los días.

Lo que Fatima más echó de menos en los días más difíciles de su psicosis fue la ayuda de sus amigos.

"Perdí a mis amigos. Perdí el contacto con todos ellos. No entendían bien lo que me estaba pasando y tampoco podía explicárselo".

Una nueva página de intenet llamada clic Epic Friends (amigos épicos) intenta que la situación de gente como Fatima cambie.

Fundada por el Hospital Infantil de Sheffield, quiere proporcionar información clara para que los jóvenes sepan qué hacer si sospechan que uno de sus amigos está sufriendo de ansiedad o depresión.

Un amigo "épico" es un alguien que se da cuenta de un problema y está preparado para escuchar, según se dice en la página de internet.

Gill Crow, psicóloga clínica de la Fundación Infantil de Sheffield, fue quien tuvo la idea de poner en marcha la página.

Asegura que los amigos son muy importantes en el universo de los jóvenes.

"Los jóvenes a menudo buscan ayuda en sus amigos. Los amigos son los que se dan cuenta si uno no está comiendo o se está volviendo solitario. Hablan más con gente de su edad que con sus padres, aunque los padres pueden a veces menospreciar lo importantes que son".

"La adolescencia es un periodo muy complicado de la vida. Muchos sentirán ansiedad por algún motivo. Lo peligroso es que entren una espiral negativa, volviéndose más y más ansiosos", asegura Crow.

Intervención temprana

Página de Epic Friends

La página de intenet Epic Friends intenta que la situación de gente como Fatima cambie.

La página de internet Epic Friends promociona la idea de que reconocer que se tienen un problema y hablar de ello con un amigo o con un experto supone ganar media batalla.

Y un buen amigo es ese que puede dar consejo o escuchar.

La página de internet da consejos sobre cómo afrontar los momentos difíciles de la vida, "moviéndose, siendo creativos, abrazando a alguien, encontrando tiempo para uno mismo y dejando saber a la gente si se está pasando un mal momento".

Lucie Russell, directora de campañas de Youngminds, se hace eco de la filosofía de la página.

"Sin apoyo, los jóvenes se ven a menudo obligados a hacer frente en solitario a asuntos como las autolesiones, los desordenes alimentarios o la depresión, justo cuando están atravesando los años más turbulentos de sus vidas", asegura Russell.

"Se ha de dar más apoyo a los servicios que hacen intervenciones tempranas y dan apoyo emocional antes de que los problemas de salud mental se conviertan en crónicos".

"Demasiados servicios de salud mental para jóvenes y adolescentes se limitan a ayudar a los jóvenes cuando estos ya están muy enfermos. Si fueran capaces de intervenir antes, se evitaría que los problemas de los jóvenes se vuelvan más severos y discapacitantes a medida que se hacen mayores", concluye.

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.