Reducen la deuda de Grecia a la mitad, ¿se salvó el euro?

Última actualización: Jueves, 27 de octubre de 2011
La canciller alemana Angela Merkel y el presidente francés, Nicolas Sarkozy

El encuentro de este miércoles en Bruselas se prolongó durante más de diez horas.

Tras una reunión maratoniana que se prolongó durante más de diez horas, los líderes de la eurozona anunciaron en la madrugada de este jueves un acuerdo para intentar poner fin a la crisis de la deuda que afecta a varias naciones europeas y que amenaza el futuro de la moneda común.

En el pacto alcanzado en Bruselas, destaca la decisión acordada por los jefes de gobierno y la banca privada de reducir el monto de la deuda de clic Grecia en un 50% (unos US$140.000 millones).

En julio pasado, la banca ya había aceptado pérdidas del 21% sobre los bonos soberanos helenos ante las dificultades de Atenas para hacer frente a su deuda. Finalmente, la quita ascenderá al 50% y será clic voluntaria.

Además de la reducción del valor nominal de la deuda griega, los líderes de la eurozona acordaron recapitalizar los bancos de la región con 106.000 millones de euros (unos US$150.000 millones), elevando las exigencias de capital de máxima calidad de las instituciones financieras hasta el 9% antes de julio de 2012.

También decidieron aumentar la dotación del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) para que su capacidad de intervención alcance hasta un billón de euros (US$1,4 billones).

Los puntos destacados del acuerdo

  • Redución del monto de la deuda de Grecia en un 50%.

  • Recapitalización de los bancos de la región, elevando las exigencias de capital de máxima calidad de las instituciones financieras hasta el 9%.
  • Aumento de la dotación del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) hasta 1 billón de euros (US$1,4 billones).

"El trabajo efectuado por Europa ha estado a la altura de las circunstancias", aseguró el presidente francés, Nicolas Sarkozy, al término de la reunión.

Por su parte, el primer ministro griego, Yorgos Papandreu, aseguró que su país "habría colapsado" de no haberse alcanzado un acuerdo.

"Ha llegado un nuevo día para Grecia, esperemos que también sea un nuevo día para Europa y que lo peor haya pasado", declaró Papandreu, quien también aseguró que "la reducción de la deuda dará un respiro a los ciudadanos y a la economía real".

"Decisión contundente"

Análisis

Hay grandes números en el acuerdo, pero en Grecia, el titular será el de la quita de un 50% de su deuda soberana, aunque no se hayan pactado los detalles financieros.

Incluso si sale todo bien, el objetivo es conseguir que su deuda pública se reduzca hasta el 120% del PIB para 2020: el nivel actual de Italia, algo que todavía será un serio problema.

Y sigue pendiente la cuestión de si un billón de euros será suficiente. Muchos expertos querían ver al menos el doble. Muchos, además, querían ver al Banco Central Europeo en el centro de la acción, hecho que fue descartado por los temores alemanes a las potenciales consecuencias inflacionarias.

Así es que los países de la eurozona no han movilizado el enorme músculo financiero que podrían. Pero es sustancialmente una demostración de fuerza mayor que la de ocasiones anteriores.

Según Sarkozy, el acuerdo alcanzado por los países del euro supone una respuesta "creíble y ambiciosa" a la crisis de la deuda.

Para el presidente francés, el resultado de la cumbre debe "aliviar a todos los que esperaban una decisión contundente de la eurozona".

Lo cierto es que la noticia del acuerdo contribuyó a aumentar la cotización del euro en los mercados asiáticos, al mostrarse los inversores más optimistas sobre las perspectivas económicas para Europa.

En los últimos meses, numerosas voces han acusado a los líderes europeos de no hacer lo suficiente para resolver la crisis de la deuda, incrementando la incertidumbre y la inestabilidad financiera.

Además de las decisiones citadas, los líderes de la eurozona dieron el visto bueno a nuevas medidas de consolidación fiscal por parte de los países que necesitan "finanzas públicas más sostenibles y más reformas estructurales", según explicó el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, en la rueda de prensa que cerró la cumbre.

En este sentido, los líderes europeos mostraron su satisfacción por el "claro compromiso" de Italia para reducir su déficit.

El gobierno de Silvio Berlusconi presentó este miércoles en Bruselas un programa de reducción del gasto que incluye el aumento de la edad de jubilación hasta los 67 años, la venta de propiedades del Estado y la flexibilización del mercado laboral, entre otros.

Según el corresponsal de la BBC en Bruselas, Chris Morris, uno de los motivos de la urgencia para que los líderes europeos alcanzaran un acuerdo era evitar que la crisis que ha llevado a Grecia al borde de la bancarrota se extienda a naciones de más peso, como es el caso de Italia o España.

Cautela

Reacciones

El entrante presidente del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet, dijo que los líderes de la eurozona tomaron decisiones extremadamente importantes, pero que aún falta mucho trabajo.

El jefe del Instituto Internacional de Finanzas -la asociación global de bancos- Charles Dallara, le dio la bienvenida a los anuncios y agregó que el paquete debería fortalecer al sistema bancario europeo.

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, describió las medidas como un plan completo que incluye todos los ingredientes. Aseveró que hay consenso de que debe haber medidas adicionales encaminadas a una mayor integración fiscal de la zona del euro.

El acuerdo fue recibido con cautela por parte de inversores y mercados.

"La idea completa de que estamos llegando a números concretos está funcionando favorablemente", le dijo a la BBC Andrew Robinson, de Saxo Capital Markets.

Agregó que el acuerdo de recorte de la deuda griega en 50% parece un compromiso que funciona tanto para los bancos como para los líderes europeos.

Ese pacto, que era el más conflictivo, eliminó el mayor obstáculo en los esfuerzos europeos para estabilizar el mercado de la deuda.

Apenas se conoció el acuerdo, el euro escaló a su punto más alto en siete semanas frente al dólar estadounidense.

En Asia, los mercados abrieron al alza, y por ejemplo, el índice Nikkei ganó un 0,5%.

Europa es un importante mercado para las empresas asiáticas, mientras que naciones como China poseen grandes activos en euros.

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.