California tiene su polémico Dream Act

Última actualización: Domingo, 9 de octubre de 2011
Estudiantes en reclamo del Dream Act

El gobernador aseguró que esta ley "nos beneficia a todos".

Los estudiantes soñadores de California tienen razones para festejar: el gobernador del estado, Jerry Brown, firmó el proyecto de ley conocido como Dream Act, que había sido aprobado por la legislatura en septiembre pasado.

La norma permitirá que los alumnos universitarios indocumentados, entre los cuales los hispanos son mayoría, accedan a ayudas públicas para financiar su educación superior.

Un comunicado difundido por la oficina de la gobernación tras la firma señaló que la ley "beneficia a todos, dando a los mejores estudiantes la oportunidad de mejorar sus vidas y las vidas de todos nosotros".

Así, a partir de 2013 los jóvenes "sin papeles” de más alto rendimiento en la secundaria podrán postular para becas financiadas con fondos estatales tras ser aceptados en las universidades públicas o los colegios comunitarios de educación terciaria.

"Ir a la universidad es un sueño que incentiva la capacidad intelectual y el pensamiento creativo", expresó Brown.

clic Vea también: Financiación a estudiantes indocumentados pendiente de una firma

Debate nacional

La firma de la norma, conocida como AB131, pone una vez más a California -un estado en el que la población hispana casi equipara a la de blancos no hispanos- en el centro del debate migratorio.

"Ir a la universidad es un sueño que incentiva la capacidad intelectual y el pensamiento creativo"

Jerry Brown, gobernador de California

A nivel nacional, el proyecto de ley que aliviaría la situación de los indocumentados universitarios lleva diez años en debate sin haber logrado pasar por las dos cámaras del Congreso. El Dream Act federal, sin embargo, es más amplio que su par californiano, ya que daría a los jóvenes una vía de acceso a la ciudadanía, si cumplen con requisitos como completar dos años de estudios o servir en las fuerzas armadas, entre otros.

La firma del gobernador Brown para el Dream Act californiano había sido puesta en duda por algunos expertos, ya que representa un alto costo para el estado, en momentos en que la gestión batalla contra un déficit acuciante y está sufriendo recortes de planes sociales y de presupuestos de salud y educación.

El Departamento de Finanzas calcula que el programa necesitará una inversión estatal adicional de unos US$14,5 millones, para beneficiar a unos 2.500 estudiantes.

La mayoría de los legisladores del Partido Republicano votaron en contra de la AB131 y grupos conservadores han argumentado que la ley "fomenta la injusticia” y obliga a los estudiantes estadounidenses a competir por recursos escasos con sus pares sin papeles.

Cal-Grants

Según establece la flamante ley, los indocumentados aspirantes a las becas deberán registrarse en el programa Cal-Grants, un sistema público de asignación de ayudas que el año pasado entregó fondos a 370 mil alumnos de bajos recursos con un costo total de US$1,4 mil millones.

Las estadísticas oficiales señalan que más de 65% de los universitarios estadounidenses recibe alguna forma de ayuda financiera para completar la carrera.

Dream Act (Foto de archivo)

La norma permitirá que los alumnos universitarios indocumentados accedan a ayudas públicas.

Según el gobernador Brown, la incorporación de los sin papeles al plan de beneficios insumirá sólo 1% del total de fondos de que dispone el programa.

Para poder postular, éstos deben habese graduado de una escuela secundaria de California, después de haber recibido educación en el estado por al menos tres años, y deben demostrar que han iniciado un proceso legal para regularizar su situación migratoria así como presentar registros de buen desempeño académico.

"Después de haber invertido 12 años en educar a estos hombres y mujeres jóvenes, que están aquí sin tener la culpa (traídos de niños por sus padres inmigrantes), lo más inteligente que podemos hacer es permitirles que consigan becas para estudiar como cualquier otro”, expresó el legislador demócrata Gil Cedillo, el autor de la ley.

El Congreso californiano ya había aprobado antes otra norma destinada aliviar la situación de estos estudiantes sin permiso, la AB130 -que permitirá solicitar fondos privados o préstamos desde 2012 a aquellos que quieran continuar con su educación-, que ya había recibido la firma del gobernador Brown en agosto pasado.

Posturas encontradas

Dream Act (foto de archivo)

Estudiantes recibieron con beneplácito la firma y detractores dispararon sus críticas al gobernador.

Estudiantes y activistas recibieron con entusiasmo la firma oficial.

"Es un gran día para California, para la educación y para los estudiantes inmigrantes que han mantenido sus fuerzas hasta el final y continúan dando lo mejor de sí al único país que reconocen como su hogar”, expresó Angélica Salas, directora de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Ángeles (CHIRLA, en inglés), en un comunicado enviado a BBC Mundo.

"Para mí tener una ley como la AB131 hubiera sido una salvación. Yo hice toda mi carrera trabajando a tiempo completo para poder pagármela sola, porque mi familia no podía", señaló Alejandra Solorzano, graduada de economía en un instituto de Fullerton, California, quien dialogó con BBC Mundo cuando la ley recibió el voto positivo de los legisadores.

En tanto, los opositores a la norma dispararon sus críticas contra el gobernador.

"Es moralmente erróneo. Hemos creado un nuevo derecho que hará que decenas de miles de pesonas vengan aquí ilegalmente de todas partes del mundo”, señaló a la prensa el congresista republicano Tim Donnelly.

El legislador anunció, de hecho, que propondrá un referendo para rechazar la AB131 y consideró que la decisión le jugará en contra a los demócratas en las elecciones del año próximo.

Contexto

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.